Las plantas medicinales ante los ansiolíticos

PASEO EN EL BOTÀNIC CON:

Silvia Borrás: «Las plantas medicinales pueden ser una alternativa eficaz y saludable para reducir el consumo de ansiolíticos e hipnóticos»

La fitoterapia, integrada en la cultura farmacéutica, es una ciencia milenaria que estudia el uso de plantas medicinales o productos de origen vegetal para prevenir, aliviar o curar enfermedades. Silvia Borrás, mujer joven de San Antonio de Benagéber, siempre ha estado vinculada al ámbito farmacéutico y ha continuado la tradición familiar comenzada por sus padres y su hermano, con los estudios de Grado de Farmacia en la Universitat de València. Apuesta por dar un paso adelante más al dedicarse a la investigación en esta área vinculada con la botánica.

La inspiración Silvia Borrás por la fitoterapia se encuentra en su estudio de algunas de las plantas medicinales utilizadas para tratar las enfermedades del estómago, que constituyó su Trabajo de Final de Grado, dirigido por el profesor Juan Bautista Peris Gisbert. Así, decidió continuar su formación e inició los estudios de la tesis doctoral. En este caso, sin embargo, ha centrado su investigación en plantas medicinales como remedio del insomnio y la ansiedad, “dos enfermedades que se manifiestan con mucha frecuencia al mundo occidental y mayoritariamente en las mujeres, a causa del ritmo de vida actual”.

El paseo en el Jardí Botànic de la Universitat de València con Silvia Borràs tiene una dirección muy clara: el huerto de plantas medicinales, en el extremo norte. Rodeada de melisa, lavanda, hierba luisa, azahar…, explica a Espores que su tesis doctoral sobre plantas ansiolíticas e inductoras del sueño, la desarrolla bajo la dirección de los profesores José Luís Ríos Cañavate (UV) e Isabel Martínez Solís (Cardenal Herrera CEU).

¿Por qué has elegido este tipo de plantas medicinales?

Me resulta muy atractivo descubrir y estudiar las utilidades de algunas plantas para tratar estas patologías. Pueden ser un complemento y, en determinados casos, una clara alternativa a la farmacología tradicional. No podemos olvidar que la composición química de muchos fármacos se basa en las plantas a partir de las cuales se fabrican. Por lo tanto, la ingestión del adecuado preparado de plantas medicinales en cualquier forma farmacéutica y, muy importante, siempre bajo el consejo y la supervisión de un farmacéutico, comportará menos complicaciones, efectos secundarios y colaterales que los fármacos químicos. Todo esto, sin perder la eficacia del tratamiento, es decir, consiguiendo su finalidad terapéutica deseada.

Estás haciendo un estudio de campo, una encuesta, para empezar tu tesis doctoral. ¿Cuál es tu objetivo?

La primera fase consiste en la realización de cuestionarios anónimos en todos los municipios de la Comunidad Valenciana para evaluar cuantitativa y cualitativamente el uso de plantas ansiolíticas e inductoras del sueño de la ciudadanía de nuestra autonomía. Sobre todo, conocer con qué frecuencia, en qué forma farmacéutica y en qué casos. Y una vez se hayan recopilado los datos necesarios, la segunda parte del trabajo de investigación se llevará a cabo en los laboratorios del Jardí Botànic de la Universitat de València.

Silvia Borrás en el huerto de plantas medicinales del Jardí Botànic de la UV. Foto: M.J.P.

¿Prefieres la investigación a la farmacia?

Es un ámbito en el que he vivido desde pequeña, es una profesión fascinante. La oficina de farmacia constituye una forma de ejercicio, pero no el único, como todos sabemos: hospital, análisis, industria, cosmética, salud pública, ortopedia… En los estudios de grado recibimos formación curricular que engloba aspectos de otras muchas profesiones científicas. Pero si hay algo común a todas ellas es que ninguno podría avanzar y ser útil a la sociedad sin un trabajo profundo de investigación, un área que me interesa desde siempre y a la que yo intentaré contribuir con estudios nuevos y prácticos.

Reconoces que eres una persona con curiosidad por el descubrimiento…

Soy curiosa de nacimiento, es cierto. Además, creo, muy sinceramente, que la curiosidad es el motor de cualquier investigación. Sin una investigación honesta e inteligente el mundo estaría todavía como en la Edad Mediana. Por ello, esta tesis es mi personal y modesta contribución al progreso de la farmacia como a ciencia fundamental y pilar básico en la mejora y mantenimiento de la buena salud.

Algún mito sobre las plantas medicinales?

Los mitos precisarían toda una tesis para desmontarlos. Merecen un estudio exclusivo y completo. Todavía queda mucho para hacer.

¿Y una recomendación?

Las plantas medicinales, por su composición, tienen finalidad terapéutica, pero es fundamental saber bien cómo utilizarlas y, siempre, con la recomendación de un profesional sanitario. Tenemos que evitar los consejos venidos por amistades, las redes sociales o una página de Internet.

Enlace a la encuesta

Nota: La encuesta es anónima, de acuerdo con la Ley Orgánica 3/2018 del 5 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal y de carácter voluntario por parte de habitantes de la Comunidad Valenciana mayores de 18 años.

Etiquetas
Periodista ambiental y científica en Cultura y Comunicació del Jardí Botànic. Universitat de València
Compagino mi labor periodística con la docencia en el Departamento de Ciencias de la Comunicación de la Universitat Jaume I y en el Máster de Comunicación Científica de la Universitat Pompeu Fabra. Investigo en #sostenibilidad #ODS #cambioclimático #narrativastransmedia desde el grupo ITACA-UJI y como asociada al BC3. Soy miembro del Living Lab Planeta Debug de videojuegos, cambio climático y arte de la UJI y la Fundación Carasso.

Send this to a friend