Espores - José Aparici
José Aparici

José Aparici

Estudiante de Grado de Biología en la UV
Colaboro con el Banco de Germoplasma, el Gabinete de Comuniación y Cultura del Jardí Botànic y con la asociación Autismo Infantil. Me fijo en exceso en las matrículas de los coches, admiro la capilaridad hídrica de los árboles monumentales y nunca he entendido la ley de Hondt.

Jose continúa en esta segunda entrega relacionando el cuento de la bella durmiente con la dormición de unas plantas halófitas y la tarea del Banco de Semillas del Jardín Botánico para despertarlas. Se trata de ejemplares de Mesembryanthemum nodiflorum, y en esta parte descubriremos como acaba la historia.

Como el cuento de la bella durmiente, había una vez, en un hábitat donde el suelo era y es un manto de cristales de sal, una hierba helada que adoraba vivir rodeada de sodio, ya que era halófita. Poseía unas semillas que presentaban una placentera dormición y no se despertaban, no germinaban. No estaban muertas, ni tampoco vivas. No disponíamos del beso del príncipe, pero sí de la maquinaria del Banco de Germoplasma del Jardín Botánico de la UV, dispuesta a sacarlas de un profundo y largo “sueño”. Esta es la primera parte de la historia que José Aparici nos cuenta en Revista Espores.

Hay un río rojizo asociado a la minería que tiene unas características muy especiales fruto de su acidez. Un microbiólogo fijó en él su atención y descubrió que sus particularidades provenían de acuíferos subterráneos, y que es uno de los mejores análogos geoquímicos terrestres de Marte. Descubre esta historia que parece de otro planeta.

Puesto que siempre hablamos de los beneficios de disfrutar de la naturaleza y con motivo del Día Internacional de los Desastres, hoy hacemos un cambio de perspectiva y hablamos de los peligros naturales que esconden nuestras tierras. Inundaciones, vientos fuertes de levante, terremotos, tormentas... Aprende sobre los peligros de nuestra naturaleza más cercana. ¡Pero sin asustarte!

El desierto del Sahara es el más cálido del planeta y el tercero más grande después del de la Antártida y el del Ártico. Aunque, hace 11 mil años, la Tierra acababa de salir de la última edad de hielo y estaba sometida a una nueva época interglacial denominada Holoceno; geólogos y arqueólogos han verificado que el Sahara era por aquella época mucho más verde, húmedo y habitable que lo que conocemos hoy por hoy. ¿Sabes los motivos?

Volem retre un peculiar homenatge a les Biblioteques de la Universitat de València per tots aquells serveis que ens ofereixen i que part de la comunitat universitària sols recorda com últim recurs. Si visites les biblioteques de la Universitat de València les vespres de les temudes èpoques d’exàmens comprovaràs l'autèntica dependència dels estudiants cap a quests centres. El repte per aconseguir un vital espai per intentar concentrar-se entre catifes d’apunts i en permís de les respectades màquines de refrescos i de cafè. Què seria dels estudiants sense aquests centres?

Taxus baccata és l'arbre de la vida per la seua extraordinària longevitat, arbre de la mort per la seua temuda toxicitat. I es que fins i tot, els antics pobles àsturs, celtes o germans del vell continent veneraven monumentals teixos als seus rituals perquè eren considerats tot símbol sagrat, degut als camins cap a l’eternitat. Es moment d’obrir finestres al passat i de deixar-se envoltar per la infinitat de curiositats que catapulten al teix a ser una autèntica joia botànica única, molt única.

Llegamos a la última entrega de las memorias monográficas de la comarca de La Vall d'Albaida. Estos dos últimos itinerarios abruptos finalizan en el sur de la comarca con el abrigo de la Sierra de Mariola como telón de fondo y poseyendo los reclamos naturales más concurridos y turísticos. ¿Quieres saber cuáles son? ¡Acompáñanos!

Continuamos con la descripción de los encantos naturales de La Vall d'Albaida: nuevas pinceladas paisajísticas y enriquecidas por el hegemónico, simbólico patrimonio cultural. Es momento de dejarse enamorar y perderse por las principales sierras del extremo más oriental de la comarca. Nos localizamos en paso natural la Vall hacia la comarca litoral de la Safor y su interior montañoso. Aquí comienza la excursión por los dos itinerarios más extensos y acogedores de la Vall.

Ací comença l’escapada per aquesta comarca i dividida en tres entregues, composades per dos itineraris cadascuna per tal de dibuixar definidament l’esquelet paisatgístic d’aquesta regió. Ens acompanyes a conèixer l’oest i el nord de la vall en aquesta primera part? L’Altiplà dels Alforins, la Serra Grossa i les riberes fluvials de la Vall t’esperen per a gaudir-los amb els cinc sentits!

Página 1 de 2