PHOENIX, UN PROYECTO DE INVESTIGACIÓN

Trébol de cuatro hojas, una de las especies investigada en el proyecto Phoenix Trébol de cuatro hojas, una de las especies investigada en el proyecto Phoenix

22 Jardines Botánicos de España y Portugal trabajan juntos para fomentar la conservación de su flora amenazada. El objectivo, reintroducirla en sus hábitats en un futuro

 

Con el propósito de fomentar la conservación de las especies más amenazadas de la flora española, la Asociación Ibero-Macaronèsica de Jardines Botánicos (AIMJB) puso en marcha hace unos años el llamado Proyecto Phoenix 2014, en el cual participan trece jardines españoles y nueve portugueses. Entre ellos está el Jardín Botánico de la Universitat de València, donde desde el Banco de Germoplasma estamos llevando a cabo el estudio correspondiente en nuestra zona.

 

Cada uno de los jardines participantes está encargándose del estudio de 5 especies de plantas, generalmente de su zona, para establecer pautas sobre cómo podemos conservarlas fuera de unas condiciones naturales de crecimiento, es decir, ex situ, para poder reintroducirlas en un futuro en sus hábitats óptimos en las mejores condiciones. Y es que actualmente las poblaciones de todas las especies participantes en el proyecto son muy reducidas en la naturaleza, así que su selección se ha realizado a partir del análisis de la Lista Roja de la flora vascular española (2008) y el Atlas y el Libro Rojo de la flora vascular amenazada de España (2006)

 

¿Qué se pretende?

Los objetivos del proyecto se pueden definir en tres fases. Antes que nada establecer protocolos de germinación y cultivo. Es decir, a qué temperatura germinan mejor las semillas, con qué sustrato crecen mejor las pequeñas plántulas, si requieren algunas condiciones especiales de luz o humedad, o simplemente saber el tiempo que tardan al desarrollar el primer par de hojas. En esta fase también tiene lugar una caracterización de las semillas, que mediante la elaboración de unas fichas permitirá recoger los aspectos y peculiaridades de las de cada especie.

 

PHOENIX8

Recolección de semillas de Ferula loscosii en Villena (Alicante)

 

En segundo lugar hay que conocer el momento del desarrollo de la planta más adecuado para reintroducir con éxito las especies a su hábitat natural. Es posible que una especie se desarrolle mejor con 3 pares de hojas, pero no cuando sólo tiene 1 par, mientras que quizás otra especie sí se desarrolla bien cuando se planta en la naturaleza con 1 solo par de hojas.

 

PHOENIX9

A la izquierda, siembra de semillas de Silene hifacensis en placas a diferentes temperaturas de crecimiento, y a la derecha, recuento de germinaciones días después

 

Por último, se trata también de exponer una muestra de las especies seleccionadas de cada Jardín Botánico, desarrollando un plan de divulgación de las plantas amenazadas. Esta es la aplicación didáctica del proyecto, igual de importante, puesto que en última instancia es muy interesante concienciar a la población sobre la desaparición de nuestra flora y todo lo que esto comporta, contribuyendo a crear una conciencia social sobre el creciente problema que es la pérdida de biodiversidad por causas tanto antrópicas como naturales.

 

¿Y a quién se protege?

Las cinco especies del Proyecto Phoenix 2014 que estamos estudiando en el Jardín Botánico de la UV son muy diferentes entre sí. Por un lado Ferula loscosii (Lange) Willk. Una umbelífera que forma parte de matorrales gipsícolas, y al igual que otras especies que viven en sustratos semiáridos como la tiza, sufre la escasa valoración social de su hábitat, que ha recibido en los últimos años diferentes impactos significativos.

 

PHOENIX10

Ferula loscosii

 

También encontramos Silene hifacensis Rouy ex Willk, conocida en Valencia como esclafidora major o rosada, además de ser un endemismo ibero-balear que crece en fisuras de acantilados costeros. Las poblaciones actuales se están viendo amenazadas por la intensa recolección de ejemplares, lo que ha provocado incluso la extinción de las poblaciones más notables, como la del Peñón de Ifach, de donde recibe el nombre la especie.

 

PHOENIX2

Silene hifacensis

 

En tercer lugar Clematis cirrhosa L, un arbusto trepador que vive en barrancos orientados hacia el mar, donde se enreda sobre matorrales. Por desgracia las actuaciones urbanísticas hacen peligrar las poblaciones existentes. Y a parte está Petrocoptis pardoi Pau, el llamado clavell de roca que es un endemismo de Valencia y Teruel de área muy restringida, y que habita en grietas de rocas calcáreas de la era triásica, donde coloniza paredes verticales. La inaccesibilidad de muchas poblaciones favorece la supervivencia de la especie, pero en los últimos años se han detectado algunos impactos asociados a actividades humanas.

 

PHOENIX7

Petrocoptis pardoi

 

Y por último Marsilea quadrifolia L. El trébol de agua, también llamado trébol de cuatro hojas por su característica apariencia, es un helecho acuático que se encuentra en peligro debido a la intensa actividad agrícola y la contaminación de las zonas húmedas donde habita. En todos los casos, partimos de las semillas que disponemos en el Banco de Germoplasma del JBUV, y en caso de no disponer de ellas hemos salido al campo para recolectar.

 

PHOENIX11

Plantes de Clematis cirrhosa que se encuentran creciendo en sustrato en el invernadero del Botánico

 

Lo que hacemos es sembrar, tanto en placas como en tierra, 100 semillas de cada especie, cultivándolas en condiciones muy determinadas. Las plantas germinadas siguen desarrollándose en el invernadero y progresivamente se irán plantando en la rocalla del Jardín, cosa que nos permite estudiar en qué momento de su desarrollo sería más adecuado reintroducirlas en su hábitat natural. Además, los visitantes del Jardín pueden disfrutar de la exposición de estas especies que raramente se pueden ver a la naturaleza, y finalmente se obtendrán ejemplares adultos que podrán pasar a formar parte de las colecciones exhibidas al público.

 

Actualmente el estudio está en marcha para las 5 especies, pero cada una se encuentra en una fase del Proyecto, así que ya disponemos de algunos resultados. Será muy satisfactorio tener todos los datos y protocolos cuando se pongan en común los estudios que se han sido llevando a cabo en todos los jardines de la Península, esperando que este trabajo ayude a conservar algo mejor la biodiversidad vegetal.

LOGOSMARSILEA

Agraïments: Aquest treball d'investigació ha sigut cofinançat per la Generalitat Valenciana i la Universitat de València

Laura García

Estudiante de Grado en Biología. Realizando el Trabajo de Fin de Grado en el Banco de

Germoplasma del Jardín Botánico de la Universidad de Valencia

Lo último de Laura García

Medios