Los 15 árboles del equipo del Jardí Botànic

Brachychiton discolor 

Con motivo del Día del Árbol, celebrado el pasado domingo 31.01, parte del equipo del Jardí Botànic de la Universitat de València realizó una selección de sus especies predilectas. En esta pieza de la Revista Espores, compartimos sus fotografías y ampliamos la información sobre los 15 árboles seleccionados.

1. Roble de Virginia

La subdirectora del Jardí Botànic, Olga Mayoral, profesora del Departamento de Didáctica de les Ciencias de la Facultat de Magisteri, ha elegido Quercus virginiana porque es un clásico del Jardí, dando la bienvenida; un ejemplar fantástico. Además, el roble de Virginia es una especie referente en la cinematografía de los EEUU.

2. Quercus sp.

Este ejemplar de Quercus sp. es uno de los árboles monumentales del Jardí Botànic con un crecimiento más natural. Nuestra ingeniera agrícola, especializada en arboricultura, Marta Muñoz, destaca su vitalidad, veteranía y arquitectura estructural propia de un desarrollo maduro.

3. Neotipo de Quercus rotundifolia Lam.

Los conservadores del HerbariJesús RieraJavier Fabado, han seleccionado el Neotipo de Quercus rotundifolia Lam., recolectado en el Ragudo del Alto Palancia. Es nuestra carrasca, característica de extensas zonas de la Península Ibérica y norte de África

Es Neotipo porque cuando Lamarck describió la planta, lo hizo sobre ejemplares vivos. En ningún momento, su descripción remite a ningún pliego de herbario ni a ninguna ilustración. Sí apunta que esta especie crece de forma natural en España. Neotipo significa que se trata de un especimen o ilustración seleccionados como tipo nomenclatural cuando no hay material original designado por el botánico o la botánica que describió la especie.

En el artículo donde se tipifica Q. rotundifolia, también se tipifica Q. ballota, y se indica cómo debe denominarse la carrasca en función de si se considera una especie (Q. rotundifolia) o una subespecie (Q. ilex subsp. rotundifolia).

4. Almez

Desde la Biblioteca del Jardí Botànic, Ana MiraJavi Barrachina, han escollit el almez del patio circular de la entrada, muy representativo para ellos y su actividad como servicio. La madera fuerte y flexible de Celtis australis se utilitzaba para hacer herramientas para el campo. 

5. Árbol pica pica

El árbol pica pica es uno de los preferidos de Eva Pastor, bióloga y responsable del Departamento de Cultura y Comunicación nuestro Jardí Botànic. Este ejemplar de Lagunaria patersonii, en el pasillo central, también es muy especial para sus hijos durante sus visitas.

6. Tipuana

La bióloga Anna Nebot actualiza el inventario de plantas del Jardí Botànic. Uno de sus árboles más queridos es Tipuana tipu, de la colección antigua. Observad cómo los rayos solares atraviesan las hojas, ofreciendo numerosas tonalidades de los verdes.

7. Podocarpus macrophyllus

Elisa Caballer, bióloga del Departamento Cultura y Comunicació del Jardí Botànic, le encantan dos Podocarpus macrophyllus que han crecido juntos, formando una maraña boscosa. De origen japonés, sus pequeños frutos parece ‘kodama’ y crean un efecto mágico.

8. Sauzgatillo

Amparo Ibor, coordinadora de servicios en el Jardí Botànic, afirma que las ramas desnudas por el invierno de Vitex agnus-castus parecen estar esperándote para cantarte una nana. Es el sauzgatillo, arbusto mediterráneo, caducifolio con múltiples y curiosos usos medicinales, muchos de ellos, vinculados con la ginecología.

9. Plátano de sombra

El plátano de sombra es un clásico para dar sombra a paseos y avenidas en el Mediterráneo. Luis Blas, técnico especialista en arboricultura, ha optado por Platanus orientalis para subrayar que su madera es de buena calidad, muy valorada en ebanistería. 

10. Olmo del Cáucaso

Amparo Narbona, administradora del Jardí Botànic, guarda un recuerdo especial de Zelcova carpinifolia. Hace muchos años se produjo un estrépito, un enorme estruendo provocado por la caída de una parte de este olmo del Cáucaso, que todavía sigue vivo.

11. Árbol de corteza de papel

Elena Estrelles, conservadora del Banco de Germoplasma del Jardí Botànic, destaca este ejemplar de Melaleuca ericifolia porque es el más retorcido del Jardí. Procedente de Austràlia, el árbol de corteza de papel es muy resistente a la salinidad.

12. Palo rosado

José Plumed, técnico especialista en arboricultura, lo tiene clarísimo. Su predilecto para al Día del Árbol, este ornamental: Ceiba speciosa. El palo rosado puede superar los 30 metros; tiene el tronco con acúleos leñosos y cónicos y hace espectaculares flores color de rosa. Cy-yba: es árbol madre en americio.

13. Algarrobo

El algarrobo es el árbol más estimado por la periodista del Jardí Botànic, Maria Josep PicóCeratonia siliqua, icónica del Mediterráneo, típica del paisaje cultivado en el secano. Muy valorada por su semilla, garrofí (dio nombre al quilate) y de gran potencial para combatir el cambio climático.

14. Acacia cyclops

El Banc de Germoplasma del Jardí Botànic comparte estas semillas de Acacia cyclops por su originalidad. Parecen el ojo de un cíclope y tienen un color muy llamativo con el fin de atraer a los animales y favorecer la dispersión de la especie.

15. Encina

La encina es la presencia del bosque mediterráneo en el Jardí Botànic de la Universitat de València. Quercus rotundifolia Lam. ha sido el árbol escogido por nuestro director, Jaime Güemes. No pierde la hoja y, en un espacio dominado por los caducifolios, ahora, en el invierno, destaca en el centro del Botànic. 

Etiquetas
Revista de divulgación científica del Jardí Botànic de la Universitat de València.
Revista de divulgación científica del Jardín Botánico de la Universidad de Valencia

Send this to a friend