Espores - Daniel Climent Giner
Daniel Climent Giner

Daniel Climent Giner

Professor de Ciències de la Natura.

Investigador i divulgador etnobotànic.

Autor d'articles a Mètode i llibres d'etnobotànica. Conferenciant sobre temes de divulgació científica, etnobotànica i antropologia cultural.

Daniel Climent torna a Espores amb una ressenya molt especial, la del llibre amb el títol d’aquest mateix article. Una obra que ve, com diu ell, “a salvar-nos els noms de les plantes” i, en aquest cas, en català. Acompanyeu-lo en un viatge de lectures, cançons, una mica d’història i una ferma defensa dels noms populars que històricament hem donat a les plantes.

Ya hemos hablado sobre el ajenjo (Artemisia absinthium) en Espores pero hoy, Daniel Climent da una vuelta más de tuerca al tema. Hamlet, Chernobil, el cometa Halley y un vermouth, todo en un solo artículo. ¿Son la literatura, el arte y la ciencia irreconciliables? Lee y verás que no.

La semana pasada os hablábamos de Joan Pellicer, de cómo amó la botánica y la supo transmitir, participando también de la conservación de nuestro patrimonio etnobotánico. Ahora os hacemos un repaso por su obra y su vida mediática, y las trabas con las que se encontró, y descubriréis por qué se ganó a todo aquel que le siguió.

Transmitir sabiduría y respeto a la naturaleza desde el conocimiento y la proximidad, ésta fue la misión de un enamorado de nuestro territorio y la cultura popular. Médico de profesión y botánico de corazón que supo conjugar esa doble vertiente para acercarnos al mundo de la etnobotánica. Un gran divulgador científico para descubrir o recordar.

Hace poco hemos celebrado a San Antonio Abad, un santo con numerosos iconos que lo representan y rituales asociados. ¿Pero qué pasa si los relacionamos con la climatología, la bioquímica, la fisiología y también la botánica? ¿Y si conseguimos enlazar el fuego de San Antonio con un hongo que parasita el centeno? ¿Y qué tiene que ver todo esto con los Beatles? No paréis de leer para descubrirlo.

Hay una explicación mitológica de la división del año en dos estaciones, la belleza y pasiones de algunos dioses están implicados. Descubre esta preciosa leyenda que habla también del vínculo de nuestras celebraciones con la naturaleza