Cabañeros, nuestro Serengueti particular

Será por sus extensiones, será por las montañas que lo envuelven, será por la fauna que habita en él, será por los bosques que lo acompañan, el Parque Nacional de Cabañeros se ha ganado el título de Serengueti Español, y es en la actualidad uno de los espacios protegidos de mayor relevancia en la península ibérica.


Situado en Castilla-La Mancha, entre las provincias de Ciudad Real y Toledo, este espacio natural posee gran diversidad de especies faunísticas y  botánicas, que unido a su peculiar geología, hacen de este espacio natural  una joya de gran valor natural. La acción del hombre a lo largo de la historia ha dado lugar a un peculiar paisaje de extensas rañas de uso anteriormente cerealístico de secano y con ricos pastos estacionales, situados al abrigo de la Sierra del Chorito y del Macizo del Rocigalgo. Éstas últimas son las principales formaciones montañosas, completamente cubiertas de bosque y matorral mediterráneo que se encuentra perfectamente conservado.

 

Algunas de las especies más representativas de este parque nacional, son las grandes rapaces, como el águila imperial ibérica, la cigüeña negra, o el buitre negro; mamíferos como el ciervo, el corzo o el jabalí, entre otras especies, y una rica flora con una gran variedad de árboles y arbustos propios del bosque mediterráneo, así como una amplia serie de microclimas, bosques de galería, trampales, bohonales, o reductos de bosques atlánticos de gran interés botánico.

 

buitres-cabaneros

 

El Parque Nacional de  Cabañeros, cuenta con un gran valor  botánico, dada su amplia extensión. En sus cerca de 42.000 hectáreas alberga  una gran riqueza botánica con diferentes pisos bioclimáticos que conforman ecosistemas únicos, con 22 especies catalogadas  como vulnerables o de interés especial. Los suelos silíceos y el clima mediterráneo, hacen que la vegetación dominante sea de tipo esclerófilo (encinasalcornoques), claramente adaptadas a la sequía estival. Sin embargo, los vientos del Atlántico y las frecuentes inversiones térmicas que se producen en las vaguadas de la sierras, permiten la aparición de bosques de hoja caduca con preponderancia de quejigos y robles. Cada tipo de bosque aparece en lugares con características concretas de temperatura, suelo y humedad, variables según la altitud y la orientación de solana o umbría. La mayor o menor abundancia de agua provoca la aparición de bosques de ribera, formados por fresnosalisosabedules. Gran parte del territorio se encuentra en posición intermedia, lo que favorece la aparición de bosques mixtos en que se mezclan todos estos árboles.

 

Los crestones cuarcíticos limitan la aparición de vegetación por falta de suelo. Tan sólo las plantas adaptadas a estas condiciones consiguen sobrevivir. Es el caso de loslíquenes saxícolas, los organismos de mayor diversidad en cuarcitas y pizarras, y que abarcan un amplio mosaico de especies. La vegetación vascular saxícola está dominada por especies endémicas que colonizan las grietas y oquedades, como el clavel de roca, la dedaleraJasione crispasubsp. marianaenebroshelechosmusgos,crasuláceasacederasyesca.

 

ROCIGALGO9

 

Los encinares debieron constituir el bosque original de la zona, pero la explotación de los recursos forestales ha degradado este bosque, que pertenece al tipo encinar con piruétanos que caracteriza el paisaje serrano de la localidad. Es difícil encontrar bosques maduros por la intensa y continua explotación, pero aún así, existen rodales en las zonas más inaccesibles, donde las copas de las encinas se cierran, creando un ambiente en el que no penetra la luz. En este caso, la encina es el principal componente, que puede ir acompañada de alcornoques, madroños, enebros, cornicabrasarces y quejigos. En los encinares maduros, el estrato arbustivo es pobre, y está formado principalmente por madroños, durillosagracejos. Donde la presión de los animales es más alta, o a causa de la degradación generada por talas o incendios, el sotobosque está formado por jarasromerotorvisco.

 

Este tipo de encinar encierra dos variantes, húmedo y seco, siendo las especies características del primero, además de la encina, los quejigos, madroños, cornicabras, arces, brezos, jaras, durillos, labiérnago, aulagas y jaranzo. En el encinar seco, situado en las zonas más cálidas, se sitúan el mirto, la estepa negra, el lentisco, elacebuchey los alcornoques. En las laderas medias y altas de las solanas y en las bajas de umbrías algo soleadas, aparecen bosques de alcornoques, de poca extensión normalmente y acompañados por encinas y quejigos, y en algunas zonas por robles.

 

La zona más fría y húmeda está ocupada por robledales, formados principalmente por roble melojo acompañado de madroños o mostajos, aunque también se dan, sobre todo en el Alto Estena, robledales con arces, quejigos, alcornoques, mostajos, acebostejos, en el que también entran fresnos. Estos bosques de robles, se encuentran muy alterados por talas más o menos recientes, por lo que el sotobosque aparece enriquecido con especies resistentes al frío como jaras, brezos, cantuesosjaguarzos. En las zonas de suelo degradado, aparecen varias especies de brezo, cuya importancia radica en la protección que ejercen frente a la erosión.

 

cabaneros_09

 

En los medios acuáticos ribereños, los sauces ocupan la banda de vegetación más próxima al cauce, contactando normalmente con alisos o tamujares. En las zonas donde se forma una bóveda arbórea de gran umbría, aparecen diversos tipos de helechos, que contactan con las fresnedas y saucedas debido a la topografía del cauce en el alto Estena. En el estrato arbustivo, destacan arraclaneshiedras, parras silvestres y nuezas. Las fresnedas ocupan las bandas más alejadas del cauce, acompañadas porolmosálamos, quejigos, arces y robles. En la mayoría de las gargantas, debido a la dificultad del acceso, se desarrolla una vegetación en la que se mezclan especies de elevadas apetencias hídricas, como quejigos, fresnos, robles, arraclanes y sauces, además de aparecer especies como el avellano, el tejo y el acebo.

 

La fauna de este amplio espacio protegido atesora una población bien conservada de las especies más representativas de nuestro bosque mediterráneo. La comunidad faunística de Cabañeros, alberga algunas especies amenazadas a nivel mundial, como el águila imperial ibérica, el buitre negro o el lince ibérico, entre otras. Los mamíferos se encuentran muy bien representados  en este parque, siendo una de las señas de identidad de esta reserva la imagen de los ciervos (Cervuselaphus), pastando en la raña, junto a otros ungulados, corzo (Capreolus capreolus)  y el gamo (Dama dama), si bien estos   últimos son más característicos del monte más cerrado.

 

259544340_8d9963fac0_b

berreando3

 

El ciervo o venado es el protagonista de uno de los momentos más  espectaculares en Cabañeros: la berrea del ciervo. En este periodo, que abarca desde los meses de septiembre a octubre, se produce el celo y apareamiento de los venados, momento en el cual son fácilmente observables y audibles los bramidos y berridos de los machos, así como los enfrentamiento entre éstos, arremetiéndose  con sus cornamentasluchaderas, peleándose por las  hembras, en una de las más espectaculares formas de selección  natural. Un reducto turístico situado en el corazón de Castilla La Mancha que podrás descubrir por libre o con Fil Per Randa, con sus habituales rutas alternativas al mercado turístico.

 

Puedes informarte en:

www.fil-per-randa.com/reserv/oc/index.php?route=product/product&product_id=92

Fil per randa

Club de viajes que se dedica a la difusión del patrimonio cultural, monumental y medioambiental. Siempre entendiendo la cultura como un valor universal

www.fil-per-randa.com

Medios