Marimurtra, paraíso botánico en la Costa Brava

Un Jardín Botánico con espectaculares vistas al mar donde se conservan especies vegetales de todo el mundo, pero que con un guiño especial a la flora mediterrania. Disfruta de la botánica, el paisaje y la arquitectura en este espacio idílico localizado en la sierra de Blanes.

Podríamos decir que el mar, con sus suaves brisas y su color azul intenso, y el mirto, murtra en catalán, que forma espesos matorrales en nuestros montes y jardines desprendiendo un intenso pero agradable aroma, evocan la esencia más natural del mediterráneo. Pero estos dos elementos tan habituales en nuestra cultura también se han convertido en la seña de identidad del singular Jardín Botánico Marimurtra. Singular por su arquitectura novecentista y su diversidad vegetal pero sobre todo por su gran calidad paisajística, ya que está situado en pleno acantilado rocoso de la sierra de Blanes desde donde podemos disfrutar de unas impresionantes vistas a la Costa Brava.

 

MARIMURTRA2

MARIMURTRA8

 

Un jardín que ha sido declarado Bien Cultural de Interés Nacional por la Generalitat de Cataluña y que cuenta con más de 3.000 especies vegetales en sus 4 hectáreas de extensión representando la flora de todo el mundo. Paisajes subdesérticos, tropicales, templados y como no mediterráneos, inundan la villa gestionada de forma privada por la Fundación, sin ánimo de lucro, Carl Faust.

 

Y es que este precioso paraje nació del sueño del empresario alemán Karl Faust, que movido por su afición a la naturaleza decidió construir un jardín botánico a principios del siglo XX, un lugar para el ocio y la contemplación pero también un centro dedicado a la conservación y a la investigación de las especies vegetales de nuestro entorno. Asesorado por los mejores arquitectos, botánicos y paisajistas de la época, Faust creó este auténtico museo vivo que se acabó convirtiendo en el eje central de su vida, y que hoy en día, cuenta con un gran reconocimiento, al igual que el Jardín Botánico de Barcelona, los dos únicos botánicos del territorio catalán.

 

Paraíso botánico

El incomparable marco natural del espacio potencia la belleza de la biodiversidad del jardín que podremos descubrir paseando por los diferentes senderos marcados que lo dividen en tres grandes zonas. En el Jardín subtropical, la primera de ellas, se representan los paisajes subdesérticos del mundo. Grandes ejemplares de cactáceas y suculentas propios de las Islas Canarias, Sudáfrica y de las zonas más áridas de Méjico y América. Además, hay un precioso espacio dedicado a las plantas tropicales coronado por una gran pérgola de piedra con diferentes especies de trepadoras, cycas y palmeras, desde donde podremos divisar toda la cadena montañosa del entorno.

 

MARIMURTRA4

MARIMURTRA3

 

La siguiente parada en el itinerario nos lleva al Jardín templado y su gran colección de coníferas y palmeras, con una zona dedicada a la planta ornamental y otra a las selvas templadas de China, Japón y América del Sud. Pero también hay un lugar para la didáctica en la huerta biológica, cerca del área de recreo, y para la cultura en el rincón de la etnobotánica.

 

MARIMURTRA5

 

Por el paseo de Josep Antoni Cavanilles llegamos finalmente a la zona más impresionante del botánico, el Jardín mediterráneo. Primero una extensa rocalla recoge la colección de endemismos del litoral mediterraneo del jardín, que nos llevará hasta la plaza Goethe. Desde ahí, bajando por una larga escalera que atraviesa un bonito pinar mediterraneo combinado con numerosas plantas con flor llegaremos hasta el símbolo del Botánico Marimurtra, el Templet de Linné, un mirador de gran belleza arquitectónica con unas vistas incomparables al mar y los acantilados. Un rincón singular en el que no nos cansaremos de tomar fotografías y en el que en verano se celebran conciertos nocturnos para difrutar de la música bajo las estrellas.

 

MARIMJRTRA6

MARIMURTRA7

 

Desde ahí bordeando la costa pasaremos por los otros tres miradores del jardín mientras atravesamos la colección la zona de plantas típicas del litoral mediterraneo, la de la flora propia de la comarca de la Selva, a la que pertenece el Botánico, y el coscojar, pero también hay referencias a otros paises como el mallee australiano, el fynbos de África del sur, el chaparral californiano o el espinal chileno, sin olvidar un estanque dedicado a las plantas húmedas.

 

MARIMURTRA9

 

Y ya fuera de la zona visitable el Jardín Botánico dispone de 10 hectáreas más de terreno. Un vasto bosque mediterraneo situado en la vertiente SE de la montaña de San Juan, dominado por alcornoques y matorral silicícola en estado natural que rodean rodean a Marimurtra integrándolo en la naturaleza.

 

Investigación y conservación

En los viveros de Marimurtra el departamento de investigación del Jardín dispone entre otras cosas de una colección única en el mundo del género Androcymbium, con 37 especies de casi las 70 especies que hay descritas actualmente. La mayor parte de estas especies son endemismos debido a su bajo número poblacional y un área de distribución muy reducida en su lugar de origen, principalmente Sudáfrica occidental, aunque también se extienden por la parte más oriental, Namíbia, el sur de la cuenca mediterránea y las islas Canarias. Durante más de 20 años de estudio han conseguido estudiar a fondo la variabilidad y diversidad genética para comprender mejor su biología evolutiva.

 

MARIMURTRA10

 

Y es que las líneas de investigación de la Fundación Carl Faust se centran en la conservación de la flora mediterránea pero siempre con especial atención hacia las especies del catálogo de Flora amenazada de Cataluña. Para ello, al igual que el resto de jardines botánicos, dispone de un Banco de germoplasma para conservar material vivo, principalmente semillas, de las diferentes plantas del jardín que no sólo servirán para reponer las colecciones sino para utilizarlos en futuras actuaciones de reintroducción en caso de que fuera necesario.

 

MARIMURTRA11

 

Además se llevan a cabo colaboraciones con otros centros de conservación e investigación, como el Jardín Botánico de Barcelona con el que comparte duplicados de las muestras de máximo interés. La incorporación más reciente son más de 60 muestras de especies procedentes del Parque Nacional de Aigüestortes y el Estanque de San Mauricio.


Y por último mencionar el herbario del jardín con más de 5.000 pliegos donde destacamos las colecciones históricas de Font i Quer de la vegetación de la comarca de la Selva y la de las Islas Baleares de Palau i Ferrer, pero también pliegos de otros botánicos como Eric Sventenius, Emilio Guinea, Martin Emde o Joan Pedrola, y el propio fundador Carl Faust. Una importante tarea conservacionista que se ve reforzada por diferentes actividades didácticas y de divulgación como talleres, conferencias y visitas guiadas durante todo el año. Sin duda una parada imprescindible la próxima vez que visitéis las tierras de Girona.

 

Más información:

www.marimurtra.cat

Elisa Caballer

Licenciada en biología y ciencias ambientales. Técnico de Cultura y Comunicación al Jardí Botànic de la Universitat de València

Medios