Espores - Inés Perales
Inés Perales

Inés Perales

Colaboradora del Departamento de Cultura y Comunicación del Jardí Botànic

Exagero siempre que puedo y me gusta atiborrar a mis amigos y familia. Me maravillan las cosas o animales que vuelan excepto E.T, que me da miedo.

 

Aunque los botánicos acaparen sílabas y llenen libros con palabras imposibles, hay un órgano presente en las plantas muy conocido por todos. Podemos describirlas con adjetivos científicos o poéticos, comerlas o estudiarlas, pisarlas u olerlas sin olvidar que, si respiramos, es gracias a ellas.

Vertebrado por el río Guadalquivir y cerca de la Mezquita de la ciudad encontramos el Jardín Botánico de Córdoba. Punto donde conviven especies de interés agrícola y paisajístico de Andalucía con árboles fósiles, un banco de germoplasma y un museo de etnobotánica. Un paseo a través del tiempo en una ciudad a la que las flores rinden homenaje.

Dracaena drago es el árbol que parece aprovecharse del misterio que envuelve a los dragones para resultarnos fascinante. Se dice de él que es capaz de sangrar porque de su corteza mana una linfa cobriza curativa.

Los incendios siempre han sido grandes enemigos del hombre, de sus cosechas y de sus posesiones. Pero hay una disciplina, la ecología del fuego, que los estudia y nos explica cómo las llamas gestionan el territorio, las especies, las enfermedades y los nutrientes.

El placer de saborear el pan del día será, dentro de unos años, una nueva opción para los celíacos. Científicos cordobeses han conseguido una especie de trigo transgénico sin gluten que permitirá elaborar productos derivados de la nueva harina con propiedades organolépticas muy parecidas a las de los productos tradicionales. Por fin, pan esponjoso y sin gluten.

Página 5 de 5