¡Una de dátiles!

¿Te gustan los dátiles? Pues acompaña a Carmen Lopez en este dulce y nutritivo artículo. Conoce las propiedades nutricionales de los diferentes tipos de dátiles, su origen, los usos y mucho más. Cuando acabes de leer... ¡Verás qué hambre!

La palmera datilera forma parte de la cultura mediterránea desde tiempos inmemoriales. Es importante tanto por el uso gastronómico de sus frutos, como por el significado que le han dado distintas culturas: la vida para árabes y caldeos, la fertilidad en el Antiguo Egipto, el triunfo para hebreos y griegos, sagrada para los fenicios... Su fruto, el dátil, ha sido y es parte de la dieta de todo el circunmediterráneo, siendo muy apreciado por sus valores nutritivos.

 ISS 3381 00444

El Jardí Botànic posee una colección de palmera de 120 ejemplares

 

Un dátil, según el diccionario de la Real Academia de la Lengua (RAE), es un “fruto de la palmera, de forma elipsoidal prolongada, de unos cuatro centímetros de largo por dos de grueso, cubierto con una película amarilla, carne blanquecina comestible y hueso casi cilíndrico, muy duro y con un surco a lo largo“. En el diccionario de la RAE se puede leer también que la palabra dátil viene del catalán dàtil, que a su vez deriva del latín dacty̆lus, y este del griego δάκτυλος dáktylos, que significa propiamente dedo, por alusión a su forma.

 

Variedades y mercado del dátil

Pero no todos los frutos de las palmeras se llaman dátiles, ni todos son comestibles. El fruto de la palmera es una drupa, un fruto carnoso con un hueso en su interior. Generalmente, los dátiles más conocidos son las drupas de la especie Phoenix dactlyfera L. de la familia de las Arecáceas, de la cual hay muchas variedades, consecuencia de haber sido cultivada durante miles de años. Otras especies del mismo género producen también dátiles, pero no son comestibles, como por ejemplo los de la palmera canaria (P. canariensis Chabaud). Los dátiles también son el fruto de palmeras como el palmito o margalló (Chamaerops humilis L), la única palmera silvestre que crece en Europa junto a la palmera de Creta (Phoenix theophrasti Greuter). En el caso del cocotero, Cocos nucifera L., el fruto es una drupa llamada coco del cual se consume el endospermo (copra) y el agua de coco.

 Palmera frutos

Palmera datilera

 

La palmera datilera posiblemente es originaria de la zona del Golfo Pésico. Su cultivo data de hace unos cinco mil años y siempre ha sido de vital importancia para diferentes pueblos. Su cultivo se fue extendiendo hacia otras regiones asiáticas, norte de África, España e Italia. A América, México y Baja California, llegó de la mano de exploradores españoles en el s. XVIII. En el cultivo y producción del dátil es importante la climatología, ya que conviene que la temperatura media anual no baje de los 17ºC. Es una especie dioica, es decir, hay ejemplares macho y ejemplares hembra. Por esta razón, para el cultivo y producción de dátiles, se suele realizar una polinización manual de las flores femeninas. Los dátiles necesitan para madurar entre 5-6 meses, y pasan por diferentes etapas de maduración.

 Tabla 1

Etapas de maduración del dátil en la palmera

 

Actualmente en el mercado mundial se pueden encontrar hasta 300 variedades de dátiles de la especie Phoenix dactlyfera, que presentan diferentes propiedades de sabor, color, tamaño... Por ejemplo, los dátiles se pueden clasificar en secos, semisecos y suaves, en función de textura, grado de humedad y contenido en azúcares.

Una de las variedades más comunes en el mercado es la deglet nour, también llamado “dedos de luz” o “dátiles de la luz”, del árabe دقلة. Se caracteriza por presentar unos frutos que se pueden comer tanto al natural como en platos elaborados, y por un bajo contenido en humedad, que favorece su conservación. Tienen características intermedias de dulzor y firmeza (semisecos), por lo que son muy apreciados y fáciles de conservar. Son originarios de la provincia de Biskra (Algeria), siendo Túnez uno de los principales paieses exportadores del mundo.

 2deglet

Dátil deglet nour / Imagen de Carmen López.

 3medjoul

Dátil medjool. / Imagen de Carmen López.

Otra variedad muy apreciada es la medjool. Los dátiles de esta variedad son muy dulces, con alto grado de humedad y jugosos. Se usan mucho en repostería y con ellos se puede elaborar una pasta para sustituir el azúcar o la miel. Se le conoce como “el rey de los dátiles”. En Marruecos eran cultivados para obsequiar a los jeques árabes, ya que estaban considerados como los más deliciosos. Otras variedades que se pueden encontrar en el mercado son:

- Halawy: de forma alargada y que se utiliza mucho para rellenar con nueces, su sabor recuerda a los caramelos de mantequilla.
- Khadrawy: dátil redondo, con pulpa suave y alto grado de humedad.
- Zahidi: de pequeño tamaño, la menos dulce y la que se utiliza mucho para ensaladas.
- Dayri: de color oscuro y sabor acaramelado.
- Barhee: se consume fresco y tiene la piel crujiente de color amarillo claro.
- Mozafati: también llamado dátil Bam por su región de producción.

 

Propiedades nutricionales

En las tablas siguientes se pueden ver los valores nutricionales de 100 g de dátiles (suelen ser de la variedad deglet nour por se los más abundantes del mercado). Estas tablas son las elaboradas por la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA) y por la Red BEDCA (Base de Datos Española de Composición de Alimentos), son unas de las más utilizadas en estudios clínicos. Los dátiles aportan a la dieta principalmente hidratos de carbono en forma de azúcares simples (glucosa y fructosa). También minerales como magnesio, potasio y calcio, y vitaminas como B6 (piridoxina) y B3 (niacina). Son fuente de fibra, prácticamente no aportan grasas saturadas y son pobres en sodio. 100g de dátiles aportan, según la fuente que se consulte, entre 243-288 kcal. En general es una fruta muy recomendable en dietas hipercalóricas y para deportistas. Por el aporte de fibra tienen un ligero efecto laxante. No es recomendable en personas con diabetes, obesas, que presenten dispepsias y enfermos renales. En este último caso, por su alto contenido en potasio. En algunas personas pueden causar migrañas por la presencia de tiramina, una sustancia vasoconstrictora.

 Tabla 2

Composición nutricional de 100 g de dátiles. Fuente SEH-LELHA

En la de abajo se muestra una comparativa de valores de macro y micronutrientes de las dos fuentes de datos consultadas (*)(**). En ella se aprecian valores significativamente diferentes, principalmente para algunos minerales y vitaminas.

 Tabla 4

Comparativa de valores nutricionales de dos fuentes de datos: * seh-lelha i **bedca.

 

A los dátiles se les atribuyen propiedades relajantes por aportar triptófano, ya que este aminoácido está relacionado con la síntesis de la melatonina y la serotonina. En estudios realizados sobre pacientes, se ha visto que para que se observe acción del triptófano sobre el sueño, debe administrarse una cantidad de triptófano entre 1000-15000mg, nunca inferior 1000 mg. Viendo el aporte de este aminoácido que proporcionan los dátiles, es fácil comprobar que para llegar a los valores de que muestran los estudios científicos se tienen que consumir muchos dátiles. En concreto, un poco más de 8kg de dátiles para conseguir un gramo de triptófano. Si comparamos el aporte de triptófano de los dátiles con otros alimentos comunes.

 Tabla 5

Fuente: El nutricionista de la General

 

Y en España...

También es posible comparar datos entre las dos variedades más consumidas en el mercado español, deglet nour y medjool. Atendiendo a las fuentes de datos consultadas (1), la variedad medjool aporta a la dieta una cantidad ligeramente superior de algunos micronutrientes como Vitamina A y Vitamina B6, y también cobre. En cambio, la variedad deglet nour aporta selenio. En general, los valores de aporte de nutrientes no son muy diferentes. El consumo de una variedad u otra dependerá del propio consumidor. El kg de la variedad deglet nour suele valer entre 5-6 euros, mientras que el kg de la variedad medjool oscila entre 15-20 euros, dependiendo de la marca y el establecimiento. Se suelen comercializar en envases 200-300 g aproximadamente.

 PALMERES1

Imagen aérea del Jardí Botànic. Autor: José Plumed. (Artículo Cultivar un espejismo)

En Europa también hay producción de dátiles. Concretamente se cultivan en el Palmeral de Elche (Alicante), patrimonio de la Humanidad desde el año 2000. El Palmeral de Elche fue creado por los árabes en s. X. y es una plantación de palmeras datileras en parcelas o huertos, siendo “El huerto del Cura” uno de los más conocidos. En Elche se producen los dátiles huerto del cura, que se consumen en frescos y provienen de palmeras plantadas de semilla. Este dátil fresco lleva ya una década como fruta gourmet o de la alta cocina, y es el resultado de proyectos I+D de la empresa “Viveros Huerto del Cura”.

Los dátiles, además de comerse en fresco y en diferentes preparaciones de salsas, postres, etc... también se utilizan para elaborar jarabes como el dibis, que elaborado a partir del jugo que se extrae de los dátiles cocidos en agua. Se utiliza para endulzar diferentes platos. En conclusión, los dátiles son un alimento interesante a incluir en la dieta, a excepción de personas con ciertas patologías. Aportan macro y micronutrientes que ayudan a complementar los requerimientos nutricionales diarios.

 

1: Dátiles deglet nour

2: Dátiles medjool

 

Carmen López Valiente

Doctora en ciencias biológicas por la UV y máster oficial de Nutrición y Salud por la UOC.

Soy profesora de secundaria en el IES EL CLOT de Valencia, runner con mi equipo Redolat Team, forofa de las novelas de Stephen King, del senderismo en familia y nadadora, ¡muy nadadora!