Espores - Manuel Soler
Manuel Soler

Manuel Soler

Jardiner del Botànic de la Universitat de València

Vuelve Manuel, el jardinero-bloguero explicándonos técnicas de reproducción. Veamos las técnicas de multiplicación tanto sexual como asexual.

Manuel Soler, el jardinero-bloguero del Jardí Botànic de la Universitat de València, vuelve con consejos útiles para nuestros jardines. Esta vez, nos introduce en el mundo de los abonos: tipos, procedencia y utilidad. ¡No sólo existe el compost!

Las actividades que podemos aprender para mejorar nuestro jardín son muchas y muy variadas. En esta ocasión os dejamos aquí todos los pasos para realizar vuestros propios semilleros y unas cuantas ideas para conseguir un jardín de flor muy colorido.

En estos últimos 12 meses en Espores os hemos ofrecido consejos para cuidar vuestro jardín en función de la época del año. A partir de ahora, os iremos contando otras actividades que harán aún más provechoso el tiempo que dediquéis a la jardinería.

Empieza el año y enero suele ser un mes incluso más seco que diciembre. Tenemos las temperaturas más bajas del calendario, pero los días empiezan hacerse un poco más largos. Esta hora más de luz y el sol más alto favorecen el que muchas plantas comiencen a despertarse y a prepararse para iniciar su ciclo vegetativo con las primeras floraciones de febrero.

Nuestras plantas se están adaptando a la bajada de temperatura y a las pocas horas de luz. Además se preparan para dejar el otoño y afrontar el invierno. Plantar bulbos que florezcan en primavera, disminuir el riego al máximo, y proteger las nuevas plantas están entre las tareas que debemos ya comenzar.

En este mes solemos notar incluso más humedad que en el anterior, y aunque estamos en otoño, pasó el calor intenso del verano y las plantas disfrutan de una segunda época de crecimiento. Si aumentan las lluvias y hay elevada humedad atmosférica, al unirlo al descenso de horas luz, se reduce la transpiración de las plantas, que se acostumbran gradualmente a la nueva situación.

El termómetro se acerca al clima del otoño, tenemos menos horas de luz, y nuestro jardín reclama atenciones al ralentizarse en esta época el crecimiento de las plantas.

Las vacaciones han acabado pero la buena temperatura no ha desaparecido de nuestro jardín. Plantar las flores adecuadas para seguir teniendo color, seguir con el riego abundante por el calor y aplicar fertilizantes que ayuden a pasar el invierno, son algunas de las muchas recomendaciones de este mes.

Las duras condiciones de los meses de calor nos obligan a aumentar los mimos a nuestras plantas. Grandes cantidades de agua en las horas más frescas, pero sin excesos, poda específica, y buen momento para ponernos con las especies acuáticas.

Página 1 de 2