¡PLANTAS TÓXICAS!

Hortensia, costilla de Adán, ricino, estramonio, trompeta de Ángel o Wisteria. Todas estas plantas tienen dos cosas en común: por una parte, estan en nuestro huertos y jardines y por otra, poseen algún componente tóxico que generalmente es desconocido para la mayoría de la gente.

Muchas veces las plantas tóxicas están más cerca de lo que pensamos. Las encontramos en nuestros jardines y en nuestros huertos, cultivadas por nosotros mismos con fines ornamentales sin conocer sus peligros, o podemos toparnos con ellas durante un agradable paseo por el campo o las afueras de la ciudad, donde han crecido bordeando el camino de forma espontánea. En cualquier caso, tener información acerca de estas plantas y su grado de toxicidad nos servirá para estar alerta y para prevenir de sus efectos sobre nuestros hijos o nuestras mascotas.

 

Habitualmente, estas plantas de hogar que podemos calificar como tóxicas son ornamentales y sólo manifiestan su toxicidad al ser ingeridas. Sin embargo, algunas también pueden transmitirnos sus agentes tóxicos por vía tópica. También es importante recalcar que algunas plantas son inocuas para el ser humano pero no tienen los mismos efectos en los animales. Por ejemplo, el Aloe vera puede ocasionar en perros y gatos vómitos, diarrea, temblores o cambio de color de la orina, e incluso depresión o anorexia si su ingestión es prolongada.

 

Aloe Vera

Aloe vera

 

A continuación enumeraremos algunas de las plantas tóxicas que encontramos de forma más común en nuestros hogares y haremos una especial mención a las plantas ruderales, es decir, aquellas plantas generalmente forrajeras que aparecen de forma esporádica en hábitats alterados por la acción humana como son los caminos, las lindes de los campos de cultivo o algunas zonas urbanas. Estas plantas, a pesar de no estar literalmente en nuestras casas, se encuentran cerca de nosotros, siendo muy accesibles y acumulando una larga tradición de uso como psicotrópicos.

 

Hortensia

El género hortensia (Hydrangea) comprende más de 200 especies de flores, casi todas ellas originarias de China, Japón y Corea. Se trata de ejemplares muy bellos y llamativos, populares por sus enormes cabezas florales. En algunos lugares las hortensias se relacionan tradicionalmente con la muerte. Posiblemente esto se debe a que tanto sus hojas como las flores contienen hidragina, un glucósido cianógeno compuesto por la unión de una molécula de azúcar con un derivado del cianuro. Aunque con la ingestión la molécula de cianuro no llega a liberarse al torrente sanguíneo, lo cierto es que sí que se han documentado casos de animales intoxicados por su consumo.

 

 plantas toxicas hydrangea

plantas toxicas hydrangea2

 

Más peligrosa que la ingestión es la inhalación del humo de flores de hortensia. Fumarlas es una práctica que se ha extendido en los últimos años en países como Francia o Alemania y que ha hecho que a esta planta se le conozca como la nueva marihuana por sus efectos alucinógenos. La combustión de la flor de la hortensia es muy tóxica para el ser humano porque durante ésta se produce ácido cianhídrico que puede causar envenenamiento.

 

Glicinas

Las glicinas son plantas del género Wisteria originarias de EEUU y de algunas regiones de Asia. Son arbustos leñosos, trepadores, que pueden escalar hasta veinte metros sobre el suelo y que tienen una vistosa floración en primavera acompañada de un espeso follaje. Algunas variedades también llaman la atención por ser muy perfumadas. La especie más conocida es la Wisteria sinensis, también llamada glicina de China, y que es la variedad más cultivada en Europa. La toxicidad de la glicina se encuentra en sus semillas, que aparecen en sus racimos florales. La ingestión de las semillas de glicina puede causar distintos dolores intestinales y abdominales, dolor de cabeza y confusión.

 

planas toxicas wisteria

plantas toxicas semilla wisteria

 

Filodendro

Al igual que las glicinas, los filodendros (géneros Philodendron Monstera) son arbustos o árboles pequeños que tienen la capacidad de trepar sobre otras plantas. Dentro de estos géneros existen más de 700 variedades, la mayoría de las cuales sólo crecen en las regiones tropicales. Todas ellas son tóxicas si se ingieren, ya que contienen cristales de oxalato de calcio en sus raíces, tallo y hojas. El oxalato de calcio produce, en dosis muy pequeñas, ardor en labios y boca, en dosis más grandes dolor estomacal, afonía y en cantidades mayores convulsiones, pérdida de conciencia y muerte. De todos los filodendros el más común es la Monstera deliciosa, llamada popularmente costilla de Adán. Esta planta nativa de México es muy usada como planta ornamental en jardines rurales y urbanos. Su fruto, llamado cerimán, es realmente una infrutescencia, es decir, la reunión de pequeños frutos (bayas) apretadas sobre un eje, una especie de chirimoya alargada. Sin embargo, hay que tener cuidado al comer esta fruta ya que si se consume inmadura con las bayas todavía firmes, expondremos a nuestra garganta al contacto con el peligroso ácido oxálico. Para consumir el fruto de la costilla de Adán hay que envolverlo para que exude y dejarlo madurar hasta que la cubierta exterior de las bayas se desprende y deja al descubierto la pulpa.

 

 plantas toxicas filodendros

plantas toxicas Monstera deliciosa detalle

plantas toxicas Monstera deliciosa fruto

 

Brugmansia

Brugmansia es un género con diez especies de la familia Solanaceae que se conocen también como trompeta de Ángel debido a su fisionomía, aunque también se les conoce como floripondio, borrachero, campanilla o reina de la noche. Además de lo colorido de su flor, de estas flores destaca su fruto, una baya no espinosa obovada. Aunque su uso es ornamental, estas plantas están ligadas a la tradición chamánicas por su alto contenido en alcaloides, especialmente escopolamina. Este compuesto se utiliza en dosis muy pequeñas en la elaboración de medicamentos para combatir el parkinson. En dosis mayores puede producir psicosis, alucinaciones, parálisis e incluso la muerte, y su simple contacto con los ojos puede producir midriasis (es decir, una importante dilatación de las pupilas) o anisocoria (desigualdad en el tamaño de las pupilas). El principal problema de las trompetas de Ángel es la inestabilidad de sus compuestos, que la convierten en una planta tóxica totalmente impredecible. En algunos países el consumo y el cultivo de algunas variedades de Brugmansia está prohibido.

 

plantas toxicas Brugmansia

 

Lilium

Las especies de Lilium, como las azucenas, destacan por su vistosidad y sus colores, existiendo variedades blancas, amarillas, anaranjadas, rosadas y púrpuras. Estas plantas también destacan por que sus grandes flores exhalan una fuerte fragancia, sobre todo por la noche. Sin embargo, estas flores tienen un oscuro secreto: prácticamente todas sus variedades son altamente tóxicas para los gatos. Paradójicamente, los gatos se sienten atraídos por estas flores y aunque solo las mastiquen un poco eso es suficiente para que se intoxiquen. Esta intoxicación puede producir en el felino una insuficiencia renal aguda y fulminante.

 

plantas toxicas lirios

plantas toxicas lirios2

Azucena (género Lilium) y agapanto (género Agapanthus), otra liliácea tóxica

 

Ricino

Poca es la presentación que necesita Ricinus communis. El aceite de ricino es uno de los purgantes más reputados que se conocen debido ácido ricinoleico, utilizado para fines médicos como analgésico y antiinflamatorio, e incluso como bactericida. Las semillas tienen tal parecido a las garrapatas, que le deben su nombre, ya que garrapata en latín es ricinus.Para la elaboración de este aceite, que tiene como característica principal su desagradable sabor, se prensan sus semillas y se calientan con el fin de destruir la ricina, una de las toxinas más potentes que se conocen. La toxicidad de esta planta, que se usa para separar muros y pantallas y para dar color a los jardines debido a su follaje y su penacho floral, está en sus semillas: la ingesta de una puede ser mortal para perro o un gato y la de cuatro puede ser letal para una persona adulta.

 

plantas toxicas ricino espinas

plantas toxicas  Ricinus communis

 Castor beans

 

Plantas ruderales: estramonio y adormidera

Se conocen como plantas ruderales a aquellas que nacen de forma espontánea y oportunista sin la mediación directa del ser humano y en ambientes humanizados. Cuando estas plantas nacen entre los cultivos (plantas arvenses) son denominadas malas hierbas. Sin embargo, el adjetivo aquí no les viene por ser perjudiciales para las plantas cultivadas sino por no ser deseadas. Normalmente las plantas ruderales cumplen una función beneficiosa para el ecosistema. Son capaces de atraer a insectos polinizadores, ayudando a conservar la biodiversidad y a restaurar ecosistemas alterados. En ocasiones, almacenan tóxicos, y, otras veces, son plantas comestibles. Tradicionalmente también se les ha aplicado un uso medicinal. Si hablamos de plantas ruderales que destacan por su toxicidad, los ejemplos más claros son el estramonio y la adormidera. El primero, cuyo nombre científico es Datura stramonium, pertenece a la familia de las Solanaceae y la más extendida del género Datura. El estramonio contiene los alcaloides hiosciamina, escopolamina y atropina, y su ingestión produce delirios alucinatorios. Muy usada en rituales desde la antigüedad, formó parte de las pomadas elaboradas por las brujas, provocando alucinaciones y orgasmos al aplicarse en cuello, axilas y zonas genitales. El estramonio es irritante y sólo con tocarlo puede provocar reacciones alérgicas. Una cantidad mínima (cinco gramos) puede ser letal.

 

plantas toxicas estramonio natural

 plantas toxicas datura-stramonium

Datura stramonium

 plantas toxicas Adormidera

plantas toxicas adormidera2

Papaver somniferum

 

La otra ruderal caracterizada por su toxicidad es Papaver somniferum, conocida popularmente como adormidera o planta del opio. Aunque su origen es dudoso, en la actualidad está cultivada y naturalizada en Europa, Asia, América y África. Puede llegar a alcanzar el metro de altura y tiene una rica variedad cromática entre cuyos colores más frecuentes se encuentran el rosa, el blanco y el violeta. La adormidera es muy rica en alcaloides, por eso su cultivo está restringido a agricultores expresamente autorizados. No obstante, se cultiva de forma ilegal en varias regiones del mundo y es que la adormidera es la base de drogas como la morfina o la codeína.

Revista Espores. La veu del Botànic

Redacción de Espores, la veu del Botànic

Revista de divulgación científica del Jardín Botánico de la Universidad de Valencia