Árboles solares

Hojas, flores, árboles, la energía solar entra en nuestras vidas con innovadores diseños que tienden a imitar al mundo vegetal. No sólo por la esencia natural que desprenden sino porque son realmente las plantas las que han perfeccionado el aprovechamiento de la luz solar.

Imaginad que estáis a punto de quedaros sin batería en el móvil y estáis esperando una llamada importante o tenéis que terminar un trabajo y a vuestra tablet o portátil le quedan pocos minutos de vida... lo que daríais por un enchufe! ¿Y si pudiérais cargar vuestros dispositivos fácilmente y además con energía solar, limpia, gratuita y sostenible?. Ésta es la propuesta de Alba Escrig y Fernando Tomás, dos estudiantes de Diseño Industrial de la Universidad Jaume I de Castellón (UJI) que proponen un nuevo concepto para el mobiliario urbano al servicio de las nuevas tecnologías, los Árboles solares.

 

SOLARES16

 

Unas estructuras de 4m de altura y en forma de árbol, que captan la radiación solar para transformarla en energía eléctrica a través de diferentes placas fotovoltaicas instaladas en sus ramas. Además, disponen de una base de madera a modo de banco donde poder sentarse tranquilamente a cargar nuestros aparatos mediante puertos usb o el convencional enchufe. Tienen una autonomía de 6 horas y por la noche se convierten en farolas iluminando incluso más que las normales, de luz anaranjada, ya que sus bombillas son tipo LED, de luz blanca, y con el ahorro energético que suponen ya que no dependen de la red eléctrica.

 

De momento se han instalado únicamente dos árboles solares, uno en el campus de la UJI y otro en Espaitec, el Parque Tecnológico y Empresarial de la Universidad, pero la idea es comercializarlos para que puedan instalarse en las plazas, calles o avenidas de cualquier ciudad, y más en la Comunidad Valenciana que por localización y climatología disponemos de una gran potencial en lo que a aprovechamiento de energía solar se refiere.

 

SOLARES17

Campus de la UJI


Un proyecto financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), y que está enmarcado en el eLivingLab. Una iniciativa promovida por la UJI y Espaitec que pretende crear un espacio de aprendizaje experimental para impulsar y extender la capacidad creativa e innovadora, a nivel tecnológico, de los estudiantes y las empresas que forman parte del complejo.

 

Además de los árboles solares, en el eLivingLab se están realizando otro tipo de proyectos como el de "Huella ecológica" de 4TIC, que permite controlar a tiempo real las emisiones de los vehículos que utilizan el campus, el de Xop Física que ha instalado un sistema de control de riego, conductividad y humedad en diferentes instalaciones, o la propuesta de Cognitive Robots que ha desarrollado dos robots de telepresencia para ubicarlos en la recepción y la sala de videoconferencias de espaitec. Todo un campus inteligente que pretende extrapolarse después a la ciudad de Castellón y a su província.

 

Imitando a la naturaleza

Pero el concepto de estructuras con forma vegetal que aprovechen la energía solar no es algo nuevo. Es lógico, si pensamos en que es la base de su existencia ya que para poder fabricar su propio alimento, deben captar la radiación del sol y transformarla posteriormente a través de la fotosíntesis. El año pasado, Aidan Dwyer de 13 años ganó el Premio a Jóvenes Naturalistas del Museo de Historia Natural de NY, al descubrir que las placas solares son más eficientes si se disponen como las ramas y hojas de los árboles, y que curiosamente lo hacen siguiendo la conocida sucesión matemática de Fibonacci, muy común en la naturaleza. Todo un hallazgo que le ha llevado ya a conseguir una patente a tan corta edad.

 

SOLARES1

Aidan Dwyer


Y es que la naturaleza siempre ha servido de inspiración a ingenieros, inventores y diseñadores a la hora de crear sus diferentes proyectos, ya sea a nivel estético para evocar su esencia, o por la eficiencia de su diseño, fruto de millones de años de evolución.Pero en cuanto a árboles, plantas y flores solares ya podemos encontrar en el mercado un sin fin de diseños con diferentes usos, siempre enfocados a aprovechar la fuente energética más renovable que existe, el sol, para hacernos la vida un poco más fácil sin renunciar a la sosteniblidad.

 

SOLARES2

Solar sunflower

 

XD Design nos propone "Solar sunflower" y "Solar Suntree", dos cargadores solares para poner a punto nuestros dispositivos móviles, mp3 o ipods. El primero, con forma de girasol dispone en su base a modo de maceta de una placa solar, mientras que el otro es un pequeño árbol de bambú con plaquitas fotovoltaicas dispuestas por sus ramas imitando el efecto de las hojas.

SOLARES3

Solar suntree


Ambos tienen una salida de USB para conectar los gadgets y, aunque están diseñados para aprovechar al máximo radiación solar, siempre es recomendable situarlos cerca de una ventana como si de una planta de verdad se tratase. Un toque de diseño en nuestra casas que nos evita además el efecto antiestético de los cables. Una idea que también ha llevado al mercado Vivien Muller con "Electree", a modo de bonsai, eso sí, hay que tener en cuenta que en todos ellos el tiempo de carga siempre será mayor que si los conectáramos directamente al enchufe.

 

SOLARES4

Sunny flower


Pero si buscamos algo más práctico para poder llevarlo siempre con nosotros o cuando estemos en plena naturaleza, podemos recurrir al "Sunny flower" del diseñador chino Fandi Meng. Funciona desplegando sus pétalos fotovoltaicos y exponiéndolos directamente a la luz solar que almacena en su batería, e incluso se puede pegar directamente sobre superficies de cristal, por ejemplo la ventana de un coche o del tren para aprovechar el tiempo mientras estamos de viaje.

 

Y para el próximo verano, el "Portable solar tree", que aunque en apariencia no se asemeja mucho a un árbol está pensado para su uso en la playa. Su tronco se clava en la arena y tiene diferentes salidas de corriente para conectar nuestro reproductor de música o el teléfono. Aunque lo mejor de la playa, ¡es la playa en si! por lo que deberíamos disfrutar mejor del paisaje y dejar al margen los aparatos electrónicos por un día. Lo dejaremos para casos de emergencia.

 

SOLARES5

Portable solar tree


En lo que se refiere a mobiliario urbano, también encontramos un amplio abanico de propuestas. Con diseño menos atractivo que el Escrig y Tomás, encontramos el "Black Tree" del arquitecto serbio Millos Milivojevic que ya podemos encontrar en algunos parques de Belgrado. Su funcionamiento es el mismo que el propuesto desde la Uji sólo que con la ventaja de que al disponer de una única placa de grandes dimensiones también permite dar sombra a los usarios que decidan sentarse en su banco a utilizarlo.

 

 

SOLARES6

Black Tree


Lo único es que no tienen la función de iluminar también por la noche. Para eso tenemos las "Solar tree" de Artemide que ha causado sensación en la Semana del Diseño de Clerkenwell, Londres, este año. Un árbol solar de Ross LoveGrove que se asemeja más a una plata de cinco metros de altura con tallos largos de color verde formado por tubos de acero curvados. Dispone de varias células solares y de lámparas LED, y puede funcionar hasta en condiciones adversas de iluminación.

 

SOLARES7

 

{hwdvideoshare}id=77|width=560|height=340{/hwdvideoshare}

 

Pero si lo que buscamos es conseguir una iluminación nocturna menos intrusiva y más integrada en nuestros parques y jardines tenemos los "Invisible Streetlight", la propuesta de Jongoh Lee galardonada con el prestigioso premio IDEA (International Design Excellence Awards). Un alumbrado con forma de hojas que se integra fácilmente en las copas de los árboles entrelazándolos entre sus ramas a través de su cuerpo flexible. Durante el día guardan la energía del sol para devolverla durante la noche, activándose a través de un sensor.

 

SOLARES9

SOLARES10

Invisible Streetlight

 

Y si queremos ir más allá tenemos las farolas MANGO, que para definir su forma se han inspirado en la hoja y el tallo del mango. Además de captar la energía solar permiten recoger el agua de lluvia alimentando una micro-turbina hidráulica que también generará energía, y qu está pensada para zonas de clima monzón. La iluminación también corre a cargo de lámparas LED, que consumen menos que las convencionales.

 

SOLARES11

SOLARES12

Fanals Mango

 

Inspirándose en otra especie en concreto, en este caso el DRAGO, llegan los Treepods. Además, de servir como farolas gracias a sus placas solares, superan el parecido estético siendo capaces de recoger el CO2 del aire y trasnformarlo en oxígeno. Árboles artificiales pensados para zonas asfaltadas, donde no haya cabida para las especies vegetales naturales, que limpian el ambiente contaminado por las emisiones de los coches. De noche son todo un espectáculo de colores que nos recuerdan a los superárboles solares del Gardens by the Bay en Singapur, de los que ya os hablamos en otro artículo.

 

SOLARES13

SOLARES14

Treepods

Y precisamente son los coches pero eléctricos lo que ha llevado a Neville Mars ha diseñar los "Solar Forest", bosques de árboles solares pensados como zonas de recarga de los vehículos, con placas que van cambiando su orientación a lo largo del día para captar mayor cantidad de luz solar. Además, sus grandes placas a modo de copas proporcionarían sombra y el complejo en su conjunto se podría utilizar como parking de estacionamiento simultáneamente.

 

SOLARES15

Solar Forest

Diferentes propuestas, algunas todavía en fase de prototipo, pero bajo el único objetivo de acercar la energía solar a nuestra vidas para que todo el mundo pueda beneficiarse de esta fuente energética renovable y más en el Año de la Energía Sostenible para Todos.

Elisa Caballer

Licenciada en biología y ciencias ambientales. Técnico de Cultura y Comunicación al Jardí Botànic de la Universitat de València

Medios