Imprimir esta página

José Quer y la flora española

Semillas de cardo. Quer describió las cinco especies de esta planta que se podían encontrar en Madrid Semillas de cardo. Quer describió las cinco especies de esta planta que se podían encontrar en Madrid

Fundador de una de las instituciones científicas más importantes de nuestro país, el Real Jardín Botánico de Madrid, José Quer, en su empeño por realizar una obra que recopilara la flora española, recorrió un largo camino en el campo de la botánica moderna. 

 

 

"(...)Era don Joseph Quer de mediana estatura, de cuerpo lleno y carnoso, cara y frente espaciosas con proporción, tez blanca, cabello castaño, ojos negros, grandes, vivos y penetrantes, cejas pobladas y fisionomía grave y afable al mismo tiempo; manifestándose desde luego la sencillez y la laboriosidad de un botánico en su traje llano y porte natural, en su rostro tostado por el sol, y en los miembros robustos y endurecidos por el trabajo y tolerancia de las intemperies (...)”.

 

QUER1

Estatua de Quer en el Botánico de Madrid


Así es como describía el botánico Casimiro Gómez Ortega al que había sido su predecesor al frente del Jardín Botánico de Madrid, José Quer. Toda la su biografía es conocida gracias al trabajo de Casimiro, quien le sucedió como primer catedrático de la institución en 1771. Manifestó siempre su admiración por Quer, considerado por muchos como el impulsor de la botánica moderna en España. Pero la labor de continuidad de su obra no se ciñó sólo a continuar la faceta investigadora del Jardín Botánico de Madrid, a la muerte de Quer, Casimiro siguió la ardua tarea que había dejado inconclusa, la elaboración de una gran obra que recopilara toda la flora española.

 

Quer vivió un época compleja en la que la botánica española estaba prácticamente en pañales y los expertos europeos, como Linné, creían que los españoles carecían de la formación científica adecuada. Quer supuso un punto y aparte a estas creencias, ya que entre su legado podemos encontrar su biblioteca personal, que incluye un importante herbario, un museo-gabinete de especies naturales y minerales, y una recopilación de más de 800 volúmenes, de 528 autores diferentes, con libros especializados en medicina, historia natural y botánica. Una biblioteca que podemos equiparar a la de otras figuras destacadas de su época como Gaspar Melchor de Jovellanos o José Cavanilles.

 

quer_linne

Carl Linné

 

José Quer nació en Perpiñán en 1695 en el seno de una familia noble, y aunque su pasión por la botánica comenzó siendo un niño, se decantó por la medicina, entrando al final de la carrera en el cuerpo de cirujanos del Ejército Español. Sus viajes en las distintas campañas militares le permitieron realizar excursiones científicas en las que recopiló ejemplares en el continente africano, Italia y en diversas regiones de España como Murcia o Extremadura.

 

De su época como cirujano destaca especialmente el periodo que pasó en Italia, y su labor fue justamente valorada por los profesores italianos de los que en ocasiones fue consultor. Dirigió dos hospitales de campaña, y frecuentó el anfiteatro anatómico de la Universidad de Bolonia, asistiendo también regularmente a las lecciones de botánica de dicha universidad.

 

El gran proyecto de Quer

En aquel tiempo, ya había realizado sus primeras experiencias botánicas en los alrededores de Madrid, cultivando en el jardín del duque de Atrisco. Así al volver a España el rey Fernando VI, convencido de la necesidad de crear una institución científica en Madrid y sabedor de los avances de Quer, decidió ceder el huerto de Migas Calientes para que fuese destinado a Jardín Real, y que en él se promoviese el importante estudio metódico de las plantas.

 

QUER3

Antigua entrada al Real Jardín Botánico, cuando se inauguró

 

En aquel momento, Quer abandonó definitivamente la cirugía para dedicarse de lleno a dirigir el nuevo Jardín Botánico, y seguir recopilando especies para realizar su gran obra, la Flora Española. Sin embargo, sólo llegó a publicar cuatro volúmenes, los dos últimos se publicaron casi veinte años después de su muerte, cuando Casimiro Gómez Ortega, cumpliendo una orden de Carlos III, encargó al Protomedicato la recopilación y publicación de lo que quedaba manuscrito de la obra de José Quer. A lo largo de su vida, Quer publicó una disertación physico-botánica sobre la pasión nephrítica y su verdadero específico, la Uva-ursi o Gayuba (1763), y otra disertación sobre el uso de la Cicuta (1764).

 

Defensa de los científicos españoles

En el libro Bibliotheca botánica (1736) de Linné se hacía una referencia al escaso nivel científico de los botánicos españoles, que unido a las discrepancias de carácter científico con el sueco hicieron que el de Perpiñán se sintiera herido en su orgullo y escribiera una apología de la ciencia española como conclusión a su crítica hacia el sistema linneano, la tituló “Discurso analítico sobre los métodos botánicos”, y aparece en el primer tomo de la Flora Española.

 

QUER6

Obras de José Quer

 

La reivindicación se fundamenta en la importancia de la contribución española a la historia natural americana durante los siglos XVI y XVII, así Quer hace una defensa no sólo de la botánica sino de toda la ciencia española. También escribe un “Catálogo de los autores españoles, que han escrito de Historia Natural”, que puede leerse en el segundo volumen de la Flora Española, basado exclusivamente en datos de la Bibliotheca Hispana Nova (1696) de Nicolás Antonio (1617-1684). Como es sabido, Linné rectificó más tarde aquel juicio y mantuvo buenas relaciones con los españoles. Además, Pehr Löfling (1729-1756), discípulo predilecto de Linné, dedicó al español el género Queria.

 

José Quer murió en Madrid el 19 de marzo de 1764. Según algunos, aunque obtuvo un importante reconocimiento en vida, Quer es un personaje un tanto olvidado en el mundo científico porque abrazó el método botánico de Joseph Pitton de Tournefort, en aquella época en la que estaban ya las renovadoras técnicas botánica de Linneo. A pesar de eso, nadie puede negar que fue un eminente científico y un defensor a ultranza de la ciencia y los científicos españoles.

Revista Espores. La veu del Botànic

Redacción de Espores, la veu del Botànic

Revista de divulgación científica del Jardín Botánico de la Universidad de Valencia

Lo último de Revista Espores. La veu del Botànic

Artículos relacionados (por etiqueta)

Medios