Fragantes ibéricas: el espliego

Fragantes ibéricas: el espliego José Quiles (floraiberica.es)

Parece sencillo hablar de la lavanda, pero si nos animamos con el género Lavandula la cosa se complica. En esta nueva entrega de las fragantes ibéricas de Juan Botella iniciamos un viaje aromático para repasar la Lavandula latifolia, el espliego, y profundizamos en su nomenclatura, la esencia que se le puede extraer y su comercio.

 

El aceyte destilado de espliego, 

encierra toda la virtud de las flores.

 

Arte de recetar de J. Barthelemi Tromsdorff

Traducción del Dr. Vilaseca y Augé, médico de número

de los Reales Ejércitos de S.M. Católica (1807)

 

En ese añoso y famoso tratado de química farmacéutica aún vemos Lavendula spica Linn. referido a espliego o alucéma.La denominación actualmente admitida es Lavandula latifolia Medik.original de Friedrich Kasimir Medikus (1736-1808), vinculado a la Universidad de Heidelberg y contemporáneo de Cavanilles.

En castellano encontramos alhucema, espliego, espígol y una extensa lista de variaciones como espligo, esprigo, hasta casi medio centenar de voces en las distintas lenguas peninsulares, en Álvarez Arias (2006) y alguna más en Anthos.

Repasemos también su nombre en diferentes lenguas:

  • Portugués: alfazema.
  • Catalán: barballó, espic, espígol.
  • Valenciano: espígol.
  • Vasco: ispiliku, izpika, izpikua.
  • Inglés: spike lavender.
  • Francés: gran lavande, lavande aspic, spic.

 

1 latifolia mateo

Flor de Lavandula latifolia / Gonzalo Mateo (Banc de Dades de Biodiversitat

 

A menudo se confunde con L. angustifolia Mill. denominación admitida para lavanda fina, bastante más escasa en la vegetación espontanea peninsular. En ocasiones coexisten las dos especies, una junto a otra. En la provincia de Valencia las podemos ver así, en el parque natural de la Puebla de S. Miguel en el Rincón de Ademúz. Como otras de este género de la familia Lamiaceae, cuando vegetan próximas se hibridan fácilmente al coincidir las últimas flores de lavanda, a finales de julio, con las primeras del espliego en agosto.

Un fenómeno observado con interés desde finales del s. XIX y que ha dado lugar a obtenciones varietales conocidas como Lavandines, entre los que encontramos:

  • L. Abrial (1926), muy cultivado principalmente en Francia, Bulgaria, Rusia, etc.
  • L. Súper (1949), el más cultivado en España.
  • L. Grosso (1961, de menor importancia comercial que los anteriores.

Y otros muchos más, aunque insignificantes en el potente mercado de la industria del aroma, pero con cierta presencia en el de las plantas ornamentales.

2 lavandin super botella

Primera cosecha Lavandin súper, duración del cultivo de 10 a 15 años / Imagen del autor.

 

Geografía y naturaleza

Es un pequeño arbusto muy abundante, conocido por todos, que hunde su cepa leñosa hasta en las peñas, orillas de formaciones boscosas o roturaciones, en suelos siempre calcáreos, del interior montañoso, en la mitad oriental peninsular.

4 esplegar botella

 Esplegar en agosto en Muela de Sta. Catalina de Aras / Imagen del autor.

 

No es raro verlo formando esplegares, desde los 600 a los 1500 metros. Habita en pisos bioclimáticos del meso y supra mediterráneo, en este último sustituye directamente a las formaciones boscosas como sabinares, pinares, robledales o carrascales, cuando estos desaparecen.

5 distribucion

En azul lavanda fina, en malva espliego. Mapa de distribución original del autor con datos de http://www.anthos.es y http://www.orca.cat 

 

Florece de agosto a octubre, en espigas de flores azuladas o lilas, que aleja de las hojas con característicos escapos, en cuyos ápices se agrupan las fragantes florecillas. Visitadas por toda clase de insectos del verano, especialmente mariposas y abejas que elaboran una excelente miel de espliego.

La abundante semilla es igualmente muy apreciada por la fauna, lo que unido a su austeridad para vegetar en climas áridos, suelos pobres, pedregosos y reinvertir su degradación, convierten nuestro espliego en una verdadera joya ecológica. En la Sierra del Toro y otros macizos conectados a Javalambre se ven matas con flores blancas, tan de moda hoy día en jardinerías británicas.

 

La esencia del espliego

Fue el físico Arnau de Vilanova (ca. 1238 - Génova, 1311), de los primeros en apreciar junto a las de romero, enebro y trementina esta esencia tan ibérica del espliego. Más de un siglo después el cirujano y botánico germano H. Brunschwig (1450-1534) sigue mencionando sólo estos 4 aceites esenciales. Anteriormente se conocen dos formas medicamentosas con espliego en la literatura andalusí y morisca: un ili di...isbiq y un ayqwua di... izbiqul. Ili d'isbiq aparece en sus tratados referida a oleatos, es decir la inmersión de sumidades floridas deespliego en aceite fino de oliva, en recipiente y tiempo adecuados. El ili morisco tan similar al valenciano oli no es el aceite esencial que apreció el doctor Vilanova en sus pioneras destilaciones del s. XIII.

En el mundo antiguo preislámico para la trasferencia del don de una planta al fluido oleoso, se usaba el omphalum, expresión de aceitunillas inmaduras, tras su primer tercio de desarrollo, de olivo o acebuche. En Sharq al Andalus se obtenía este preciado ili desde finales de junio prensando: ulibitis de ylur. Aunque generalmente donde vegeta a gusto el espliego ya no pueden vivir los olivos, popularmente se preparaba la mezcla.

Vilanova fue pionero en el aprecio de "lo que flotaba" en el destilado de espliego: su aceite esencial. El fluido fragante de aspecto oleoso que los destiladores moriscos no destinaban a medicamento, fiando sólo en ayqwua diizbiqul para sus boticas.

En junio de 1805 Simón de Rojas Clemente en su Viaje al antiguo Reino de Granada, señala la actividad recolectora y destilatoria de salvia y espliego con centro en María y su sierra almeriense y añade: […] hasta de Ceheguín (Murcia) llevan espliego a Cádiz, es decir su flor, que debe ir a América […]

8 destilacion botella

Desde tiempos anteriores a Clemente y hasta el último tercio del s. XX la destilación del espliego y otras fragantes ibéricas, se hacía con sencillos equipos en el campo a partir de matas de la vegetación espontánea / Imagen del autor.

 

Desde estos enclaves meridionales a lo largo del XIX, la actividad se extiende. Por ejemplo, hacia 1881 se exportaron aparte de esencia 20.915 Kg. de flor de espliego. En el siguiente siglo XX la actividad alcanza importantes proporciones, probablemente la fragancia española de mayor producción, adueñándose del mercado internacional. En el decenio de 1960 exportamos una media por año superior a 145 Tm. de aceite esencial, colectado y destilado del espliego silvestre.

 

El aceite esencial

Es el producto final de complejas reacciones metabólicas y se excreta en microgotas confinadas en frágiles estructuras membranosas visibles al microscopio, denominadas tricomas glandulares, repartidos por las hojas pero sobre todo en los cálices de las flores agrupadas en espigas.

Es una señal química destinada a los fitófagos combinada eficazmente, en la epidermis del espliego, con otras estructuras para proteger y preservar sus delicados fluidos vitales de la evaporación y la radiación solar. Lo cual no solo le permite subsistir sino alardear, ofreciendo su apreciada floración los días en que el rigor estival ibérico, todo lo agosta. Se obtiene por hidrodestilación, liberando aceite esencial con un rendimiento algo superior al 1% (100 Kg. de planta danalrededor de 1 Kg. de a.e.).

 

De sus derivados fragantes

Óleum spiculum, (del latín spiculum: 'pequeña espiga'), esencia de espliego, aceite esencial de espliego, hidrolato o agua aromática de espliego.

Inglés: Spanish spike lavender oil, spike lavender oil, spike hydrolat.

Francés: Huile essentielle de lavande aspic. hydrolat lavande aspic, eau florale de lavande aspic.

Spike lavender oil. CAS: 8016-78-2.

 

7 9 destilacion botella

A la izquierda, en la hidrodestilación de las plantas con aromas se recuperan dos condensados fragantes: aceite esencial flotando sobre el hidrolato o agua aromática / Imagen del autor. A la derecha, Microfotografía de glándulas excretoras de aceite esencial en lavandas, dispuestas entre densas masas detomento, vellosidad blanquecina. / Anipam

Composición de la esencia de espliego

Linalool: un alcohol terpénico es el componente mayoritario, presente del 34 – 50% en la esencia de espliego y en otras especies de ese género y familia, por ejemplo en Salvia sclarea llega casi al 30% de su esencia. Hay S-linalool en cilantro, palmarosa y cítricos y R-linalool en lavanda, laurel, albahaca etc. Su relación con el acetato de linalilo –su éster acético– es indicativo de su calidad. De amplio uso la industria química del aroma: jabones, detergentes, perfumes, champús, lociones, ambientadores…

1,8 Cineol: entre 16 – 39%. También presente en la esencia de eucaliptus, tea tree, ajenjo, romero, etc. Se utiliza en perfumería y dermocosmética, se encuentra en muchos productos, desde los de higiene personal a cremas para anti dermatitis del pañal de los bebés, inhaladores, para aliviar la congestión nasal, medicamentos para el dolor, preparaciones para encías, higiene bucal así como en repelentes de insectos.

Alcanfor: es un hidrocarburo terpenoide presente también en el alcanforero de Borneo Cinnamomum camphora y en el aceite de trementina. Su acción por vía tópica como rubefaciente, antipruriginoso, antiséptico y ligeramente analgésico lo indican para linimentos, elixires y pomadas, para dolores articulares, musculares (descontracturante), neuralgias y otras afecciones similares.

Les siguen en menor proporción (inferior al 2´5%) β y α pineno, limoneno, α- bisaboleno, β- caryophillene, α-terpineol, etc.

 

Usos

Al espliego le cuadra esta consideración general etnobotánica: de muchos nombres, muchos usos, lo que convierte a su esencia en la idónea para viajar a una isla desierta. Señalar la antiquísima costumbre de ahumar, quemando sus espigas con flores, la estancia donde alguien ha fallecido. Más alegre su presencia en coloristas y aromáticas celebraciones populares. En diversas manufacturas florales, entre ellas las ingeniosas manualidades para disponer de su aroma todo el año, a la manera provenzal de mayor o menor complejidad.

 

1024px Navettes de lanvande
Navettes de espliego a la manera provenzal / Veronique Pagnier (Wikimedia Commons)

También numerosas y eficaces indicaciones y aplicaciones en fitoterapia, de las cuales podemos encontrar mucha información en el completo artículo que le dedica el Dr. Mulet, en su Estudi Etnobotànic de la Província de Castelló.

No obstante, veamos unas referencias tradicionales de uso de su esencia, con las salvedades de consulta al facultativo que hacemos siempre. Se ha usado en picaduras, como curiosidad, los pastores del Javalambre valenciano y Sierra del Toro pedían a los "encargaos" de las calderas para ellos y sus animales "por las víboras". También en casos de insolación, de cansancio en las extremidades tras un largo esfuerzo, quemaduras, y para la desinfección y cicatrización de erosiones dérmicas y pequeñas heridas.

 

El comercio del espliego

La fábrica de esencia del botánico y jardinero Félix Robillard (1812-1888) fue fundada en 1860 y estaba especializada en productos de higiene personal. Además, mostró cómo añadir valor comercial en origen, a los extractos de los exóticos vegetales aromáticos que cultivaba en la Malvarrosa. Pronto añadiría también con éxito los sobrios pero eficaces aromas naturales del interior: thymol para sus dentífricos, linalool para sus jabones…

 

11 12 comercio espliego

Ideas ascensionales en la publicidad de los productos de la casa Robillard hijo, hacia 1927. / Fuente de la imagen aquí. A la derecha, publicidad de El Turia / Fuente de la imagen aquí

En los primeros años del s. XX las empresas extractivas diversifican sus producciones, por exigencias del comercio, añadiendo a las materias primas para productos farmacéuticos o cosméticos, las destinadas a la licorería y el sector agroalimentario.

Antes de la gran guerra esta empresa valenciana comienza a operar con la multinacional alemana de materias primas aromáticas Curt Georgi, que actualmente aún sigue en el comercio.

También en los alegres años 20 se establece en Benicarló Destilerias Adrian y Klein, una iniciativa de Jean Luis Adrian, ingeniero químico alsaciano, enamorado de los trasformados aromáticos de los vegetales al que en 1928 se asoció su compatriota Felipe Klein. Su actividad impulsará la producción y comercio internacional del espliego en su última época dorada.

La península Ibérica aún es la principal proveedora mundial de este aroma, tan diferente a fragancias próximas de lavanda fina y lavandines. La competencia y cultivo mecanizado de estos últimos abarató el precio del linalool y el eucaliptus el del cineol. La irreversible despoblación rural de los 70 propició el declive de la popular actividad recolectora, actualmente sustituida por cultivos.

16 restauracion botella

Espliego en bandeja forestal para restauración paisajística / Imagen del autor en los viveros Aroplantas

 

Biotecnología y espliego

Visto lo anterior nuestro espliego podría servir de argumento para la hipótesis de la Resonancia Mórfica. Científicos valencianos contínuan investigaciones sobre esta especie, sobre su cultivo in vitro o sobre su compleja biología.

Y más viendo otros centros de investigación nacionales donde igualmente se publican estudios, sobre las variaciones en sus compuestos bioactivos según la distribución geográfica o sobre sus moléculas antioxidantes y otras colaboraciones en linea con las pasadas germano-valencianas.

 

Unas últimas notas

Sea arrancado y enfardado como carga de leña menuda, en las tejerías y alfares de los iberos que se hicieron romanos. Igual de acarreado al peso, segadas sus espigas "pa cocelas en la caldera", o trillarlas "pa sacales la flor". O sea en productivos viveros especializados o en sofisticados laboratorios biotecnológicos del s. XXI. Hay algo que las Devas Supralumínicas de las Fragantes Ibéricas no le permiten hacer al espliego: defraudar.

 

Juan V. Botella

Colector y cultivador de plantas autóctonas en las montañas del Alto Turia, viveros y jardines. Estudié en Valencia, London y Granada y en mi tiempo libre me dedico a la investigación histórica y a escribir en mi blog. Tengo la manía de limpiar siempre mis herramientas de jardinería después de usarlas. Nunca he pescado y a pesar de que de joven escalaba montañas ahora me dan miedo los abismos. Admiro a algunos viajeros naturalistas y jamás entendí el amor a las armas.