Garden of the moon, apuntes sobre flora Jazzística

Además de la estimulación musical que en ocasiones se aplica a las plantas, los vínculos entre flora y música son prácticamente inabarcables. Prestando atención concreta al jazz, las piezas y sus títulos, la temática e incluso las portadas plantean un recorrido por un auténtico vergel de sorprendente diversidad.

Si como propone la fonotropía el desarrollo de las plantas puede estimularse utilizando música, escuchando a Duke Ellington éstas probablemente crecerían a ritmo sincopado. Y aunque es una incógnita si lo harían más rápidamente sí que podemos afirmar que el jazz ha crecido incorporando vegetación a prácticamente todas los componentes de su imaginario. De esta manera, con un simple vistazo es fácil percatarse de que un gran número de piezas y portadas de jazz están pobladas de la más diversa flora, ya sea salvaje o doméstica. Este artículo quiere ser un recorrido – deliberadamente no exhaustivo- a través del jardín del jazz, con sus caminos, claros y, por supuesto, las diminutas flores que a veces un gran árbol convierte en una suerte de secreto.

 

MARCELO1

 

La primera división natural -observable en ocasiones también en humanos- que podemos realizar está en la naturaleza salvaje o no de la flora. La jungla designa un lugar cuyo significado último está más ligado a sus pobladores que a la vegetación selvática que la constituye. Ya sea como símbolo de fiereza, pugna o libertad, sus ecos resuenan en multitud de títulos, desde el clásico Jungle blues escrito por Jerry Roll Morton al cubop de Machito en Wild Jungle pasando por Jungle madness o Under the blue jungle moon, que Billie Holiday interpretó como nadie. Money jungle da nombre al imprescindible LP de Duke Ellington, quien treinta años antes había creado el "jungle style" que marcó toda una época en los clubes de Harlem.

 

MARCELO2

 

En el polo opuesto a la jungla aparece el jardín, lugar modelado a conveniencia de su creador y cuya belleza, en cierto modo domesticada, ha inspirado también el jazz. La pieza más conocida es el estándar Royal Gardens Blues dedicado a los Royal Gardens (en la actualidad Lincoln Gardens) de Chicago donde tocaron músicos esenciales del género como King Oliver o Bix Beiderbecke. También se convirtió en estándar el tema de la película Garden of the moon, que proponía la exótica idea de un jardín lunar. Casi como esquejes que producen raíces de forma independiente, en ocasiones se utilizan canciones populares como material jazzístico, como en el caso de A garden in the rain. Aunque de relación indirecta, es imposible hablar de jardines y jazz sin que acuda a la mente la banda sonora de Midnight in the garden of good and evil, integrada casi en su totalidad por composiciones de Johnny Mercer.

 

MARCELO3

 

Como rey indiscutible de la vegetación, alrededor del árbol se han construido toda clase de símbolos y mitos. Además de representar la vida y el crecimiento, su carácter ascendente lo hace a menudo un símbolo mágico de unión entre lo terrenal y lo celeste. Su presencia en la música es esencial, y de igual manera aparece en el jazz. Cobijaba a los que escribieron Down by the sycamore tree, In the shade of the old apple tree o Under the bamboo tree, ptomando un matiz casi bíblico en Don't sit under the apple tree, popularizado por la orquesta de Glenn Miller. También es protagonista en todas sus variedades en Willow tree, Olive tree o The Jasmine tree, entre otros y funciona como metáfora en Love doesn't grow in trees y The pitch-tree thing. Además, Yusuf Lateef llevó aún más lejos la idea de un jardín lunar introduciendo una especie autóctona en Moon tree.

 

MARCELO4

 

El privilegio de las flores, del cual se suele omitir que es esencialmente cruel, es la belleza que a menudo hace que sean cercenadas de sus tallos para servir de obsequio o ingrediente para esencias. Esa frágil belleza las sitúa en un lugar privilegiado de la cultura humana, siendo por supuesto un elemento importante de atención por parte de la música, ya sea de forma autónoma o simbólica. En el terreno del jazz su presencia es evidente en temas como Honeysuckle rose, The Rose o Mighty like a rose. Pero no es la rosa la única protagonista de síncopas e improvisaciones, también se han dedicado compases a las margaritas perezosas en Where the lazy daisies grow, la flor de loto en Lotus blossom, las flores del bosque en Forest flower o la delicada Fleurette africaine que se encuentra precisamente en Money jungle.

 

También son el tema central de Passion flower, A flower is a lovesome thing (reinterpretada burlonamente en ocasiones como A flower is a lonesome thing), la evocadora I picked a flower the color of your eyes o Days of wine and roses, tema homónimo de la película.

 

MARCELO5

 

Además de en las que ilustran este texto, las plantas están presentes en multitud de portadas de jazz como Earth blossom (The John Betsch Society), Whims of chambers (Paul Chambers Sextet), Jazz Suite (The Stan Tracey Sextet), The Tal Farlow Album (Tal Farlow) o Honeysuckle breeze (Tom Scott), por poner algunos ejemplos. Además está presente de forma sugerida en las de Jim Flora, de clara inspiración orgánica, confirmando que las plantas, agrestes o familiares, son parte indispensable del pensamiento y actividad humana.

 

La trágica desconsideración general hacia las hojas, vitales como encargadas de la fotosíntesis pero barridas y pisoteadas diariamente, tomó forma en el jazz cuando se cambió el título de Les feuilles mortes por Autumn leaves y se excluyó a las hojas -otrora protagonistas del título- de su letra. Pueden ser proféticas o portadoras de buena suerte, como en The tea leaf prophecy o I'm looking over a four leaf clover, doradas como en Golden leaf strut o de arce como Maple leaf rag, pero está claro que su desatención las hacía merecedoras de este epitafio a modo de coda.

 

{hwdvideoshare}id=88|width=560|height=340{/hwdvideoshare}

 

Índice de piezas, autores y fecha de composición (algunas de las atribuciones son aproximadas):

Days of wine and roses (H. Mancini, J. Mercer, 1962)

Don't sit under the apple tree (S. H. Stept, 1942)

Down by the sycamore tree (Tradicional)

Les feuilles mortes (Autumn leaves) (J. Kosma, J. Mercer, J. Prevert, 1949)

Fleurette africaine (D. Ellington, 1962)

Flower is a lovesome thing, a (B. Strayhorn, 1944)

Forest flower (C. Lloyd, 1966)

Garden in the rain, a (C, Gibbons, J. Dyrenforth, 1928)

Garden of the moon

Golden leaf strut (L. Roppolo, P. Mertz, 1923)

Honeysuckle rose (F. Waller, A. Razaf, 1929)

I'm looking over a four leaf clover

In the shade of the old apple tree (H. Williams & E. Van Alstyne, 1905)

I picked a flower the color of your eyes (B. Haid, 1935)

Jasmin tree, the (J. Lewis, 1968)

Jungle blues (J. Roll Morton, 1926)

Jungle madness (C. Willett, 1938)

Lotus blossom (B. Strayhorn, 1947)

Love doesn't grow in trees (?)

Maple leaf rag (S. Joplin, 1899)

Mighty like a rose (Mighty lak' a rose, E. Nevin, F. L. Stanton, 1901)

Money jungle (D. Ellington, 1962)

Moon tree (Y. Lateef, 1959)

Olive tree (?)

Passion flower (B. Strayhorn, 1944)

Pitch-tree thing, the?

Rose, the (?)

Royal Gardens Blues (C. Williams, S. Williams, 1919)

Tea leaf prophecy, the

Under a blue jungle moon (?)

Under the bamboo tree (B. Cole, 1901)

Where the lazy daisies grow (C. Friend, 1924)

Wild jungle (F. R. Gutiérrez, 1948)

Willow tree (?)

Marcelo Jaume

Estudiant de Musicologia

Medios