Mala hierba, buena fama

Metáfora de la buena suerte, los tréboles son plantas herbácias que en el Jardín pueden llegar a considerarse malas hierbas. Un mundo de leyendas a su alrededor han hecho de los escasos ejemplares de cuatro hojas todo un símbolo.

Dicen que si encuentras un trébol de cuatro hojas tendrás buena suerte, pues cada una de ellas simboliza una de las fortunas de los hombres: fama, riqueza, amor y salud. Además, según los ocultistas además de proteger contra la locura les permitía ver a demonios hostiles y de esta manera escapar de ellos. De hecho, durante la Edad Media se extendió la costumbre de diseminarlos delante de las novias durante la boda para protegerlas, pues espantaba las acciones malévolas de los malos espíritus.

 

Es muy difícil predecir realmente cuál es el origen de las leyendas relacionadas con los tréboles de cuatro hojas y la suerte, aunque toda la mitología de esta planta está relacionada con este atributo. Según una leyenda cuando Eva fue expulsada del Paraíso se llevó un trébol de cuatro hojas como acto pudoroso, mientras que otras aseguran que los cristianos por su parte veían en él el símbolo de la cruz con cuatro partes y pensaban que tenía poderes especiales. Por eso, dicen que si encuentras un debes guardarlo en una biblia. Los marineros se los tatuaban entre sus dedos para atraer a la buena suerte.

 

TREBOL_SANPATRICIO

San Patricio

 

Los tréboles perteneciente al género Trifolium, de tres (tri-) hojas (-folium). Por lo tanto, podemos decir que los tréboles de cuatro hojas, aunque existen, están vinculados a la mitología y son escasos. Así, independientemente del número de hojas, algunas tradiciones, especialmente la celta, han otorgado al trébol algunos dones especiales. Los celtas lo consideraron un poderoso talismán de buena suerte, y para ellos el simple hecho de encontrar uno ya era un augurio de que todo iría.  Una suerte que se relacionaba con la naturaleza si el que encontraban tenía cuatro hojas, ya que consideraban que éstas representaban la tierra, el aire, el fuego y el agua . Años después, los irlandeses tomaron el trébol como planta nacional debido a su patrón, San Patricio, quien a mediados del siglo IV lo utilizó como símbolo en la evangelización de los pueblos celtas representando con él el misterio de la Santísima Trinidad. Según la leyenda, este santo recibió de Dios la misión de convertir al cristianismo a los celtas que ocupaban Irlanda en esa época.

 

El trébol: mala hierba, buena fama

El trébol pertenece al género trifolium que comprende a especies de plantas herbáceas perennes trifoliadas (tres hojas o lóbulos) con tallos rastreros. Como sabemos, el trébol más buscado es el de cuatro hojas, aunque esta variedad es muy escasa ya que en el mundo vegetal hay 10.000 tréboles de tres hojas por cada trébol de cuatro foliolos. 

 

TREBOL_VERDE2

 

Si queremos saber el motivo de la existencia de estos ejemplares tan preciados nos será difícil ya que los estudios se debaten entre factores genéticos y ambientales, o incluso la causa podría ser una combinación de ambos. Las flores del trébol están dispuestas en cabezuelas o inflorescencias formadas por numerosas flores que, en conjunto, parecen una única flor de color amarillo, blanco o rosado.

 

Los tréboles crecen de forma silvestre en Europa, Asia central, África septentrional y Australia, y son una planta que se adapta a todo tipo de suelos, aunque prefieren sustratos húmedos. Para muchos, especialmente aquellos que tienen césped en su jardín, el trébol es una mala hierba. Su crecimiento es más abundante debido a la escasez de agua y de nitrógeno, por lo que una manera eficaz de evitarlo es proporcionar al césped agua en abundancia y un abono rico en nitrógeno durante la primavera. Los abonos ricos en fosfato o en potasio también favorecen el crecimiento de tréboles.

 

TREBOL_ROJO1

Trifolium pratense


Entre las variedades más cotizadas está el trébol rojo (Trifolium pratense), una leguminosa salvaje y muy común que se utiliza como forraje para los animales y como planta medicinal. Las flores de este trébol pueden ser de color blanco o rosado. Sus raíces tienen unos nódulos especiales que alojan la bacteria que transforma el nitrógeno, por lo que lejos de ser una mala hierba, en la medida justa es muy beneficioso para el campo.

 

El trébol rojo contiene sustancias químicas llamadas isoflavonas – compuestos similares a hormonas – que al parecer producen problemas en la reproducción en ciertos animales. Los expertos piensan que una dieta rica en isoflavonas puede haber sido responsable de los problemas de reproducción y las enfermedades hepáticas que se observaron en los guepardos que viven en los zoológicos. El trébol rojo puede producir esterilidad en el ganado si lo consumen en grandes cantidades.

 

TREBOL_BLANCO1

TREBOL_BLANCO2

Trifolium repens

 

Otra variedad de las más buscadas es e trébol blanco (Trifolium repens) que crece en climas templados y húmedos, donde alcanza una altura de unos 10 cm. Es una planta muy apreciada para alimentar al ganado. Igual que el resto de ejemplares del género Trifolium, este trébol tiene hojas trifoliadas con los foliolos ovales de color verde y una mancha blanca. Sus inflorescencias pueden llegar a tener 200 flores blancas o blanco-rosadas. Esta variedad necesita mucha luz y agua, ya que es muy sensible a la sequía. No obstante, puede crecer en suelos pobres o arenosos.

Revista Espores. La veu del Botànic

Redacción de Espores, la veu del Botànic

Revista de divulgación científica del Jardín Botánico de la Universidad de Valencia

Medios