Entrevistas

24 Feb 2020

Entrevista verde a… Susanna Lliberós

Susanna Lliberós

Si os suena la mirada dulce de esta periodista valenciana es porque ha entrado en vuestras casas por la pantalla de la televisión, contándonos noticias de todo tipo. Ahora, su voz nos acompaña por las tardes con el programa de radio Pròxima Parada, de À Punt, donde además de presentadora y locutora, también ha sido redactora, editora y reportera. Hablamos con ella de naturaleza, de cocina y plantas, y de superpoderes ambientales. Eso sí, nos ha faltado hablar de poesía, porque, como buena amante de nuestra lengua, también la ha seducido y es autora de tres poemarios que han recibido diferentes premios.

¿Cuál es tu primer recuerdo de naturaleza?

Pasaba los veranos de la infancia, con mis hermanos y mis primos, en el maset de mis abuelos, jugando entre almendros y datileras, persiguiendo lagartijas y mariposas, atrapando renacuajos en  la balsa y bañándonos con el agua del riego. Si pienso en el primer contacto con la naturaleza recuerdo indefectiblemente aquel pequeño paraíso.

Un lugar verde donde ibas de pequeña.

En Vila-real tenemos un paraje natural precioso, la ermita de la Virgen de Gracia, hay una inmensa pineda. Por allí pasa el río Mijares y hay un también un paseo botánico. Es el gran pulmón verde de la localidad. He pasado allí muchos días de la infancia, pero también de la edad adulta. Ahora voy con mi hija a tirar piedras en el río.

¿Cuál es la última planta que has matado?

De manera inconsciente quizás haya pisado alguna en el último paseo que he hecho por la naturaleza, en la Serra d’Espadà, en el término de Eslida.

Invítanos en tu casa a un menú en el que el plato principal es vegetal… ¿qué nos prepararás?

Una ensalada de endibias con manzana, nueces, parmesano, sal gruesa, aceite de oliva virgen extra y vinagre balsámico. Pero no puesto de cualquier manera, cada ingrediente tiene su lugar y su disposición en el plato. Queda bueno y bonito.

Confiésanos tu pecado insostenible

Consumo agua embotellada y a veces, con las prisas, se me olvida la bolsa de tela o el carro para ir a hacer la compra.

Para ti el invierno es tiempo de…

De constipados, hahaha, pero también de aromas que me hechizan, como por ejemplo el de la leña en el fuego, el chocolate caliente; o de sensaciones que me gustan como el del peso de las mantas sobre el cuerpo…

¿Sabes subir a un árbol?

Sabía. En teoría, si es cómo aquello de ir en bici, todavía podría. Pero lo dejo en entredicho.

Elige tu poder si fueras una súper heroína ambiental.

Sería una superheroína con un desdoblamiento de poderes porque he dudado entre resolver lo que ya hemos hecho mal en la tierra y no hacerlo más. Así que haría primero una buena puesta a punto del planeta y después implantaría en toda la humanidad el chip de la concienciación medioambiental para que actuemos en consecuencia.

¿Con qué aroma vegetal viajas automáticamente en el espacio o en el tiempo?

El olor de la tierra mojada después de la lluvia me hace estremecer, también el del jazmín, este me recuerda Ecuador, allí lo conocen como ‘la puta de la noche’. Pasé un mes hace unos años y por las noches, en la terraza de madera de la casa donde estábamos, su aroma competía en protagonismo con la luz de los tragaluces.

Tres cosas que te llevarías a un Jardín Botánico

Un libro de poesía, una libreta y un lápiz.

Etiquetas
Revista de divulgación científica del Jardí Botànic de la Universitat de València.
Revista de divulgación científica del Jardín Botánico de la Universidad de Valencia

Send this to a friend