MEDICINA I BOTÁNICA EN LA ANTIGUA ROMA

El origen de la medicina está totalmente ligado con la botánica. Posiblemente los romanos fueron los que mayores avances hicieron en ambos campos, relacionados de manera indivisible. Para entenderlos un poco más nos adentramos en la biografía de Plinio El Viejo y Dioscórides.

Parece que entre los griegos el pensamiento científico se complacía en la especulación y la construcción de sistemas filosóficos de carácter abstractos. Sin embargo, los romanos eran mucho más prácticos y por esto buscaron sólo la aplicación concreta de las verdades que encontraban. Es cierto que los orígenes de la medicina y de la botánica se encuentran en Grecia, por ejemplo Teofrasto clasificó las plantas en grupos por su forma biológica y por su duración, y está considerado como el padre de la botánica. Además, Galeno (129-199) fue uno de los médicos más influyentes de su época, surgido de las filas de los médicos de los gladiadores hasta convertirse en médico de la corte del emperador Marco Aurelio. Pero será a lo largo del imperio romano cuando la botánica alcance su máximo esplendor y se afiance como ciencia.

 

asclepio_dios

Asclepio, dios romano de la salud y la medicina, acompañado siempre de su inseparable serpiente

 

Pese a que los antiguos romanos no disponían de médicos profesionales, practicaban el arte de la medicina, que estaba sobre todo basada en el uso de hierbas, el conocimiento de las cuales se transmitía de generación en generación. Esta medicina tradicional herbolaria siguió utilizándose en el Antiguo Imperio gracias a muchos médicos que habían llegado del mundo helénico.

 

De hecho, la mayoría de los médicos de aquel momento eran esclavos griegos con estudios que pertenecían a familias nobles y patricias romanas. Gracias a los estudios botánicos del momento, la medicina se fue perfeccionando, llegando incluso a especializarse. El desarrollo de las ciencias naturales fue fundamental para el desarrollo de la industria, la agricultura y la medicina romana. Por eso, las figuras que lo hicieron posible tuvieron un papel importante en la historia de Roma.

 

Galenoghippokrates

Galeno e Hipócrates fueron los iniciadores de la medicina en la Antigua Grecia. Ésta fue exportada por los romanos, quienes le dieron un enfoque más científico

 

De todas las figuras que se dedicaron a las ciencias naturales y que por tanto facilitaron de forma notable el desarrollo de la ciencia en Roma, destacan dos nombres propios relacionados con la botánica: Plinio el Viejo y Dioscórides. El primero (23-79 d.C) es el autor de Historia Naturalis, que trata sobre diversos aspectos de la vida de las plantas, tanto reales como ficticios. El segundo (también del siglo I d.C) es el autor de Materia Médica, donde se incluyen las virtudes y la forma de utilizar más de 600 especies de plantas medicinales.

 

 

Plinio el Viejo y las bases del conocimiento científico romano

Aunque destacó como militar, Plinio el Viejo (Gayo Plinio Cecilio Segundo) ha pasado a la historia como uno de los científicos y humanistas más importantes de todos los tiempos. De hecho, se llegó a decir de él que era el hombre más sabio de su época. Durante su juventud fue un destacado militar en las campañas en Germania, donde sirvió más de doce años. A su regreso a Roma, comenzó a cultivar las ciencias y las artes, y fue así como llamó la atención del emperador Vespassiano. Trabajó para él como alto funcionario desempeñando diversos cargos.

 

plinio_retrato

 

Pero sobre todo destaca su figura de observador de su época, de sus congéneres y de todo lo que le rodeaba. Autor de una extensísima obra, incluyendo tratados de caballería, una historia de Roma y varias crónicas históricas, hoy perdidas, describió, en una compilación de más de veinte tomos, la Historia de las Guerras Germánicas y completó una Historia de su tiempo en 31 libros, que trata desde el reinado de Nerón hasta el de Vespasiano. Esta obra, por expreso deseo suyo, no se publicó hasta su muerte.

 

plinio_libro

plinio_basilisco

En su Historia Natural, Plinio dedica una importante parte a la zoología, incluyendo animales reales e imaginarios. De su bestiario destacan los hipogrifos, las sirenas, la esfinge o el basilisco (arriba, ilustración)

 

Sin embargo, la obra clave de Plinio fue su Historia Naturalis, una enciclopedia en la que reune una gran parte del saber de su época. Las informaciones que recoge llegan a ocupar 160 volúmenes, siendo una monumental obra fruto del trabajo de toda una vida, que sorprende todavía hoy por su meticulosidad, su profusa información y por ser un reflejo directo del espíritu y la filosofía de una de las épocas más gloriosas de la historia de Roma.

 

Pero por desgracia, de ella sólo se han conservado unos 37 libros, fruto de la información recogida de más de 2.000. Los conocimientos que encontraremos abarcan disciplinas como la botánica, la zoología, la mineralogía, la medicina y la etnografía. De hecho, el título elegido para ella indica el carácter enciclopédico que su autor quiso darle, ya que su interés era compendiar la Historia de la Naturaleza en todos sus aspectos y grados de elaboración.

 

plinio_canela

La Canela (Cinnamomum zeylanicum) es una especie oriunda de Asia, de reconocidas cualidades medicinales. Plinio el Viejo, ya en la siglo I d.C, consideró tan importante a la canela que le dio el valor de 15 veces por encima al valor de la plata, ya que la consideraba un importante antifúngico

 

Si hacemos un pequeño análisis sobre su obra, podemos decir que Plinio El Viejo usó una metodología que se opone totalmente al concepto moderno de ciencias naturales. Al contrario que Aristóteles en su Zoología o de Teofrasto en su Botánica, no indagó sobre las causas filosófico-naturales ni recogió hechos para obtener conclusiones científicas. Pese a ello, las afirmaciones sin fundamento, las fábulas, las exageraciones y la creencia en la magia y en la superstición de la Historia Natural influyeron en la conformación de la teoría científica y médica de los siglos posteriores.

 

Tal influencia no es ajena a la habilidad con la que Plinio el Viejo reunió de manera metódica hechos sin relación entre sí, a su capacidad de reparar en detalles ignorados por otros, y a los amenos relatos en los que mezcló hechos verdaderos con datos ficticios. Muchos han criticado este hecho. pero nadie puede negar que esta obra es uno de los monumentos literarios de la Antigüedad Clásica.

 

  

La Materia Médica de Dioscórides

Dioscórides fue contemporáneo de Plinio El Viejo, sin embargo así como del primero conocemos bastantes datos, de él apenas tenemos referencias. Nació en Anazarbo (Cilicia), y fue médico de la armada romana en tiempos de Claudio y Nerón, lo que le permitió viajar y conocer muchas provincias del Imperio Romano y de reunir sus propias observaciones sobre los conocimientos que había recibido de sus antecesores.

 

dioscorides

Dioscorides_De_Materia_Medica

 

Se ha especulado mucho sobre su obra, sin saber distinguirla la que es atribuida. Pero lo cierto es que su Materia Médica es quizás la obra médica más veces reeditada y traducida de la historia. Todavía hoy sigue siendo objeto de interés por numerosos estudiosos. Constituye una fuente indispensable para el estudio de la medicina, de la botánica, de las creencias populares y también para el estudio de la expresión formal de la prosa científica y del léxico. Fue consultada por algunos de los médicos de su época, por ejemplo Galeno, y será un referente en materia científica hasta el siglo XV.

 

dioscorides_mandragora

dioscorides_mandragora_raiz

En la medicina antigua las hojas de la mandrágora eran hervidas en leche y se aplicaban a las úlceras, mientras que su raíz fresca se usaba como purgante. Siempre se ha asociado a la brujería porque sus raíces parecen simular a seres humanos. Sus propiedades anestésicas, descritas por Dioscórides, fueron fundamentales hasta la Edad Media

 

Materia Médica es una obra precursora de la moderna farmacopea. Describe más de 600 especies, prácticamente todas plantas medicinales, unos 90 minerales y una treintena de sustancias vegetales. Discutió, entre muchas otras, cuestiones sobre el valor medicinal y dietético de derivados animales como la leche y la miel, así como la preparación, las aplicaciones y la posología de productos químicos como el mercurio, el arsénico, el acetato de plomo o el óxido de cobre. También trató el valor anestésico de pociones elaboradas a partir del opio o la mandrágora.

Revista Espores. La veu del Botànic

Redacción de Espores, la veu del Botànic

Revista de divulgación científica del Jardín Botánico de la Universidad de Valencia

Medios