Jardinería Plantas

17 Nov 2020

Visitantes de terrazas urbanas III

Aranya tigre
Argíope bruennichi./ opinion.com.bo

Seguimos con el hilo de los visitantes de terrazas urbanas. Aún quedan invitados por conocer y sorprendernos. Algunos hacen una pasada rápida y no los vuelves a ver. Llegan volando, liban y se marchan. Los hay que llegan para quedarse unos días porque encuentran alimento o refugio pasajero. Puede que incluso completen parte de su ciclo de vida. Otros llegan para quedarse como parásitos, y pueden acabar convirtiéndose en una plaga. Éstos últimos los dejamos para otra ocasión.

Mi terraza

La terraza, orientada a poniente y a unos escasos cien metros del Jardí del Túria en València, es un lugar de paso de muchos animales. Quizá sea la razón por la que se pueden ver diferentes especies de invertebrados, como escarabajos, mariposas, abejas, arañas, mantis, … y también aves y algún reptil. Esto dependerá de las especies vegetales ornamentales que se tengan y que ofrecen: polen, néctar, frutos, semillas, … o cobijo. Con un poco de paciencia nos podemos sorprender con parejas curiosas, como la formada por un escarabajo y un aloe, una araña y una lavanda o una empusa y un aveloz.

El escarabajo y el aloe

 Aloe aculeata en maceta./ Carmen López Valiente

Aloe aculeata en maceta junto a una Lantana camara y una Lavandula dentata./ Carmen López Valiente

Ejemplar de Protaetia morio sobre un Aloe aculeata./ Carmen López Valiente

En su etapa de larva puede devorar las raíces de las plantas de jardín o maceteros, ya que es bastante voraz. Si daña las raíces se verá afectada la planta en su conjunto. Por esta razón, podría ser una amenaza importante por partida doble: dañan las raíces porque las consumen en su etapa larvaria y, además, de adultos roen y consumen prácticamente todos los órganos florales.

Ejemplar de Protaetia morio paseando por el suelo./ Carmen López Valiente

La araña tigre y la lavanda

Una tarde, cuando el sol estaba ya bajando vi una tela de araña a contraluz en un ejemplar de Lavandula dentata L. Al fijarme vi que su dueña estaba preparada para cazar, situada en el centro de la telaraña. Era un ejemplar de Argíope bruennichi (Scopoli), conocida vulgarmente como araña avispa o araña cestera. De las numerosas plantas de los maceteros, la araña cestera eligió una Lavandula dentata como base de operaciones. Esta planta pertenece a la familia Labiatae y se distribuye por todo el mediterráneo meridional, desde la Península Ibérica hasta Túnez; por las islas Canarias y en Cabo Verde. El género Lavandula está formado por unas veinte especies, muchas de ellas conocidas popularmente como lavandas. Es muy apreciada en jardinería por su aroma y el color de sus inflorescencias en espiga de color malva. Sus hojas de borde dentado son de color verde intenso cuando son jóvenes y más apagado conforme pasa el tiempo. La floración puede durar varios meses, iniciándose a finales del invierno y prolongándose hasta el otoño. De forma natural se encuentra en zonas de matorral, grietas de rocas, acantilados y lugares pedregosos.

Lavandula dentata cultivada en un macetero (ver también foto 2)./ Carmen López Valiente

La lavanda, también llamada espliego, cantueso rizado, garlanda o alhucema, es perenne y puede llegar a medir casi un metro, formando una mata densa redondeada muy apreciada en jardinería. Requiere unos cuidados básicos como una buena exposición a la luz solar, temperaturas suaves, buen drenaje del suelo y abono líquido cada quince días durante el periodo de floración. No suele tener plagas ni enfermedades, por lo que los tratamientos fitosanitarios son escasos. En algunos lugares se cultiva para la recolección de la flor y su posterior uso en perfumería. También se utilizan algunas partes de la planta en infusión, ya que se le atribuyen propiedades medicinales (antisépticas, antiespasmódicas y tónicas).

Es muy curioso ver en detalle la forma de tejer de la Argíope bruennichi, haciendo telas de forma redondeada, muy transparentes y pegajosas. Las telas son muy resistentes (se estima que un hilo de 1 mm² de sección podría soportar 149kg), más que un hilo de acero. Son fáciles de reconocer porque en la telaraña aparece una banda en zigzag llamada estabilimento, de color blanco, situada por encima y por debajo del centro de la telaraña, punto en el que se coloca la dueña, cabeza hacia abajo preparada para cazar. No esta muy clara su función, pero parece estar implicada en una mejora de la caza ya que estas estructuras reflejan los rayos ultravioleta atrayendo así a las posibles presas.

Argíope bruennichi con la Lavandula dentata al fondo./ Carmen López Valiente

Estas bonitas arañas deben su nombre científico a Argiope, una ninfa, hija de Teutrante, rey de Misia, y de Auge, sacerdotisa de Atena, cuyo nombre significa de ojos brillantes. Los ocho ojos de esta araña brillan en la oscuridad al ser iluminados, debido al tapetum lucidum que cubre el fondo de sus ojos y refleja la luz incidente. Como el de todas las arañas, su cuerpo está dividido en dos segmentos o tagmas: prosoma (o cefalotórax) y opistosoma (o abdomen). La coloración del abdomen recuerda a la de una avispa de gran tamaño, lo cual es una advertencia para los posibles depredadores. Esta especie de araña presenta dimorfismo sexual, las hembras pueden ser casi tres veces más grandes que los machos. Tanto macho como hembra pueden compartir telaraña, pero tras el apareamiento el macho huye porque puede ser comido por la hembra.

Argíope bruennichi con la telaraña instalada entre las inflorescencias de Lavandula dentata./ Carmen López Valiente

La empusa y el aveloz

El aveloz, también conocida como árbol de los dedos, es una especie ampliamente distribuida por las regiones tropicales secas desde África oriental hasta la India. Su nombre científico es Euphorbia tirucalli L. y pertenece a la familia de las Euphorbiaceae.

Euphorbia tirucalli./ Carmen López Valiente

En estado silvestre puede llegar a ser un árbol hasta de 15 m de altura, aunque en cultivo no suele pasar de 4 o 5 m, y si se mantiene en maceta, rara vez supera los 2 m. Los tallos son cilíndricos, de color verde pálido, más o menos grisáceo (glauco); son como dedos finos, de jóvenes, pero forman gruesos tallos leñosos al envejecer. Prácticamente no presenta hojas y las inflorescencias son muy pequeñas. Éstas se sitúan en los extremos de los tallos jóvenes formando unas inflorescencias llamadas ciatos. Cuando los tallos se rompen, la planta libera un látex blanco que se seca en contacto con el aire, y que es muy irritante. No es frecuente verla en jardinería pese a ser muy elegante y muy poco exigente en riegos y cuidados. Pero en el Jardín Botánico de la Universitat de València hay un gran ejemplar.

Euphorbia tirucalli (detalle)./ Carmen López Valiente

Un día mirando el tallo liso y grisáceo del aveloz vi que algo caminaba hacia la parte superior de la planta. De lejos no imaginaba qué podía ser puesto que, por el color, se mimetizaba en el entorno. Al acercarme vi que se trataba de un ejemplar en fase de ninfa de Empusa pennata Thunberg, vulgarmente conocida como empusa, diablillo o mantis palo. Este insecto, de la familia Empusidae, a diferencia de las mantis religiosas, presenta una cresta en la cabeza. Es frecuente en la zona del mediterráneo occidental. Las antenas de las hembras son filiformes y las de los machos plumosas. La coloración puede variar y presentar tonos verdosos y pardos, adaptándose la coloración al medio en el están. Es frecuente encontrarla por herbazales de lugares secos y cálidos. Tiene hábitos diurnos y se mimetiza para acechar a sus presas (moscas, saltamontes, …). Los adultos presentan alas y pueden volar, pero las ninfas son ápteras. Su cabeza es pequeña con grandes ojos compuestos y mandíbula fuerte (es carnívora). El tórax presenta los tres pares de patas característicos de los insectos, pero el primer par está muy separado de los otros dos y es el que utiliza para cazar. Su abdomen es muy curioso, pues presenta tubérculos que se enrollan en estado ninfa o se encuentra extendido en los adultos.

Empusa pennata (detalle de la cabeza de una ninfa)./ Carmen López Valiente

A diferencia de las mantis religiosas, la hembra no mata al macho para comérselo tras la cópula. Es raro que ocurra. Su ciclo de vida es de un año. Tras la puesta de los huevos en una ooteca (depósito en forma de carcasa que protege un conjunto de huevos), nacen unas 30 ninfas que mudan 6 veces hasta convertirse en adultos. Pese a su aspecto fiero, es un insecto delicado que se dejó coger para una sesión de fotos.

Ninfa de Empusa pennata sobre la mesa y sobre la base del tallo de una Euphorbia tirucalli./ Carmen López Valiente

Es sorprendente ver la diversidad de invertebrados que se pueden encontrar en una terraza urbana con plantas ornamentales. El paso, de las cada vez más difuminadas estaciones, permite observar cómo algunos de ellos nos deleitan con su vuelo, con sus colores o, por el contrario, nos arruinan un ejemplar.

Bibliografia

Aloe, [Internet] (Consultado 27 septiembre, 2020) disponible en https://clubsuculentas.com/asphodeloideae/aloe/

Cetonia negra Protaetia morio Fabricius 1781, [Internet] (Consultado 18 de septiembre, 2020) disponible en http://animalandia.educa.madrid.org/ficha.php?id=3179

Protaetia morio Fabricius 1781, [Internet] (Consultado 18 de septiembre, 2020) disponible en https://www.gbif.org/es/species/1080709

Cetonia negra (Netocia morio (Protaetia morio)), [Internet ] (Consultado 21 de septiembre, 2020) disponible en  https://ichn2.iec.cat/Bages/brolles/Imatges%20grans/cNetocia%20morio.htm 

Lavandula dentata L., [Internet] Consultado 27 de septiembre, 2020) disponible en http://herbarivirtual.uib.es/es/general/77/especie/lavandula-dentata-l- 

Lavandula dentata, lavanda o espliego, cuidados, [Internet] (Consultado 26 de septiembre, 2020) disponible en http://www.consultaplantas.com/index.php/plantas-por-nombre/plantas-de-la-d-a-la-l/482-cuidados-de-la-planta-lavandula-dentata-lavanda-o-espliego 

La Argiope bruennichi o Araña tigre un espectacular arácnido, [Internet] (Consultado 27 de septiembre, 2020) disponible en https://costurnatura.wordpress.com/2013/08/01/la-argiope-bruennichi-o-arana-tigre-un-espectacular-aracnido/ 

Empusa pennata (Diablillo), [Internet] (Consultado 12 de octubre, 2020) disponible en https://granadanatural.com/ficha_fauna.php?cod=26 

 

Etiquetas
Doctora en ciencias biológicas por la UV y máster oficial de Nutrición y Salud por la UOC.
Soy profesora de secundaria en el IES EL CLOT de Valencia, forofa de las novelas de Stephen King, de la marcha nórdica y del senderismo en familia y nadadora, ¡muy nadadora!

Send this to a friend