PLANTAS MÁGICAS PARA LA NOCHE MÁGICA DE SAN JUAN

Acercarnos a la playa, pedir deseos, escuchar historias, el fuego... todo rodea a la noche de San Juan, todo eso y también las plantas, plantas curativas, sanadoras, que se usan o se recogen esa noche. Incluso hierbas que forman parte de muchos rituales. Acompañadnos en este viaje que empieza Daniel Climent en Espores para recorrer la botánica que contiene la noche de San Juan.

“PRENDRE EL ROS” Y COSECHAR PLANTAS

Si hay una noche mágica al año esa es la de San Juan, la noche del 23 al 24 de junio (sí, en Alicante quemamos las hogueras la noche siguiente, la del 24 al 25, y por eso tendríamos que decir noche de San Guillermo; pero esto es otra historia...). Una noche de fuego, de agua, de amor... y de plantas. Una noche que se considera especialmente saludable para el cutis de las chicas si van “prendre el ros”, a dejar que la piel y el cabello se empapen del rocío, de la humedad nocturna. La misma humedad que se deposita sobre las superficies que duermen bajo la noche estrellada, sin nubes, tan típica de la clara oscuridad sanjuanera. Una humedad que empapa las plantas que se usaban para rozar la piel y los cabellos con el convencimiento de que así se mantendrían sanos todo el año. O al menos esa era la creencia.

 

SANJUAN 4

 

Un ritual comentado con nostalgia por los dilectes foguerers José Ángel Guirao y Arturo Tresáncoras en su evocador libro Entrañable Alicante. Curiosidades y anécdotas de la Terreta (1997), cuando ya en el primer capítulo decían:

Hoy queremos dedicar una página a uno de los ritos, entre tantos de los nacidos al calor de la Festividad de San Juan Bautista, formando parte de los componentes de esa savia de la cual se alimentan nuestras raíces.

Una de estas tradiciones perdidas era la de “anar a prendre el ros” (tomar el fresco o el rocío, como se quiera interpretar), costumbre que si bien tenía vigencia durante todo el período estival, era en la noche del 23 al 24 de Junio cuando tenía mayor poder de convocatoria.

Pero no sólo de humedad vive la fiesta sanjuanera, sino que muchas plantas tienen fama de ser más sanadoras y mágicas si se recogen esa noche, en medianoche o a primera luz. Pero, dicho esto, ¿cuáles son las plantas más reputadas como benefactoras, más allá de las que servían para fregarse la piel o los cabellos en la noche de San Juan?; ¿o como sanadoras, mágicas, amatorias...?

O, simplemente, ¿cuáles son las plantas adjetivadas como “de san Juan” porque es entonces cuando se cosechan, cuando se comen, cuando aparecen en el mercado? Y aún más allá, ¿cuáles son sus efectos, reales o imaginados?, ¿cómo se tienen que cosechar, guardar y usar para que se cumpla aquello que deseamos a través suyo?

De todo esto hablaremos en esta sección: de las plantas mágicas, sanadoras o amatorias que se tienen que cosechar o usar en la noche de San Juan; o de aquellas que aluden al santo incorporando el nombre, o que se comen preferentemente por esas fechas, y un largo etcétera.

Pero además de las plantas, los rituales que se hacen esa noche con las hierbas son diversos; y también lo hablaremos. Algunos nos resultarán simpáticos, otros nos sorprenderán por su barroquismo y también veremos otros que parecerán locamente arbitrarios y sin ninguna posibilidad de generar la más mínima confianza en las personas con sentido común.

 

SANJUAN 1 okK

Portada y contraportada del libro de fiestas 2017 de la Foguera del Barri de Benalua, Alacant.

 

Estos artículos han formado parte en una primera versión del Llibret de Festes de la Foguera Benalua del año 2017. Los artículos se han nutrido, a lo largo de los años, de aportaciones recogidas en las conferencias relacionadas con el tema que he impartido en múltiples ocasiones. Y también de libros y artículos que, al hablar de la noche de San Juan suelen hacer referencia, directamente o de paso, a las plantas asociadas a esa noche. Dicho esto, los artículos originales han sido revisados, ampliados y adaptados para el formato digital de Espores.

 

LISTADO INACABABLE DE PLANTAS MÁGICAS, CURATIVAS Y AMATORIAS

En cualquier caso son muchas las plantas que contribuyen a que la fiesta lo sea más esa noche. De hecho, algunas de las más reputadas como curativas tienen fama de ser mucho más sanadoras y mágicas si se recogen esa noche; o bien al tocar las doce campanadas o cuando los rosados dedos del amanecer anuncian la inminente salida del sol.

Son las plantas que gracias a que han dispuesto del máximo tiempo de luz solar han podido mantener activo más horas su laboratorio vital y han conseguido las mejores combinaciones químicas, han vestido las mejores galas y se han perfumado de manera más seductora. En otras palabras, es esa noche cuando se espera que puedan ofrecernos lo mejor de ellas... pero sólo a los entendidos, a quienes las sabéis leer y entender, a los que vais a leer esta sección.

Y es por eso también que las brujas, los curanderos, los herbolarios y todos aquellos que creen en las virtudes de las plantas de San Juan saldrán esta noche a hacer compilación. Ya veréis el porqué. Pasad, pasad... encontraréis las respuestas en los siguientes artículos.

Daniel Climent Giner

Professor de Ciències de la Natura. Investigador i divulgador etnobotànic. Autor d'articles a Mètode i llibres d'etnobotànica. Conferenciant sobre temes de divulgació científica, etnobotànica i antropologia cultural.