¡Las plantas también dan miedo!

Con la festividad de Todos los Santos las ciudades despiertan repletas calabazas con caras maléficas, de brujas y fantasmas de caramelo y nuestro imaginario... ¡Hace lo mismo! ¿Pensabais que no íbamos a ponernos terroríficos? Inés Perales llega hoy para atemorizarnos con historias sobre criptobotànica. 

Sí, las plantas pueden ser terroríficas y hoy os lo voy a demostrar. Pero antes quiero dejar claro que la rama que estudia estos fenómenos no es científica en absoluto. Conoceremos la orquídea que habita el demonio, una planta carnívora gigante y un par de ejemplares botánicos que han sembrado el pánico en las salas de cine.

 

¿Qué estudia la criptobotànica?
Esta materia se encarga de buscar las plantas que, ni descubiertas ni estudiadas por la ciencia, permanecen desconocidas y tienen la peculiaridad de capturar y matar animales grandes o incluso personas. Son los árboles carnívoros los más conocidos, veamos un par de ejemplos.


 las plantas piensan

Fernando Jiménez del Oso en el programa Más Allá. Haz clic para ver el capítulo titulado Las Plantas Piensan

 

Empezamos por el Yateveo, una planta carnívora de América Central y del Sur con varios parientes en África y en las costas del Océano Índico. No hay una única descripción de la planta pero podemos extraer que tiene un tronco corto y grueso y largos zarcillos que utiliza para capturar a sus presas. Otro muy conocido es el Duñak, un árbol carnívoro de Filipinas y otros lugares del Sudeste de Asia. Parece un árbol tropical con un follaje muy espeso, un tronco rojizo y bastante normal en cuanto a su aspecto. No sospecharíamos de él si no acostumbrara a atrapar a los animales que pasan por debajo de sus ramas para comérselos. Pero no hablamos de insectos o anfibios pequeños ¡sino de ciervos!

 

Ambos monstruos botánicos tienen un posible equivalente real. La leyenda del Yateveo podría estar basada en la planta carnívora más grande que existe Nepenthes rajah mientras que las serpientes pitones podrían haber inspirado la leyenda del Duñak.

 

"Un Taxus bacatta viene a verme" (spoiler free) y más monstruos botánicos
Y ¿cuál es el último monstruo botánico que ha llenado las salas de cine? Un Taxus bacatta que nos ha hecho llorar de lástima y nos ha atemorizado a partes iguales. En la película Un monstruo viene a verme el monstruo es un tejo.


Trailer de Un monstruo viene a verme


¿Y qué me decís del jovencísimo Jack Nicholson, un entusiasmado paciente de dentista, que termina por convertirse en el aperitivo de una hambrienta planta carnívora allá por 1960?


La pequeña tienda de los horrores

 

Y en esa misma década, los directores Steve Sekely y Freddie Francis convierten en película la novela de John Wyndham, El día de los trífidos: una lluvia de meteoritos convierte en monstruos a unas plantas traídas del espacio y deja ciega a la mayor parte de la población. Las pocas personas que conservan la vista son la única esperanza para la humanidad.

 

Unas pocas décadas después llega Jumanji! La película en la que los protagonistas se enfrentan a una planta trepadora asfixia todo lo que encuentra y a una carnívora tan grande como una adulto humano al que podría engullir en cualquier momento.


Jumanji

 

Los monstruos más cercanos y un demonio

El pasado mes de julio se publicó el descubrimiento de una especie de orquídea en cuyos pétalos, según algunos criptobotànics, reside el demonio. Puedes clicar sobre la imagen y consultar el artículo científico en el que se describe la nueva especie sin mencionar esta curiosa y llamativa característica. Además, Telipogon diabolicus ha sido incluida en Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), es decir, su estado de conservación es crítico. 

 

blog image

Telipogon diabolicus. Haz clic en la imagen per acceder al artículo en PhytoKeys


¿Con qué monstruos te sustaban de pequeño/a? Seguramente tu abuela te nombrara el Camuñas, la Quarantamaula o el Hombre del Saco y tu abuelo, quizás, el sacamantecas, el Moro Muza o el Home dels Nassos. ¿No? Pues ahora, con motivo de la celebración de Todos los Santos, la Biblioteca y el Departamento de Didáctica del Museo Valenciano de Etnología ha organizado un una exposición para niños y mayores en la que podrás conocer los a monstruos del imaginario tradicional valenciano.

 

Recuerda que el Jardín permanecerá abierto el próximo día 1. No pierdas la oportunidad y si visitas la monstruosa exposición de la Beneficencia acércate al Jardín y busca tus propios monstruos. Si no los encuentras, siempre puedes acariciar a un gatito.

Inés Perales

Colaboradora del Departamento de Cultura y Comunicación del Jardí Botànic

Exagero siempre que puedo y me gusta atiborrar a mis amigos y familia. Me maravillan las cosas o animales que vuelan excepto E.T, que me da miedo.