EL JARDÍN EN OCTUBRE

El termómetro se acerca al clima del otoño, tenemos menos horas de luz, y nuestro jardín reclama atenciones al ralentizarse en esta época el crecimiento de las plantas.

Octubre es el mes de la caléndula, y suele ser húmedo en general. Se produce un descenso rápido y gradual de las temperaturas, y se recomienda retomar las tareas del jardín, ya que la planta comienza a entrar poco a poco en letargo. Precisamente son los cambios atmosféricos del otoño los que producen en las plantas una ralentización del estado vegetativo. Los consejos que se dan para este mes también se pueden acometer en los primeros días de noviembre.

 

Es momento de sembrar bellis, caléndula, prímulas, aconitum, adonis, aubrietas o viola tricolor. En otoño se pueden hacer semilleros de clavelinas, pensamientos, clarkias, gazanias, primaveras, aquilegia, arabis, aubrietia, Dianthus plumarius, iberis y salvia. Cubriremos las cajoneras con un vidrio para adelantar la germinación y proteger de las bajas temperaturas a las plántulas. El momento de plantarlas en el jardín es cuando ya tienen entre cuatro y seis hojas.

 

JAR-OTONO1

Semillas de caléndula

 

También iremos extrayendo y sembrando las plantas que son anuales a medida que van terminando la floración. Durante la extracción hay que tener cuidado de que no caigan al suelo las semillas maduras, ya que podrían brotar el año siguiente produciendo un desorden en el jardín. Sólo deben crecer donde hayamos sembrado nosotros.

 

En cuanto a plantar, nos decantaremos por tulipanes, jacintos, narcisos, crocus, violas, bellis, myosotis y alhelíes. Y árboles y arbustos de hoja perenne, cuanto antes para que puedan echar raíces y crecer antes del invierno, y las coníferas en cepellón.

 

JAR-OTONO3

Bulbos de tulipanes

 

Plantaremos árboles ornamentales, árboles frutales, arbustos y rosales. No nos olvidemos cuando plantemos los árboles de limpiar toda la maleza a su alrededor porque son competidores por el agua y los nutrientes del terreno, ni de realizar un buen alcorque o poceta para almacenar el agua de lluvia.

 

Hay que trasplantar las plantas bienales procedentes todas ellas de las siembras de julio o simplemente compradas y trasplantadas dentro de la primera quincena del mes. Desenterraremos las plantas vivaces que se hayan vuelto demasiado grandes, para dividirlas y plantarlas de nuevo.

 

Podemos realizar esquejes, acodos y estacas en arbustos como abutilón, hibisco, abelia, spiraea, berberis, weigela, plumbago capensis, rosales, deutzia, forsythia, etc. Recogeremos las semillas y frutos para plantarlas en primavera. Por ejemplo, en cotoneaster, pyracantha o acebos, se extraen las semillas de los frutos, se guardan en la zona de las verduras de la nevera y se siembran en primavera (lo ideal es mantenerlas a + 4ºC). Hay arbustos de estos, como acebos, que pueden tardar 1 año en germinar, así que paciencia.

 

JAR-OTONO6

Cotoneaster horizontalis

 

En cuanto a bulbos y rizomas, los plantaremos desde principios de mes, sobre todo los que florecerán en primavera, tulipanes, jacintos, crocus, narcisos, ranúnculos, anémonas y escilas. Sacaremos la tierra los bulbos estivales, gladiolos, dalias, cañas indias, begonias, los dejaremos secar y luego los envolveremos en papel de periódico para guardarlos en una caja en un lugar libre de heladas.

 

Riego

Casi nulo, las lluvias del mes suelen ser suficiente, y hemos de controlar la profundidad alcanzada. Las macetas se regarán sin mojar las hojas. Los riegos se van espaciando cada vez más en otoño y dependiendo de las lluvias caídas se puede suprimir totalmente. Por ejemplo, el césped, 2 veces por semana y los arbustos cada 7 o 10 días; cactus y crasas cada 20 o 25 días.

 

Tratamientos

Aplicaremos un fungicida al césped en otoño, por ejemplo, Benomilo o Iprodiona, después de segar. Servirá para tratar o prevenir las enfermedades de hongos más comunes.

 

Poda

Tocan ramas secas de árboles, arbustos y frutales, y cortar los tallos de las cannas, que se sacan o se dejan para el próximo año. También hay que podar árboles y arbustos recién florecidos, y aquellos que han terminado su floración, tales como el hibisco o la lantana, pues el corte estimula el nacimiento de nuevas yemas y brotes. Podaremos las flores marchitas y las hojas sobrantes y las depositaremos en el montón de compost.

 

JAR-OTONO7

 

Recortaremos el césped cada 10/15 días, la grama y el gramón han de cortarse cada 7/10 días. Se deberá recortar el seto de cipreses y cerca del suelo, y también la lavanda, salvia y santolina que ya florecieron durante el verano. Haremos lo mismo con otras perennes de flor.

 

Floración y recolección

En octubre florecen violetas, mimosas, nísperos, galan, datura, erica, calluna, gynerium, acónito, anemona, aster, begonia, capuchina, cannas, fuchsias, gladiolos, clavel, petunia, salvia, statice, verbena, crisantemo y oxalis. Y en nuestra despensa podremos guardar de la recolección remolachas, colinabos, tomates, los últimos higos, melocotones y ciruelas, aceitunas, membrilleros, manzanas y peras, variedades muy tempranas de cítricos, y uvas.

 

JAR-OTONO8

Rosal afectado por Oídio (Sphaerotheca pannosa)

 

Además, nos toca cuidar las rosas, puesto que en esta época suelen seguir en floración y es indispensable aplicar tratamientos específicos, recoger hojas atacadas por enfermedades y quemarlas. Asimismo, se deben cortar los rebrotes silvestres que aparezcan por las raíces y por debajo de los injertos, ya que acabarían agotando las plantas si no se arrancan inmediatamente.

 

Los rosales pueden verse afectados en otoño por los hongos Oidio, Mildiu y la Mancha negra, enfermedades propias de la humedad y la temperatura suave. Emplearemos los fungicidas adecuados y recogeremos las hojas enfermas para quemarlas.

 

Invernaderos, macetas y plantas de interior

Comenzaremos a retirar el sombreado, para dejar pasar la luz cada vez más escasa. Removeremos la superficie de las macetas.

 

Céspedes

Es el mes de acondicionar el césped para el invierno, pues debe estar corto pero manteniendo una capa que proteja las raíces, y es el momento idóneo para realizar resiembras en las calvas que se hayan podido producir. Las hojas secas no deben quedar sobre la superficie para evitar pudriciones.

 

JAR-OTONO4

 

El césped en otoño es propenso a las larvas de la Rosquilla negra, que corroen el cuello y raíces, podemos comprar un producto a base de piretrinas y lo usaremos al atardecer. Otra opción que va muy bien es usar productos que contengan clorpirifos. Los tratamientos hay que repetirlos cada 10 o 15 días.

 

Otras tareas complementarias

Cavaremos los lugares destinados a futuras plantaciones, profundamente, y abriremos los hoyos para la posterior plantación de los frutales, árboles y arbustos. Ataremos los brotes nuevos de las plantas trepadoras al soporte.

 

JAR-OTONO5

 

En cuanto a la limpieza, nos encargaremos de hacer compost con las hojas que caen. Es muy importante recoger las hojas caídas, así como las flores marchitas, teniendo que ser esta actividad sistemática y cuidada con el fin de que los residuos no se acumulen sobre las plantas pequeñas.

 

Podemos aprovechar para ordenar y dividir las plantas tapizantes, además hay que limpiar a fondo las plantas de taludes y separarlas para que no se ahoguen. Y no zarandeemos los árboles para provocar la caída de las hojas, ya que dejaremos heridas frescas en la inserción de las hojas por donde pueden entrar hongos y bacterias.

 

En cuanto a nuestro refranero popular, "Agua del diez al veinte, para todo es conveniente"

Manuel Soler

Jardiner del Botànic de la Universitat de València

Medios