Entrevistas

12 Nov 2021

10 preguntas verdes a… Nelo Gómez

En espores nos gusta saber cuál es la relación de los y las protagonistas de nuestro panorama cultural con las plantas, así que hoy llamamos a la puerta de este actor valenciano que ha hecho un pacto con el diablo y parece no crecer y conservar una sonrisa que se lo lleva todo por delante, y no, no estamos hablando de inundaciones aunque aparezcan en la entrevista! Le hemos visto en la televisión, el cine y el teatre, siempre aportando un toque fresco y divertido, pero no contento con eso, también ha hecho publicidad y doblaje, y no piensa parar. Pero como sí que se ha tomado un tiempo para nosotros, nos hemos enterados de sus próximos proyectos y de algunos problemas como jardinero doméstico, y hemos tomado buena nota de recomendaciones literarias y cinematográficas con la naturaleza de fondo. Pero no te contaremos nada aquí, continúa leyendo que no has de esperar a que acabe la publicidad.

Abres los ojos por la mañana y la primera cosa verde que ves es..

Nos están leyendo mayores de 18 años, ¿no? Bueno, siendo realista te diría que las humedades del patio de luces del edificio en el que vivo, pero intentando ser más ecopoético responderé que las plantitas del balconcito donde me tomo el café mañanero.

¿Cuál de las 4 R practicas más? ¿Reducir, reutilizar, reciclar o recuperar?

He reducido las bolsas de plástico hasta no tener (cuando voy a guardar el bañador empapado cada vez que vuelvo de la piscina me acuerdo…). Y reciclo todo gracias a un multicontenedor separador que me regalaron (¡regalad contenedores!).

Un lugar verde al que ibas de pequeño

He crecido en el paraje natural de Les Rodanes de Vilamarxant, en el Camp de Túria. Quiero creer que allí es donde he desarrollado mi faceta de demiurgo. Ahora bien, también estuve en el Benidorm Palace viendo unas varietés que eran muy verdes para niños…

¿Te ha tocado alguna vez hacer de planta en alguna obra de teatro?

¡Poca broma! Durante la carrera de Arte Dramático trabajé mucho el arraigo, donde se hace una analogía con los árboles y los actores para plantar los pies sobre el escenario con seguridad.

¿Eres un #botanicfashionvictim? ¿Estampados de cactus o monstera en tu fondo de armario?

¿El potos que tengo de fondo en la pared del estudio desde donde respondo ahora mismo cuenta? Está bien, tengo una camisa con estampado de hojas siempre disponible, señoría.

¿Cómo te comunicas con tus plantas? ¿Les hablas, les cantas, por WhatsApp?

Debo tener problemas de pareja de con ellas, porque las del balcón se me acaban muriendo al cabo de pocos meses. ¿Las riego poco o las riego demasiado? ¿Están enamoradas de la vecina de los geranios relucientes de fachada y no saben cómo decírmelo?

¿Tienes alguna peli o libro que te haya marcado donde la natura sea la protagonista?

De libros me vienen a la cabeza las montañas del interior de las comarcas del norte de Donde nadie te encuentre de Alicia Giménez Bartlett donde se escondía La Pastora, el desfiladero de muerte en Imposible de Erri de Luca o la taquicardia mientras leía Vuelo 19 de José Antonio Ponseti y me perdía por el Océano Atlántico. De películas, el verdor noruego de Out of nature de Ole Giæver o la aventura en condiciones límite de Into the Wild de Sean Penn. Y de docu, Una vida en nuestro planeta de David Attenborough.

¿Habrá verde en tu próximo proyecto? Cuéntanos algo

¡Sí, mucho! Empiezo los ensayos de La tormenta de Shakespeare, la nueva producción del Instituto Valenciano de Cultura. La acción transcurre en una isla desierta con una tormenta que ríete tú de la DANA. Y vaya, también tengo a la vista un rodaje que transcurrirá todo en un plató de chroma key. ¡Más verde que eso, la lechuga!

El cambio climático ya nos ha llamado a la puerta, ¿llegamos tarde?

Necesito pensar que “Aun no es tarde”, como dice Andreu Escrivà en su ensayo. Si algo me aterroriza es el punto de no retorno de cualquier proceso natural… No es casualidad que el verde sea también el color de la esperanza, ¿no?

Tres cosas que te llevarías a un Jardín Botánico

Un bocadillito de mortadela boloñesa como cuando de nano iba a la montaña, el móvil para hacer una stories fresquita y las llaves, ¡que no se me olviden las llaves!

Etiquetas
Revista de divulgación científica del Jardí Botànic de la Universitat de València.
Revista de divulgación científica del Jardín Botánico de la Universidad de Valencia

Send this to a friend