Botánica inclusiva: el saúco, árbol protector y sanador

Un árbol de leyenda y apreciado en agricultura. Contra malos augurios y contra plagas. Son algunas de las historias que rodean al saúco o sambuco. Maria José Aguilar nos cuenta más detalles sobre este árbol y nos propone un paseo botánico inclusivo por Alcaraz para apreciar de cerca el Sambucus nigra.

El saúco, sabuco, sambuco, sabugueiro o elderberry es bien conocido por el ser humano y tiene una acertada denominación en Cataluña: “El Bon Arbre”. Esta especie está íntimamente relacionada con las personas desde el neolítico. Árbol de porte arbustivo de espeso follaje y ramificación, con inflorescencias de gran belleza que por San Juan se muestran en su esplendor y que más tarde se transformarán en frutos que hacen las delicias de los pajarillos durante los meses otoñales.

  • Reino: Plantae
  • División: Magnoliophyta
  • Clase: Magnoliopsida
  • Orden: Dispsacales
  • Familia: Adoxaceae
  • Género: Sambucus

 

Sauco2

Saúco, Sambucus nigra. / Aguilar Carrasco, M.J.

 

El género Sambucus cuenta con unas 30 especies y es originario de las regiones templadas y subtropicales en ambos hemisferios, aunque está más extendido por el hemisferio norte y en el sur se localiza en Oceanía y en algunas zonas de América del sur.

Como hemos comentado, es un árbol de porte arbustivo, tronco corto y abundante ramificación. Por su gran vigor suele rebrotar desde el pie, lo que favorece su supervivencia tras un incendio forestal, gracias a su potente sistema radicular. Las ramas se lignifican con lentitud mientras se van dividiendo, para desembocar en ramilletes de flores, umbelas de color blanco que darán lugar a unos pequeños frutos de color rojo que, tras su madurez, viran a un intenso púrpura violáceo. Alimento perfecto para las aves durante el otoño.

sauco flor
Ramilletes de flores de saúco. / Pixabay

 

Su hábitat preferido se localiza en las zonas ombrías y húmedas de valles. Pese a su aparente robustez, gusta de suelos profundos y ricamente fertilizados y, por ello, es frecuente localizarlo cerca de los cursos de agua, en los lugares donde existe una relación directa con el ser humano ocupando un espacio en sus huertas, setos o ribazos. Antaño gozó de vivir en los lugares privilegiados en los campos de cultivo y próximo a las viviendas, siendo muy honrado por parte del agricultor, privilegios que ha ido perdiendo con la modernización e industrialización de la agricultura, quedando relegado a algunos ribazos y riachuelos.

Numerosos autores han descrito las alabanzas del saúco, sobretodo del Sambucus nigra, que es la especie a la que se le atribuyen propiedades medicinales utilizadas a lo largo y ancho del continente europeo.

Calendari
Calendario del saúco. / Abella, I. (1996)

 

Un árbol de leyenda

Son muchas las leyendas que están íntimamente relacionadas con el saúco, siempre con un halo muy mágico. Se le atribuye ser morada de elfos, sustento de brujas o evocador de espíritus malignos al aplicar al fuego alguna de sus partes (flores, frutos, hojas, madera, raíz). Como ejemplo, cita Ignacio Avella en La magia de los árboles que, en el mundo anglosajón y también en Asturias, quemar la madera de saúco era un acto de sacrilegio: “al que la quema se le meterá el diablo por el culo”. Así que mejor hacer lumbre con otra especie, no sea cosa que tengamos alguna visita en orificio tan sagrado. Por el contrario, la quema de sus flores secas tiene efecto sanador en el ganado y es sagrado para conmemorar a los difuntos.

Su madera también ha sido muy apreciada. Plinio el Viejo cuenta en su obra Historia Natural que los pastores hacían bocinas y trompetas con ella y además éstas eran más sonoras siempre y cuando se cortara el arbusto allí donde no se pudiera oír el canto de los gallos.

Sambucus nigra wood kz2
Corte transversal del tronco. / Krzysztof Ziarnek, Kenraiz (Wikimedia Commons)

 

Apreciado en agricultura

Además de su relación con los seres humanos por su carácter mitológico y sanador, ha sido parte muy importante en el sistema agrario donde siempre ha estado presente. Se le atribuyen efectos plaguicidas y repelentes contra orugas, bien realizando una decocción de sus hojas y aplicándola directamente, diluida en agua fría sobre los frutales o esparciendo sus ramas entre las especies crucíferas. También se podía elaborar un purín con el que conseguir un efecto repelente contra topos y ratones. Se dice, que donde crece un saúco no hay serpientes ni sapos. Por este efecto repelente y sus múltiples cualidades beneficiosas en el huerto, ha sido un árbol querido y venerado por los humanos.

Sin duda una especie botánica singular, que daría para escribir un libro sólo con las historias que se le atribuyen.

 

De paseo por Alcaraz

Suele ser común localizar saúcos en las riberas de los ríos por sus preferencias ambientales. La ruta que propongo en territorio manchego, concretamente en el municipio de Alcaraz, en Albacete, trascurre a lo largo de una pista de tierra batida que bordea el Río de los Quiñones, un pequeño y sinuoso cauce que atraviesa una de las zonas de campos de cultivo de secano en la Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Alcaraz.

ruta del sauco

Mapa de ruta.

perfil elevacion

Perfil de elevación de la ruta.

 

La propuesta que os hago es un agradable y saludable paseo por una pista sencilla de recorrer con muy poco o nulo desnivel, que por su carácter puramente agrario no transitan muchos vehículos a motor, salvo algún propietario de los cultivos. Debido al tipo de pavimento no la recomiendo tras precipitaciones, porque evidentemente sería intransitable para realizarla en silla de ruedas.

pista alcaraz

Pista por la que transcurre el track. / Aguilar Carrasco, M.J.

 

Lo maravilloso de este paseo es el sosiego que uno siente, al transcurrir entre los campos de cultivo, descubriendo a cada paso un frutal diferente como olivos de diferentes edades y porte (Olea europaea), almendros (Prunus dulcis) o manzanos (Malus sp.) de deliciosos y crujientes frutos, acompañados siempre del rumor del riachuelo surcando la tierra y serpenteando la vegetación que se agolpa frondosa en su ribera, como los sauces (Salix sp.), chopos (Populus sp.), espino (Crataegus sp.) y, cómo no, la especie que nos ocupa: el saúco (Sambucus nigra).

Paseo olivo manzano

Cultivo de olivo (Olea europaea), nogal (Juglans regia) y manzano (Malus Sp.) / Aguilar Carrasco, MJ.

 

Uno de los regalos que obtuve realizando este paseo en otoño fue el deleite de alguno de los frutos, sobre todo las manzanas, y de la observación de aves, como siempre, que también disfrutaron de un abundante almuerzo a base de pequeñas bayas silvestres.

Este es solo uno de tantos ejemplos en donde poder encontrar esta especie, aunque no he encontrado todavía una ruta que fuera transitable en silla de ruedas en la Comunidad Valenciana. Existen, eso sí, muchas citas e interesantes historias.

 

Una leyenda más para terminar

Viajamos hasta el Maestrazgo, al Parque Natural del Peñagolosa, para conocer una leyenda que explica el porqué de la presencia del saúco en una zona que a priori no parece ser la más idónea. Existe un gran motivo por el que se le aprecia, y muchísimo. Cuenta la leyenda que los lugareños lo sembraban en las puertas de las masías, no solo por sus propiedades curativas sino por supersticiones o creencias ancestrales referentes a la presencia de cierta persona no muy grata: la Bruja del Agujero del Quiñó. La concavidad por donde se cuelan las aguas de la rambla del Pla era, según cuenta la leyenda, el hogar de la bruja. Y cuando su casa se inundaba, la bruja salía de su morada en busca de las niñas de la zona y estas desaparecían. Para proteger a las pequeñas de este endemoniado ser, sus habitantes sembraban un saúco en las puertas de las masías, por ser conocido como árbol protector contra la temible bruja.

He disfrutado tanto con estas y otras muchas historias que seguiré buscando al saúco en mis paseos por la terreta. ¡Hasta el próximo paseo botánico inclusivo!

sambuco

 

BIBLIOGRAFÍA 

Abella, Ignacio (1996). La magia de los árboles. Simbolismo, mitos y tradiciones, plantación y cuidados. Ed: Integral.
Plinio Segundo Cayo (el Viejo). Historia Natural XII-XVI. Editorial: Biblioteca Clásica Gredos.

ENLACES
http://www.parquesnaturales.gva.es/es/web/pn-penyagolosa/noticias/-/asset_publisher/1xpmcs6hwhtb/content/dia-del-arbol-una-historia-de-saucos
https://es.wikipedia.org/wiki/sambucus

Mª José Aguilar Carrasco

Licenciada en Ciencias Ambientales por la UPV

Me encanta escalar, el pajareo y los árboles. Nunca recuerdo los autores de los libros que leo y me dan muy miedo las hormigas por qué de pequeña tuve un pequeño incidente con ellas. No entiendo por qué la gente deja basura en los espacios naturales y sueño regularmente que soy un albatros y puedo volar muy alto. Me confieso adicta a la crema de manos.

Sitio Web: www.naturalmenterodando.com/