Cabezas de gato en el espolón de Burgos

Paseo del Espolón de Burgos Paseo del Espolón de Burgos

Carmen Lopez nos desvela los secretos de los codiciados paseos sombreados de Burgos. Estos árboles han sido podados con la técnica conocida como cabeza de gato. Lee y descubre cómo trabajar esta técnica y cómo revertirla. 

Cualquier visitante de la ciudad de Burgos sabe de antemano que además de la visita a la Catedral, el Monasterio de las Huelgas o la Cartuja de Miraflores, hay enclaves de la ciudad que no se puede perder. Uno de ellos es el paseo del Espolón, junto al río Arlanzón, y sus alrededores. A finales de la primavera todos los árboles dispuestos en hilera, desnudos, muestran su complicado entramado de ramas fruto de la poda en “cabezas de gato”. Están alineados y conectados gracias a una técnica de poda muy estructurada.

 

cOMPO 1

El Espolón en abril y vistas de alineaciones de plátanos orientales creando bóveda

 

En muchos parques, jardines y calles de diferentes ciudades de España se pueden ver árboles de gran porte alineados y con una poda muy característica. Esta poda, cuyo resultado se deja ver cuando el árbol pierde la hoja, se llama poda en “cabeza de gato”. Antiguamente se utilizaba esta técnica de poda para que el árbol, descopado de forma regular, sacase brotes que se utilizaban para forraje. Actualmente este tipo de poda se usa mucho en jardinería urbana y particular a fin de controlar la dimensiones de las copas.

 

Se puede definir una “cabeza de gato” como una excrecencia resultante de podas repetidas en un mismo sitio. Cuando ocurre esto, se crean una serie de cicatrices en anillo que se fusionan entre si. Esta poda es frecuente que se utilice para mantener la forma de la copa de un árbol, tanto en árboles de sombra como en arbolado urbano y de jardín. El nombre de “cabeza de gato” viene de la formación tipo muñón que ser forma en el extremo de la rama, que recuerda a una cabeza de gato. Este muñón es un punto del árbol en el que se acumulan reservas si se mantiene la periodicidad de la poda. De él crecerán las ramas nuevas en primavera/verano, que se cortarán de forma anual o bianual.

 

Hay especies de uso urbano, de jardines, paseos, calles... que toleran muy bien esta poda en cabeza de gato. De esta forma de puede controlar la copa, reduciéndola y manteniendo la estructura deseada. La poda se aplica a árboles de hoja caduca y con capacidad de compartimentación. Esto significa que son especies en las que la madera que queda expuesta tras la poda (la albura) va cerrando la herida desde el exterior hacia el interior. La velocidad de la compartimentación dependerá del diámetro del corte, la edad y la vitalidad del ejemplar. Cuando se quiere evitar un peso excesivo de las ramas, es interesante aumentar el número de cabezas de gato. De esta forma se consiguen cabezas de gato de calibre menor, con menos peso y con brotes más pequeños, siendo recomendada una distancia de unos 50cm de separación.

 

9fotoPEKCarmenVicedo

Vistas y detalle de alineaciones de plátanos orientales en el paseo junto la calle Fernando Álvarez en Julio. Imagen de Carmen Vicedo

 

Cuando se quieren eliminar las cabezas de gato de un ejemplar, en general, se utiliza la llamada poda inglesa. Se trata de una poda de reducción de copa que tiene en cuenta la estética, detalle que muchas veces se deja de lado. La poda inglesa respeta el porte de la copa del árbol, pero reduciendo sus dimensiones. Esta poda de reducción de copa permite eliminar de forma selectiva ramas con varios objetivos: controlar las dimensiones de los ejemplares dando espacio de seguridad en aceras, cerca de edificios, etc... mantener la estética de la especie y evitar peligros (caídas por sobrecarga, por presencia de ramas muertas, enfermas...).

 

La poda de cabeza de gato se suele hacer de forma anual o bianual, siempre en invierno. En esta estación el periodo de crecimiento es muy escaso y, por tanto, el árbol lo tolera bien. Se puede aplicar desde que el ejemplar es joven, una vez se va estableciendo la estructura año tras año. Los árboles adultos también soportan esta poda, siempre y cuando se hagan las podas de forma progresiva y no agresivas. Lo ideal es empezar con un ejemplar joven, ya que si un buen profesional deja el esqueleto definitivo es más fácil mantenerlo. Este tipo de poda permite realizar formas de una cabeza sobre el tronco, forma de columna, en empalizada o también en bóveda. En este último caso se van uniendo ramas de ejemplares contiguos de igual especie.

 

7foto PEK CarmenVicedo

Vistas de alineaciones de plátanos orientales dispuestos en bóveda en el paseo junto la calle Fernando Álvarez (Burgos) en Julio. Imagen de Carmen Vicedo

 

En general, se puede afirmar es una poda sencilla, ya que no precisa de grandes cortes. Tiene una buena cicatrización y, un detalle importante: gusta a los viandantes. Este tipo de poda puede cumplir un doble objetivo: ser ornamental en los meses en los que el árbol pierde la hoja y crear un dosel sombreado cuando el árbol está con hojas.

 

En muchos jardines públicos de España se pueden ver los resultados de la poda en cabeza de gato aplicadas a ejemplares de plátanos orientales. A lo largo del margen del río Arlazón se observan alineaciones de plátanos orientales que invitan a pasear bajo su dosel. Un lugar en el cual se puede apreciar la poda en cabeza de gato es en el paseo del Espolón, en Burgos. Es un paseo que data de finales del s. XVIII, y muy apreciado en Burgos. Se encuentra junto al río Arlazón, entre el Arco de Santa María y el Teatro Principal.

 

burgos

Imagen de Google Maps

 

La reina Isabel II donó cuatro estatuas (San Millán de la Cogolla y los reyes Wamba, Alfonso VI y Juan II). Se construyó protegido de las crecidas del río. Antiguamente, antes de su construcción, era un paso conocido como el paso de las Acacias, por donde pasaba la carretera de Bayona a Madrid. El Espolón ha visto como se han ido sucediendo momentos de gran esplendor y de decadencia. Ha tenido diferentes remodelaciones a lo largo de su historia y, desde 1931, los plátanos orientales (Platanus orientalis L.) sustituyeron a las acacias y a los tilos. Actualmente hay algunas acacias (Acacia sp) y sóforas (Sthylonolobium japonicum) juntos a los plátanos orientales.

Carmen López Valiente

Doctora en ciencias biológicas por la UV y máster oficial de Nutrición y Salud por la UOC.

Soy profesora de secundaria en el IES EL CLOT de Valencia, runner con mi equipo Redolat Team, forofa de las novelas de Stephen King, del senderismo en familia y nadadora, ¡muy nadadora!