BOSQUES DE PIEDRA

Estos peculiares formaciones situadas principalmente en Kunming, al sur de China, están considerados como un fenómeno natural extraordinario y una referencia geológica a nivel mundial.

Habitualmente la palabra bosque se emplea para definir áreas donde la vegetación predominante son árboles, pero en realidad se trata de ecosistemas complejos que funcionan como hábitats reguladores de flujos hidrológicos y de especies animales, por lo que constituyen uno de los aspectos más importantes de la biosfera.

 

Pero, ¿qué es lo que ocurre cuando un bosque en lugar de ser un símbolo de vida pasa a convertirse en el origen de algo totalmente inerte? ¿Cómo os quedaríais si os dijésemos que en China existe un bosque formado por grandes rocas que parecen gigantes árboles emergidos del suelo y petrificados por el paso del tiempo?

 

Esto es lo que ocurre en el Bosque de Piedra que os presentamos, que se ha convertido en uno de los lugares naturales más curiosos del mundo.  Conocido como Shilin, ocupa una extensión de 400 kilómetros cuadrados en el condado de Shilin Yi, en la provincia de Yunnan, al suroeste de la República Popular China y a unos 100 kilómetros de la ciudad de Kunming, la capital del condado.

 

bosque_de_piedra_shilin1

bosque_de_piedra_shilin3

Su aspecto fantasmagórico y gris, la peligrosidad del entorno y los misterios y leyendas que acompañan a esta zona del país hacen de este bosque un espacio singular, como salido de otro planeta, en el que visitante se sumerge en un mundo sacado de ensueño. Por eso, no es de extrañar que pasear entre las rocas altas y de formas contorsionadas se haya convertido en uno de los máximos atractivos de la zona y uno de los lugares preferidos por los turistas.

 

Un bosque surgido del desamor

Explica la leyenda que en el bosque de Shilin nació de Ashima, la muchacha más bella de la tribu de aquella zona, una de las 56 etnias oficialmente reconocidas en China y origen de otras como por ejemplo la tibetana. Ella se enamoró de un joven de su etnia pero como su familia había elegido a otro pretendiente para ella, decidió morir y convertirse en piedra en el bosque. La piedra que la representa aún lleva su nombre y cada año, el 24º día del sexto mes lunar, muchos miembros del pueblo celebran el Festival de la Antorcha con bailes folclóricos y competiciones de lucha.

 

bosque_de_piedra_shilin2

bosque_de_piedra_shilin4

 

En cuanto a la versión cinetífica, los geólogos aseguran que este bosque de piedra tiene unos 250 millones de años y se formó cuando las capas de la tierra se movieron y el fondo marino se empezó a levantar. Con el tiempo las rocas empezaron a erosionarse, hasta que tomaron la peculiar forma escultórica que ahora presentan.

 

En realidad, los árboles de piedra de Shilin son lo que popularmente se conoce como karst, es decir, formas del relieve originadas por la meteorización química de determinadas rocas (como la caliza, dolomía o el aljez) compuestas por minerales solubles en agua. El karst se produce por la disolución indirecta del carbonato cálcico de las rocas calizas debido a la acción de aguas ligeramente ácidas.

 

El agua se acidifica cuando se enriquece en dióxido de carbono, por ejemplo cuando atraviesa un suelo y reacciona con el carbonato, formando bicarbonato, que es soluble. Hay otro tipo de rocas, las evaporitas, como por ejemplo el yeso, que se disuelven sin necesidad de aguas ácidas. Las aguas superficiales y subterráneas van disolviendo la roca y creando galerías y cuevas que por hundimiento parcial forman dolinas y por hundimiento total forman cañones.

 

bosque_de_piedra_naigu2

Bosque de piedra de Naigu

 

El área panorámica nacional de Shilin cubre un área de 350 kilómetros cuadrados y comprende distintas extensiones con bosques de distintos tamaños divididos en áreas panorámicas. Dentro de esta zona encontramos los bosques de piedra mayor (bosque de Lizijing), el bosque de piedra de Naigu (posiblemente el más conocido de todos y nombrado como Patrimonio de la Humanidad en 2007), el Lago Chang, el Lago Yue, la cueva de Zhiyun y la Cascada Dadie, todos ellos dominados por los gigantes karst.

 

Otros bosques de piedra

Los bosques de piedra de Shilin, a pesar de ser los más grandes y llamativos, no son el único caso en el mundo. Existen otros como por ejemplo el de “Los tres mil pilares de Wulingyuan”, también en China, que sorprende con sus mas de 3.100 pilares pétreos también de origen kárstico de hasta 200 metros de altura en medio de un denso bosque. En 1992 fue nombrado Patrimonio de la Humanidad.  También encontramos la costa de piedra de Madagascar, una enorme meseta de piedra caliza erosionada que recibe el nombre de Tsingy, una palabra que define en lengua malgache un paisaje único y con su propio ecosistema. Desde 1990 es parte del Patrimonio de la Humanidad como reserva de Tsingy.

 

bosque_de_piedra_madagascar

bosque_de_piedra_madagascar1

Bosque de piedra de Tsingy


En Siberia está el bosque de piedra de Lena erosionado durante miles de años, su riqueza geológica guarda evidencia de formas de vida desaparecidas como fósiles de mamut y otros eslabones perdidos desde tiempos del Cámbrico. Pero además, perduran infinidad de formas de vida con 464 especies catalogadas de plantas y fauna abundante.  La particularidad, es que uno de los paisajes más bellos de Rusia, es además, es a la vez uno de los más inaccesibles para turistas.

 

bosque_de_piedra_pilaresdelena

Bosque de piedra de Lena (Siberia)

 

En nuestro país también encontramos el Torcal de Antequera, en la provincia de Málaga, uno de los mejores ejemplos de paisaje cárstico dentro de Europa. Sus orígenes se remontan a la Era Secundaria o Mesozoica, más concretamente al período Jurásico. Por aquel entonces la zona constituía un alargado pasillo marítimo que comunicaba desde el golfo de Cádiz hasta Alicante.  

 

Durante la Orogenia Alpina, en la Era Terciaria o Cenozoica, se produjo el levantamiento de los sedimentos calizos depositados en el fondo de este brazo oceánico, dando lugar a estas sierras de peculiar forma. Como todos los macizos calizos, el Torcal de Antequera, presenta una enorme riqueza en simas, cuevas y otras formas subterráneas de las cuales se han explorado hasta la fecha algo más de un centenar.

 

 

bosque_de_piedra_torcaldeantequera1

bosque_de_piedra_torcaldeantequera2

Revista Espores. La veu del Botànic

Redacción de Espores, la veu del Botànic

Revista de divulgación científica del Jardín Botánico de la Universidad de Valencia

Medios