SHENNONG, EL GRANJERO DIVINO

El Emperador Yan fue venerado en China como un dios y es, según la tradición, el que inventó la agricultura y se la enseñó sus ancestros Conocido también como Shennong, la leyenda dice que probó todas las hierbas del mundo para definir sus propiedades.

La mitología siempre nos trae historias curiosas. En este caso hemos seleccionado una de las más antiguas, la del dios Shennong, referida en realidad al Emperador Yan o "El emperador de los cinco granos" quien, según reza la mitología china, fue el primer agricultor de la historia. Además Shennong, considerado como el último de los Tres Emperadores Augustos en la cronología de los soberanos míticos, también fue el inventor del mercado, ya que indicó a los hombres cómo comerciar con los productos obtenidos del campo.

 

De acuerdo con "Baihutong" de Ban Gu, la primera obra escrita que recoge los preceptos confucianos, en la antigüedad los hombres únicamente se dedicaban a la caza y por tanto se alimentaban sólo de carne. Sin embargo, en tiempos del Emperador Yan, a quíen a partir de ahora nos referiremos como Shennong y que la historia lo ubica alrededor del 3000 a.C, había demasiada gente y los animales a disposición eran insuficientes para dar de comer todos. Así, Shennong enseñó a los hombres la agricultura para poder subsistir, como cultivar los campos, sembrar las diferentes especies de cereales y el uso del carro tirado por un búfalo como herramienta técnica para arar la tierra.

 

SHENONG5

Cultivo chino de arroz

 

Una leyenda, recogida en el Shiyi ji, otra de las grandes obras de la literatura China escrita durante la dinastía Jin, y cuenta que Shennong plantó en la tierra las semillas caídas de las nueve espigas que un pájaro rojo llevaba en su pico. Además, cuenta la mitología, que con su látigo era capaz de identificar los campos que servían para ser cultivados y que tipo de semillas había que sembrar en ellos.

 

 

SHENONG6

Cultivo chino del té

 

Debido a las aportaciones que Shennong hizo a la vida agrícola se convirtió, a pesar de ser un humano de carne y hueso, en el dios de la labranza y en una de las deidades más veneradas. Y puesto que la agricultura tuvo desde siempre un papel preponderante en la economía china, su figura era asociada directamente a la del Emperador, pues sólo él poseía la virtud necesaria para aumentar la fecundidad de la tierra sacralizada. Entre los ritos que se hacían en honor de Shennong destaca el de inaugurar los trabajos del campo en el transcurso del tercer mes de invierno, una ceremonia ritual que se acompañaba con plegarias al dios y sacrificios. Su culto se ha extendido en China prácticamente hasta nuestros días.

 

SHENONG3

Shennong Bencao Jing

 

Sin embargo, la faceta por la que Shennog es más conocido es la de sus conocimientos sobre plantas medicinales, de ahí que también sea considerado uno de los precusores de la medicina, y que recojan sus conceptos en los primeros tratados de farmacología china, el Shennong Bencao Jing escrito hacia 2000 a.C. El libro presentaba trescientas sesenta y cinco sustancias medicinales, todas de origen vegetal, divididas en tres apartados según sus virtudes tonificantes, terapéuticas o venenosas. La leyenda dice que probó todo tipo de hierbas y que fue capaz de identificar más de 70 plantas venenosas en un solo día. Todavía se comercializa este libro y sus conocimientos se utilizan en la medicina tradicional china.

 

SHENONG4

Farmacia china

 

La experimentación con las plantas hace que a este granjero divino se le atribuyen las descripciones de los diferentes sabores (dulce, picante, salado, amargo, soso o ácido) y que la gente se enterara de que las hierbas medicinales pueden servir para curar enfermedades. Pero también éste fue el fin de Shennong en su vida mortal, ya que El Emperador de los cinco granos murió, como no podía ser de otra forma, envenenado por una planta mortal. Los taoístas, que pretendían estar en el origen de las artes prácticas, afirmaban que Shennong aprendió su ciencia de un maestro taoísta llamado Taiyi.

Revista Espores. La veu del Botànic

Redacción de Espores, la veu del Botànic

Revista de divulgación científica del Jardín Botánico de la Universidad de Valencia

Medios