Young innovators. Estudiantes de secundaria frente al cambio climático

Participants en la jornada del Young Climathon que es va celebrar al Jardí Botànic de la Universitat de València el passat novembre. / Abel Cerdà Participants en la jornada del Young Climathon que es va celebrar al Jardí Botànic de la Universitat de València el passat novembre. / Abel Cerdà

Los jóvenes han elevado su voz contra el cambio climático. Incluso la revista Time ha elegido “Persona del año 2019” a la joven sueca Greta Thunberg, de 16 años. Si algo ha quedado fuera de duda en los últimos tiempos es que la juventud está preocupada por el futuro del planeta y dispuesta a luchar para que el modelo de sociedad actual sea más sostenible.

El presente artículo relata cómo se ha organizado un proyecto destinado a abordar cuestiones relacionadas con el cambio climático y la transición a la sostenibilidad con alumnado de educación secundaria en la Comunidad Valenciana. El programa Young innovators, promovido por la Unión Europea, ha permitido implementar una hoja de ruta diseñada desde el Departamento de Didáctica de las Ciencias Experimentales y Sociales de la Universitat de València, en la que ha jugado un papel esencial el profesorado, tanto en formación como en activo. Una parte esencial de la actividad se ha desarrollado en el entorno privilegiado del Jardí Botànic de la Universitat de València, donde más de 220 jóvenes de educación secundaria trabajaron en Soluciones Basadas en la Naturaleza (SbN) para mitigar y adaptar las ciudades a los efectos del cambio climático.

 

Sostenibilidad y educación

Cuando se abordan los grandes problemas que asolan a la humanidad, la búsqueda de soluciones suele desembocar en la necesidad de una educación y enseñanza adecuadas que permitan que las nuevas generaciones estén formadas y dispuestas a dar pasos para ofrecer resultados. Por ello, el ámbito de la educación debe asumir el reto de formar a la ciudadanía del futuro, pero también a la del presente, puesto que el alumnado de diferentes edades forma parte plena de la sociedad. En este sentido, la situación de emergencia planetaria en la que nos hemos zambullido en estos últimos decenios, ya señalada por Rodger W. Bybee en 1991, nos debe poner en acción para realizar una transición hacia la sostenibilidad.

 

mans amb planta

Freepik

 

La aprobación por Naciones Unidas en 2015 del documento “Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible” sentó las bases para abordar a través de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) los desafíos sociales, económicos y medioambientales a los que se enfrenta la humanidad. Incorporar la sostenibilidad a través del objetivo específico de una educación de calidad (ODS 4) permite que esta sea reconocida como una dimensión transversal desde la que abordar la mayoría de las actuaciones docentes.

Es importante señalar los esfuerzos realizados desde finales del siglo pasado, destacando la Celebración de la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro en 1992 que supuso un punto de inflexión en el reconocimiento del papel de la educación para avanzar hacia la sostenibilidad. Desde el ámbito educativo, uno de los principales esfuerzos globales para abordar esta situación fue la proclamación por Naciones Unidas de la Década de la Educación para el Desarrollo Sostenible (2005-2014), con el propósito de implicar al conjunto de la población en la cada vez más urgente transición a la sostenibilidad, desde todas las áreas de conocimiento y todos los niveles educativos, tanto de la educación formal como de la no reglada.

 

canvi climàtic

Freepik

 

Si bien parece haber un consenso en la necesidad de que todos estos llamamientos impregnen los diferentes sistemas educativos, se plantea el gran reto de cómo llevarlo a cabo. ¿Cómo debe abordar estas cuestiones el profesorado de infantil, primaria, secundaria o universidad en las diferentes asignaturas? ¿Hasta qué punto los libros de texto ayudan a incorporar la sostenibilidad? ¿Cuánto puede o debe incorporar cada profesor o profesora de “cosecha propia” para enriquecer las propuestas didácticas? ¿Hasta qué punto cuenta el profesorado con los conocimientos, destrezas y herramientas necesarias para abordar cuestiones de gran complejidad? En este sentido, la formación del profesorado, tanto inicial como continua, debe jugar un papel preponderante.

 

Cambio climático

El cambio climático es uno de los problemas a los que se enfrenta la humanidad. Existen numerosos estudios que alertan de su gravedad y, en particular, de la rapidez con que está afectando a todos los ecosistemas. Recientemente, un artículo firmado por más de 10.000 científicos y científicas realizaba una declaración clara e inequívoca de la emergencia climática actual del planeta.

 

no planet b

Freepik

 

A pesar de los numerosos llamamientos, así como de su presencia cada vez mayor en los medios de comunicación, la problemática asociada al cambio climático tiene aspectos que resultan poco claros (los efectos sobre la salud), creencias erróneas (como, por ejemplo, la asociación causal entre el adelgazamiento de la capa de ozono y el cambio climático) y valoraciones desajustadas (sobre si hay urgencia o no de actuar). Todo ello vuelve a destacar la necesidad de poner el foco en la educación comprometida con la transición hacia la sostenibilidad que promueva una ciudadanía competente, entendiendo la competencia como ese espacio tridimensional del individuo en que existe un equilibrio entre lo que sabe (conocimientos), sabe hacer (procedimientos) y sabe ser (actitudes). Se deben trabajar, al margen de los conocimientos teóricos, cuestiones tan esenciales como el pensamiento crítico y la capacidad de pasar a la acción.

 

Young Innovators en la Universitat de València

Partiendo de la base de que los jóvenes serán los más afectados por el cambio climático, al tiempo que son la clave para los cambios a gran escala, se creó Young Innovators, un programa de acción climática para las generaciones futuras. Se trata de la única iniciativa en Europa que une a estudiantes, escuelas, ciudades, gobiernos y empresas para impulsar la acción climática.

El proyecto Young innovators ha sido creado por el EIT Climate-KIC, la Comunidad Europea de Innovación y Conocimiento (Knowledge Innovation Commnunity – KIC) que trabaja para acelerar la transición hacia una economía libre de emisiones de carbono. Con el apoyo del Instituto Europeo de Tecnología, EIT Climate-KIC identifica y apoya la innovación capaz de mitigar el calentamiento global y combatir el cambio climático.

 

Young Climathon Valencia

Uno de los equipos presenta las conclusiones de grupo durante la jornada Young Climathon celebrada en València el pasado 29 de noviembre. / Abel Cerdà

 

Young innovators trabaja para coordinar al sector de la educación y al profesorado como multiplicadores del cambio, para incorporar los retos del cambio climático a los centros educativos.

En 2019 el Jardí Botánic de la Universitat de València, junto con el Departamento de Didáctica de las Ciencias Experimentales y Sociales, ha iniciado una colaboración con EIT Climate-KIC a través del proyecto Young innovators. Se ha trabajado con alumnado y profesorado de cinco Institutos de Educación Secundaria (IES Benlliure, IES Enrique Tierno Galván, IES Serpis, IES Sorolla, IES Vall de Segó) en un proceso de formación y empoderamiento para la toma de decisiones y para liderar una sociedad próspera, inclusiva y resiliente, basada en una economía circular con bajas emisiones de carbono.

El objetivo del proyecto es abordar los problemas socioambientales y, en particular, el cambio climático, valorando su gravedad actual, haciendo hincapié no solo en las consecuencias para el medioambiente sino también en sus implicaciones sociales. Una de las singularidades del proyecto en la Universitat de València es la implicación de alumnado y profesorado de diferentes IES, así como de profesorado en formación, concretamente del Máster Universitario en Profesor/a de Educación Secundaria. De este modo, se trabaja en el ámbito de la educación secundaria del presente, así como en la del futuro.

A través de las sesiones de trabajo se persigue contribuir a una educación para la sostenibilidad que permita debatir e implicarse en la transición hacia sociedades más justas y sostenibles, teniendo en cuenta que comportará cambios imprescindibles en nuestros estilos de vida y de la humanidad en su conjunto.

El proyecto Young innovators ofrece la oportunidad de trabajar aspectos concretos que ayuden al alumnado a entender la amenaza que supone la crisis climática, objetivando su gravedad para conectar cuestiones de sostenibilidad con aspectos esenciales de nuestra vida. Se trabaja desde una perspectiva glocal, abordando cuestiones desde una perspectiva local, pero sin perder de vista el contexto global de la sostenibilidad.

 

Trabajando el cambio climático en educación secundaria

A lo largo del año 2019 se han desarrollado, en coordinación con los centros de Educación Secundaria, sesiones de trabajo en temáticas concretas sobre sostenibilidad mediante la aplicación de diferentes herramientas metodológicas (aprendizaje colaborativo, planteamiento de dilemas morales, aprendizaje por proyectos, Aprendizaje-Servicio, etc.) con el objetivo de fomentar el análisis crítico, la reflexión personal y el debate colectivo. Se concretaron contenidos de la realidad más cercana del alumnado, reflexionando en torno a su responsabilidad en la toma de decisiones.

 

young climathon

Durante la jornada, jóvenes de diversos institutos pudieron intercambiar ideas. / Abel Cerdà

 

El proyecto Young innovators se plantea desde la premisa de que, si el cambio climático se debe en buena medida a la suma de millones de pequeñas acciones, las soluciones han de pasar igualmente por millones de pequeñas acciones individuales. En este sentido, la importancia de la educación para el desarrollo sostenible en las aulas se apunta como esencial.

La secuencia de trabajo puede resumirse en los siguientes pasos. En primer lugar, se celebró una reunión con el profesorado y equipos directivos de los IES para seleccionar cursos y asignaturas, elegir herramientas de trabajo, concretar sesiones y orientarlas para adaptarlas al alumnado. En segundo lugar, se pasaron encuestas al alumnado sobre sus conocimientos, concepciones, intereses, preocupaciones y motivaciones.

En un tercer paso se celebraron distintas sesiones de trabajo en cada uno de los IES, entre las que cabe destacar:

a. Una sesión formativa general sobre cambio climático que clarificara las causas, efectos y medidas concretas para la gestión del cambio climático.

b. Sesión explicativa de los ODS, que se apoyó en algunos de los casos en una exposición itinerante proporcionada desde la propia Universitat.

c. Prototipos para el análisis de problemas, mediante el uso de herramientas visuales y en las que se abordaron cuestiones cercanas como el consumo doméstico de energía (iluminación, calefacción, aire acondicionado), patrones de movilidad, alimentación, ropa...

d. Sesiones de Aprendizaje-Servicio (ApS). El ApS es una propuesta educativa donde los participantes aprenden al trabajar en necesidades reales del entorno con la finalidad de mejorarlo.

e. Sesión basada en el análisis de artículos científicos. Estos textos permitieron un acercamiento a las fuentes de información fiables, al lenguaje de la comunicación científica (estructura, vocabulario, etc.), y al funcionamiento de la ciencia (diseño de investigaciones).

f. Sesiones de educación fuera del aula, mediante visitas a centros como el Observatori del Canvi Climàtic de l’Ajuntament de València.

Finalizadas las sesiones, se realizó una preparación del evento del Young Climathon en València.

 

Young Climathon València: un proyecto que no ha hecho más que empezar

Uno de los acontecimientos más esperados del proyecto Young innovators fue sin duda el Young Climathon, celebrado el 29 de noviembre de 2019 en el Jardí Botánic de la Universitat de València. El Young Climathon es un evento de un día en el que el alumnado trabaja uno o más retos climáticos cercanos a su contexto habitual con objeto de analizarlos y proponer estrategias de gestión y acción. En este caso abordaron las Soluciones Basadas en la Naturaleza, concretamente debían buscar propuestas que combinaran biodiversidad y espacios verdes para ciudades resilientes a través de la mitigación y adaptación al cambio climático. Se trabajaron cuestiones importantes relacionadas con ecosistemas, flora y fauna, necesidades básicas en las ciudades, naturaleza y ciudades.

 

young climathon

Cada participante fue asignado a un grupo, cuyo distintivo se correspondía con una planta endémica del territorio valenciano. / Abel Cerdà

 

El Climathon reunió a más de 220 jóvenes estudiantes, de entre 12 y 18 años para trabajar juntos el reto climático planteado. El inicio de la sesión contó con la participación de autoridades y representantes de la Universitat de València, de Climate-KIC, así como del Ajuntament de València, para dar paso al alumnado, que presentó brevemente las acciones y proyectos desarrollados en sus centros en relación con la mitigación o adaptación a los efectos del cambio climático.

Posteriormente se dio paso al trabajo en grupos en cinco espacios diferentes del jardín, cada uno asignado a un endemismo valenciano. En particular, cada grupo fue designado con una de las siguientes especies de plantas exclusivas de territorios valencianos: Silene cambessedesii, Leucojum valentinum, Carduncellus dianius, Cistus carthaginensis i Convolvulus valentinus. Esto permitió vincular la experiencia del alumnado en el Jardí Botánic con la conmemoración de los 25 años de la creación de las Microrreservas de Flora, algo que pudieron palpar en algunas de las salas, en las que trabajaron rodeados de exposiciones destinadas a explicar diferentes aspectos de la importancia de la conservación de la flora y vegetación autóctonas a través de estas singulares figuras de protección.

Cada grupo se formó con 45 estudiantes provenientes de los cinco IES, ya que uno de los objetivos del día era que el alumnado de diferentes procedencias trabajase conjuntamente. La metodología de trabajo giró en torno a una herramienta que propicia el pensamiento visual para el análisis de problemas. Se elaboró un prototipo para el alumnado, adaptado a partir del denominado “océano de oportunidades”, procedente del Visual Toolbox de Climate KIC.

Cada grupo debía trabajar las Soluciones Basadas en la Naturaleza en torno a un panel o canvas con dos ejes coordenados en los que el eje horizontal sirve para establecer si las soluciones propuestas suponen respuestas a corto o largo plazo y el eje vertical permite incluir las decisiones pensadas para acciones individuales o colectivas. El alumnado debía ubicar soluciones en diferentes zonas del panel incluyendo frases que recogieran la solución propuesta.

 

young climathon

Se trabajaron las Soluciones basades en la Naturaleza en torno a un panel o canvas. / Abel Cerdà

 

El proceso fue liderado por el profesorado de los propios IES, con la colaboración de alumnado de diferentes ediciones del Máster Universitario en Profesor/a de Educación Secundaria, así como del Grado de Educación Primaria y del Diploma de Especialización en Sostenibilidad, Ética Ecológica y Educación Ambiental (Universitat Politécnica de València).

En 2020 el proyecto continuará, con un mayor impacto, ya que se trabajará con cinco Institutos de Educación Secundaria más (diez en total), reforzándose con la formación continua del profesorado en activo en colaboración con los Centros de Formación, Innovación y Recursos Educativos (CEFIRE).

 

Referencias

Bybee, R. (1991). Planet Earth in crisis: How should science educators respond? The American Biology Teacher, 53(3), 146–153. doi: 10.2307/4449248

Calero, M., Mayoral, O., Ull, A., & Vilches, A. (2019). La educación para la sostenibilidad en la formación del profesorado de ciencias experimentales en Secundaria. Enseñanza de las Ciencias, 37(1), 157–175.

Naciones Unidas (2015). Transforming our world: The 2030 agenda for sustainable development. Disponible en https://sustainabledevelopment.un.org/post2015/transformingourworld/publication

Olga Mayoral

Doctora en Biología. Profesora del Departamento de Didáctica de las Ciencias Experimentales y Sociales

Me gustan las excursiones, la lectura y el cine. Sí, soy botánica pero ¡no me regales ramos de flores! Siempre corto la tortilla de patatas con cuchillo, nunca con el tenedor.