Orquídeas, regalos de los dioses o perfección evolutiva

Orquídeas, regalos de los dioses o perfección evolutiva Ophrys sphegodes

Son especies fascinantes e intrigantes con flores que suelen recordarnos el aspecto de diversos insectos, sus polinizadores. Y que también tenemos en tierras valencianas, silvestres. Poblaciones difíciles de encontrar por su escasez y porque, como el resto de miembros de su familia, necesitan que se cumplan las condiciones idóneas para florecer. Nuestra bloguera de botánica inclusiva, Maria José Aguilar, no se ha dado por vencida y ha conseguido el objetivo de este mes: encontrar orquídeas silvestres en flor.

Orquídeas tan bellas como intrigantes. Creaciones naturales que, debido a sus “heroicos esfuerzos del alma, de la flor”, no pueden simplificarse en el simple hecho de ser la obra de un “todopoderoso” sino como resultado del largo y complejo camino de la Selección Natural. Sus sublimes estratagemas mediante las cuales son fecundadas, son tan variadas y casi tan perfectas como cualquiera de las más bellas adaptaciones del mundo animal, gracias a lo cual se elevará todo el reino vegetal a la consideración de la mayoría de las personas. De esta maravillosa y entrañable forma, con la admiración, de aquel que sabe apreciar lo pequeño, Charles Darwin introducía su gran obra La fecundación delas orquídeas, 1862.


1 ophyris scolopax

Flor de Ophrys scolopax. / M. J. Aguilar, Manzanera, mayo 2018.

 

El Jardí Botànic de la Universitat de València ha dedicado el mes de mayo a la familia de las orquídeas proponiendo diversas actividades, como la XV Exposición que organizó la Asociación de Orquidiófilos Valencianos (OVAL) en el Umbráculo, con mercadillo de viveristas, expertos en su cultivo con representantes de España y Portugal, charlas y visitas guiadas al invernadero, conferencias y la preciosa exposición de Lluís Ibáñez titulada Les nostres orquídies, que se puede visitar hasta el 31 de mayo.

Desde finales de marzo hasta el sábado 19 de mayo, he ido dedicando mis salidas al campo, con rutas aptas para todas las personas, al objetivo final de observar “les nostres orquídies” como titula Ibáñez. Mis intentos en marzo y abril no fueron fructíferos, pese a las numerosas citas descritas en la Comunidad Valenciana, con alrededor de 70 especies diferentes de esta familia, según comentó Carles Fabregat en la conferencia sobre orquídeas silvestres celebrada dentro del ciclo de actividades del Botànic. 

En el mundo se calcula que existen unas 35.000 especies. De estas, su mayoría vive en climas tropicales y tan solo el 1% (350) habitan en el continente europeo, 70 de las cuales en la Comunitat Valenciana. A priori y con estos datos, parecía empresa fácil localizar una ruta botánica enfocada a la observación y disfrute de las orquídeas silvestres, pero como os explicaré en las líneas posteriores, no ha sido tan sencillo.

 

La familia Orchidaceae

 

Reino: Plantae

División: Magnoliophyta

Clase: Liliopsida

Orden: Asparagales u Orchidales

Familia: Orchidaceae

Descripción: son plantas herbáceas, perennes, en raras ocasiones anuales, terrestres o epífitas, y también pueden ser trepadoras. Unas pocas especies carecen de clorofila y son micoheterotróficas.

Tallo: para las especies terrestres el tallo puede ser en forma de cormo o rizoma. En las especies epífitas son las hojas las que actúan como tal, engrosándose en la base para formar pseudobulbos, que sirven como reservorio de agua y nutrientes, y que se recubren por vainas foliares. En función del número de tallos se clasifican en monopodial (un solo tallo) osimpodial (varios tallos).

Flor: pese a la gran variedad que existen, su estructura es homogénea. El periantio es trímero, formado por tres piezas externas, llamadas sépalos (S), dos que son laterales y uno dorsal. Tres elementos internos, los pétalos (P), uno de los cuales se ha modificado en un labio o labelo (L), que es el de mayor tamaño y de color más intenso. Esta pieza es donde hallaremos la singularidades de esta familia, ya que se mimetiza a la perfección a su polinizador.

2 esquema flor

Peces principals de la flor d'orquídia

 

La fecundación de las orquídeas

Cada taxón de orquídea dispone de su polinizador, que en ocasiones son exclusivos, lo que dificulta su cultivo fuera de su hábitat natural. Esto es fruto, entre otras cosas, de una larga adaptación de años y años de evolución.

Como muestra de lo curioso de estas especies, cito una anécdota que cuenta Martí Domínguez en la edición de Laetoli de La fecundación de las orquídeas (2007): «Al trabajar en su invernadero, Darwin con Sobralia macrantha, orquídea original de Guatemala, advierte que su néctar es muy potente para el abejorro británico, porque tras beber su néctar, el insecto estiró sus patas y yació sobre el labelo durante un rato». Se podría decir que el abejorro inglés se embriagó de néctar, cual visitante veraniego que se pasa con la sangría en las playas mediterráneas.

O esta otra observación del ilustre naturalista que también recoge Domínguez en el mismo volumen: «la historia de la orquídea estrella de navidad (Angraecum sesquipedale), de enormes flores blancas (15 cm de diámetro), con un espolón (donde contiene el néctar) de 29 cm de longitud, por lo que Darwin exclamó “¡Vaya espiritrompa debe tener la polilla!”. Varios entomólogos de la época lo ridiculizaron por esta hipótesis y en 1903 el barón Lionel Walter Rothschild y el entomólogo Karl Jordan descubrieron la mariposa nocturna que poliniza la estrella de navidad y la denominaron Xanthopan morgani praedicta, en honor al pronóstico de Darwin». Si lugar a dudas, un apasionante mundo por descubrir apto para todos los públicos en el que solo hay que tener curiosidad y ¡campear!


3 orquidia darwin xanthopan
Orquídea de Darwin o estrella de Navidad, Angraecum sesquipedale, consultar ficha en Jardí Botànic UV . A la derecha, Xanthopan morgani praedicta / Esculapio (Wikimedia Commons)

 

Nuestras orquídeas silvestres

Hay que decir que las especies que localizaremos en la Comunitat Valenciana son pequeñas y no requieren de espiritrompas tan enormes, pero no por ello dejan de ser sorprendentes. En su mayoría son terrestres. Su reproducción fuera de sus condiciones ambientales naturales resulta casi imposible ya que dependen de la simbiosis entre las raíces de la planta y el hongo-micorriza al que cada especie está asociada. Y que ni se os ocurra intentar coger la planta en el bosque para llevarla a casa: se morirá en breve y, además, todas las orquídeas de la Unión Europea están protegidas.

A finales de abril, el botánico y especialista en orquídeas D. Aurelio Peña organizó unas jornadas por el Parque Natural del Turia, concretamente por La Vallesa, para la observación de estas delicadas y pequeñitas joyas mediterráneas. Me puse en contacto con él y muy amablemente me acompañó. Pasamos 2 jornadas recorriendo los lugares donde las había observado, con la mala fortuna que, tras unos intensos días de poniente, la floración ya había dado paso a la fructificación, por lo que no pude gozar de las peculiaridades cromáticas de Ophrys, Orchis y Limodorum, la más tardía en este paraje en concreto.

 

Vista vallesa google

Vista aéreaa de Google Earth de la Vallesa de Mandor

 

En el bosque perteneciente a La Vallesa de Mandor, existe un lago, recogido en el catálogo de zonas húmedas de la Comunitat Valenciana, donde terminamos nuestra excursión, con la esperanza de observar algún ejemplar de Limodorum. Pero tampoco fue muy fructífera la búsqueda, salvo por una inflorescencia, por lo que me dí cuenta que había llegado tarde para estas latitudes.

 

limodorum

Detalle de inflorescencia de Limodorum. / M. J. Aguilar, Lago de la Vallesa, abril 2018.

 

Aunque durante esas jornadas de campo no pude localizar una ruta accesible y fotografiar los ejemplares del Parc Natural del Turia, fueron muy enriquecedoras porque descubrí un apasionante mundo. El hábitat de las orquídeas es muy variado, pudiendo localizarlas en terrenos calizos, rodenos, yesos y en los lugares más insospechados, como en una escombrera en la que localizamos un grupo en compañía de gladiolos silvestres (Gladiolus illyricus). Sin duda, tenemos mucho que aprender de la naturaleza, de cómo cualquier lugar, por inhóspito que parezca, una simple planta lo convierte en un hermoso jardín. Espero que las autoridades locales tomen partido y pronto protejan y cuiden este lugar, para que las orquídeas sean las protagonistas y no los desechos humanos.

Pese a todo lo aprendido, no estaba saciada, y tenía la necesidad de ver sus flores, fotografiarlas, estudiarlas al detalle. Por eso, nada mejor que unas jornadas para calmar mis ansias de flores. Elegí las II Jornadas de orquídeas de Manzanera, en Teruel, dirigidas por Fernando J. Feliu y celebradas el 19 de mayo.

Manzanera es un municipio, a 996 m, que pertenece a la Sierra de Javalambre, en el que se han citado más de 20 especies. Además cuenta con otros muchos atractivos, como la Sabina del Desmayo (Juniperus thurifera), pozas, las Agujas de las Alhambras y unos paisajes espectaculares propios de esta sierra.

 

6 vista google earth puntos de la ruta
Vista aérea de Google Earth del paraje recorrido en las II Jornadas de orquídeas en Manzanera, Teruel. 

 

Iniciamos nuestro itinerario botánico en el área recreativa de la Fuente del Cañuelo, donde aparcamos los vehículos. Justo en la zona de estacionamiento, ya observamos los primeros ejemplares, concretamente unas incipientes Cephalantheras damasoniu, a los pocos metros de una colonia generosa de Limodorum abortivum. El grupo continuó por una senda hasta la siguiente parada, la Fuente del Gavilán, donde nos esperaban las Ophrys. Como la senda era muy estrecha, yo me trasladé en coche hasta la siguiente parada y esperé a que llegara el grupo, disfrutando de las enormes sabinas y el suave y relajante sonido del riachuelo.

 

7 cephalanthera limodorum
Cephalanthera damasoniu y Limodorum abortivum / M. J. Aguilar, Manzanera, mayo 2018.

7 ophrys sphegodes scolopax

Ophrys sphegodes y Ophrys scolopax / M. J. Aguilar, Manzanera, mayo 2018.

 

Pasamos toda la mañana en el campo, con una agradable y fresca temperatura, y observamos 7 especies diferentes, 6 de ellas sin tener que desplazarnos más de unos 200 m, ¡una maravilla! Gracias a la diferencia climática y altitud, la temporada en estas latitudes es más tardía, por lo que aun se está a tiempo de observarlas.

Espero que disfrutéis encontrando y descubriendo a la familia de las orquídeas, «que ha realizado una evolución como un bricoleur que durante millones y millones de años remodela lentamente su obra, la retoca sin cesar, cortando aquí, alargando allá… Sin desechar nada, o casi nada, porque todo puede ser de utilidad en algún momento», citando, de nuevo, a M. Domínguez. Como la diversidad funcional, que tantos y tantos genios ha aportado a lo largo de la historia. Nada como observar la naturaleza para entendernos a nosotros mismos.

 

Agradecimientos
D. Aurelio Peña, D. Fernando J. Feliu, entidades y personal organizador de las II Jornadas de orquídeas de Manzanera, personal del Parc Natural Sierra Calderona y personal del Parc Natural de Túria.

 

BIBLIOGRAFÍA

Darwin Charles (2007). La fecundación de las orquídeas. Traduccin de Carme Pastor. Edición dirigida por Martí Domínguez. Editorial Laetoli, Vicerrectorado de Protección Social y Cultural de la Universidad Pública de Navarra. Navarra.
Arditti, Joseph & Elliott, John & Kitching, Ian & Wasserthal, Lutz. (2012). ‘Good Heavens what insect can suck it’ – Charles Darwin, Angraecum sesquipedale and Xanthopan morganii praedicta. Botanical Journal of the Linnean Society, 169, 403–432.

ENLACES

www.researchgate.net
https://es.wikipedia.org/wiki/Angraecum_sesquipedale
http://www.agroambient.gva.es/es/web/biodiversidad/orquideas-silvestres
http://www.monografias.com/trabajos30/clasificacion-orquideas/clasificacion-orquideas.shtml
http://jardibotanic.org
http://www.manzanera.org


 

Mª José Aguilar Carrasco

Licenciada en Ciencias Ambientales por la UPV

Me encanta escalar, el pajareo y los árboles. Nunca recuerdo los autores de los libros que leo y me dan muy miedo las hormigas por qué de pequeña tuve un pequeño incidente con ellas. No entiendo por qué la gente deja basura en los espacios naturales y sueño regularmente que soy un albatros y puedo volar muy alto. Me confieso adicta a la crema de manos.

Sitio Web: www.naturalmenterodando.com/