Natxo Lacomba: «Valencia ya avanza hacia la transición ecológica»

PASEO EN EL BOTÀNIC CON:

«El Botànic es un activo principal de València hacia la transición ecológica»

Natxo Lacomba llega al Jardín Botánico en bicicleta, cruzando el centro histórico, desde la plaza de la Limosna, donde se encuentra el Servicio de Emergencia Climática y Transición Energética del Ayuntamiento de València. Lo invitamos a hacer un paseo por nuestro Jardí Botànic, una de las mañanas más frías de este otoño, con motivo de la celebración de la segunda jornada València Cambia por el Clima, que tendrá lugar mañana en formato digital a causa de la Covid-19. Lacomba, jefe de este servicio municipal, ha desarrollado una carrera profesional de tres décadas dedicada a la conservación del medio natural, la gestión de espacios protegidos y especies amenazadas en el departamento autonómico de medio ambiente de la Generalitat Valenciana. Ha sido jefe de sección de Zonas Húmedas y de la Red Natura 2000, responsable de la gestión del Parque Natural de l’Albufera y del Marjal de los Moros de Sagunt. Actualmente, coordina proyectos europeos H2020, como Grow Green o Tomorrow, i también es decano del Colegio de Biólogos de la Comunitat Valenciana y presidente de la Fundació LIMNE.

¿Un rincón del Jardí Botànic?

Todo el jardín me parece un lugar encantador, no podría elegir uno concreto.

¿Qué vínculos tienes con este espacio verde?

Estudié Biología en València a mediados de la década de los setenta, era la época del botánico José Mansanet y del entomólogo Ignacio Docavo. Al Botànic íbamos a hacer prácticas y, más adelante, ayudé a recuperar las antiguas etiquetas de las colecciones de insectos y de conchas que albergaba el antiguo Museo Valenciano de Historia Natural, en un edificio anexo al Jardí. Me fascinaban, especialmente, los árboles gigantescos y los ejemplares relictos que, como el célebre Gingko, me transportaba a épocas pretéritas.

Mañana se celebra la segunda jornada València Cambia por el Clima. ¿Cuál es su objetivo primordial?

Desde el Servicio de Emergencia Climática y Transición Energética queremos fortalecer una alianza ciudadana para la transición ecológica de nuestra ciudad y, para conseguirlo, promovemos la participación de toda la sociedad. València Cambia por el Clima es una iniciativa que se puso en marcha en 2018 con el ánimo de reunir y mostrar acciones y propuestas ante el cambio climático y para avanzar hacia la transición energética de la ciudad.

¿A qué público va dirigida?

El pasado mes de marzo hubo una primera jornada en la que el protagonismo a la hora de reflexionar, proponer y debatir la tuvieron las organizaciones ciudadanas; ahora es el turno de la academia, son las universidades públicas de València la que tienen la palabra, en concreto, el ámbito de la investigación científica para impulsar la transición ecológica de la ciudad.

¿Consideras que hay ámbitos más acuciantes en esta transferencia de conocimiento?

La transición ecológica hace referencia a una transformación imprescindible de nuestra manera de vida hacia la sostenibilidad, nuestra manera de relacionarnos con nuestro entorno y nuestros recursos. Es un camino complejo que hay que recorrer basándose en la ciencia y el conocimiento, pilares en los cuales sustentar las decisiones para una gestión acertada de los recursos y del medio en que desarrollamos todas nuestras actividades. Esa transferencia de conocimiento e información tiene que conseguir implicar todos los sectores de la sociedad.

La jornada se articulará en cuatro ejes…

Se prevé abordar el debate alrededor de cuatro ejes de acción: energía, movilidad, consumo y naturalización, sectores de actividad fundamentales para la transición ecológica de València. La energía está detrás de casi todas nuestras acciones cotidianas, tanto a nivel doméstico como profesional, individual o colectivo; su descarbonización es una condición imprescindible para la neutralidad climática. La movilidad todavía sigue fuertemente lastrada por los combustibles fósiles y condiciona la vida en la ciudad en todos los aspectos desde nuestra salud hasta la calidad del espacio público. Es imprescindible abordar un cambio de modelo a escala metropolitana. El consumo, la alimentación y la producción de residuos son también claves en nuestra forma de vida y nuestros hábitos y comportamientos pueden ser parte del problema pero también de la solución; es otro eje que requiere una profunda revisión. Finalmente, la naturalización de la ciudad y la promoción de las soluciones basadas en la naturaleza en lugar de las denominadas grises o convencionales son también un objetivo del modelo de ciudad que demanda la sociedad, la València verde.

¿Qué aporta el Jardí Botànic en este debate sobre transición ecológica y energética en los campus universitarios?

El Jardí Botànic de la Universitat de València es un hito y uno de los principales activos de València en el camino de la transición ecológica; hace falta no olvidar que, si bien la mitigación -es decir la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero- es uno de los ejes de acción para evitar las consecuencias del cambio climático, el otro es la adaptación. Es decir, el desarrollo de acciones que nos hagan más resilientes y capaces de hacer frente al efecto isla de calor, facilitar la incorporación al subsuelo del agua de lluvia, la multiplicación de espacios que amortiguan el ruido, la contaminación, etc. El Jardí Botànic es un modelo para el desarrollo de la naturalidad urbana porque cumple con ambas funciones: la vegetación secuestra CO₂ al mismo tiempo que nos ofrece todos esos servicios de adaptación que necesitamos incrementar.

Lacomba también es decano del Colegio Oficial de Biólogos de la Comunitat Valenciana. Foto: M.J.P.

Con tu experiencia en el ámbito de la sostenibilidad, ¿dónde nos encontramos?

Hay una creciente demanda social alrededor de una visión de València como ciudad saludable, libre de contaminación, más verde, más natural. El nuevo Plan Verde y de la Biodiversidad que ahora se pone en marcha puede representar la gran oportunidad para mejorar la gestión de la infraestructura verde de València y su área metropolitana, recuperando naturalidad y capacidad de acogida para la biodiversidad nativa, incrementando la conectividad entre espacios verdes urbanos y periurbanos, fomentando las soluciones basadas en la naturaleza y gestionando para restaurar la integridad de los bienes y servicios que esta infraestructura verde comporta y que son clave para mejorar la calidad de vida de la ciudadanía.

También eres decano el Colegio de Biólogos de la Comunitat Valenciana. ¿Cómo se puede implicar este colectivo profesional?

Podría decirse que la biología es una profesión tan diversa como la vida y se desarrolla en campos que van desde la investigación y la sanidad hasta la educación ambiental, la consultoría o la industria. En materia de transición ecológica, la biología tiene mucho a aportar en favor de la restauración de los procesos naturales que son la base de las comunidades biológicas y de la naturalidad que deseamos para nuestro entorno; especialmente, desde una perspectiva dinámica e integradora, como la vida misma.

Esta segunda jornada València Cambia por el Clima, ¿se alinea con los ejes del Plan Verde y de la Biodiversidad?

Totalmente. La transición ecológica de València hace referencia a un cambio de modelo y se apoya en dos pilares básicos: la descarbonización de nuestra actividad y la naturalización de nuestro entorno. El Plan Verde y de la Biodiversidad, promovido desde la concejalía de Ecología Urbana, dirigida por Sergi Campillo, será el instrumento de ordenación que analize y diagnostique la situación actual de la ciudad y proponga los pasos a seguir para conseguir esta naturalidad urbana. La idea de transición ecológica de València gira alrededor de una visión compartida por la inmensa mayoría de la ciudadanía: la de una ciudad saludable, limpia, natural, inclusiva y amable con las personas, especialmente con los cuales requieren más cuidados y atención.

Más información

Etiquetas
Periodista ambiental y científica en Cultura y Comunicació del Jardí Botànic. Universitat de València
Compagino mi labor periodística con la docencia en el Departamento de Ciencias de la Comunicación de la Universitat Jaume I y en el Máster de Comunicación Científica de la Universitat Pompeu Fabra. Investigo en #sostenibilidad #ODS #cambioclimático #narrativastransmedia desde el grupo ITACA-UJI y como asociada al BC3. Soy miembro del Living Lab Planeta Debug de videojuegos, cambio climático y arte de la UJI y la Fundación Carasso.

Send this to a friend