Los 5k del Turia (II): correr y disfrutar del arbolado monumental

¡Seguimos practicando el running más verde en Valencia con la bióloga Carmén López! Descubre las especies de los tramos más forestales del circuito 5k del antiguo cauce del Túria. Una experiencia que te hará disfrutar más aún si cabe del paisaje vegetal que encierra este gran parque urbano.

Recordemos que el circuito 5K Jardí del Túria discurre por el antiguo cauce del río Turia, que fue desviado en 1958 por el llamado Plan Sur, con el objetivo de evitar inundaciones como la ocurrida un año antes en la ciudad. Una intervención que corrió a cargo del gobierno nacional y el Ayuntamiento de Valencia. Pero no fue hasta 1987 cuando se convirtió en un jardín referente a nivel mundial, en el que participaron los mejores urbanistas y diseñadores de la época. A lo largo del trazado y en sus 1.1000.000 m2, arquitectos como R. Bofill y equipos como "Vetges Tú-Mediterrània" diseñaron diferentes espacios singulares. Además, destacamos el Parque Gúlliver que incluye el jardín, construido en 1990 a partir de un diseño de Sento Llobell.

 

PLANO-LEYENDA

 Plano del circuito 5k con las especies vegetales destacadas. Haz click en la imagen para ampliarla.

 

Un espacio singular que recorreremos a través del circuito 5k, detallado en diferentes artículos, para mostraros la belleza vegetal que esconde. Continuamos pues nuestro camino donde lo dejamos (Los 5k del Túria I - ¡Botánica a la carrera!) y os invitamos ahora a descubrir los tramos IV, V y VI, con su magnífica arboleda monumental. 

 

El Parque Urbano Forestal

Tras dejar el Puente de Las Glorias Valencianas, continuamos por los tramos IV y V, donde el circuito 5K aprovecha lomas suaves del terreno y discurre entre especies de porte arbóreo que forman parte de un jardín paisajista. Se pueden ver muchas especies típicas mediterráneas de diferentes formaciones forestales, agrícolas o ribereñas. Este tramo fue diseñado por la Conselleria de Agricultura. Los tramos IV y V son llamados "Parque Urbano Forestal".

 

1

Inicio del tramo IV con Pinus sppImagen de Carmen López

 

El circuito 5K se adentra en el Parque Urbano Forestal serpenteando entre pinos de gran porte junto a los cuales encontramos un buen ejemplar maduro de lentisco, Pistacia lentiscus L. Esta especie de la familia de las anacardiáceas es un arbusto de hoja perenne cuyas hojas están dividas en foliolos enteros. Puede llegar a medir hasta 3m de altura y es típico de suelos calizos y ambientes cálidos. Florece de febrero a abril y, después, aparece un fruto pequeño y redondeado que primeramente es rojo y después, una vez maduro, es negro.

 

El lentisco forma parte junto con otras especies de la maquia, una formación vegetal muy típica de la zona mediterránea. Estas formaciones vegetales aparecen concretamente en los pisos de vegetación termomediterráneos, que se caracterizan por unas temperaturas o termoclimas (media anual de 17-19ºC, media de las temperaturas mínimas del mes más frío entre 5-10ºC, media de las temperaturas máximas del mes más frío entre 14-18ºC, que definen el índice de termicidad de Rivas-Martínez ) y un régimen de lluvias u ombroclimas (seco y subhúmedo). Esta especie forma parte de los coscojares más abundantes de la Comunidad Valenciana.

 

2

Ejemplar de lentisco, Pistacia lentiscus L. Imagen de Carmen López

3

Detalle de las hojas del lentisco, Pistacia lentiscus L. Imagen de Carmen López

 

Casi llegando al kilómetro 2, se puede observar un palmito. Esta palmera es un Chamaerops humilis L. de la familia de las palmáceas o arecáceas. Es la única palmera silvestre europea junto con la palmera de Creta (Phoenix theophrasti Greuter). El palmito vive en matorrales secos y puede llegar a medir dos metros de altura en estado silvestre. Presenta ejemplares macho y ejemplares hembra, por lo que es una especie dioica. Los frutos, dátiles, son carnosos y maduran en otoño.

 

Al igual que el lentisco, es un elemento representativo de termomediterráneo. En algunas ocasiones, forma masas densas de vegetación impenetrable y otras veces se le puede ver aislado. Existen ejemplares en los que se pueden ver varios brazos que salen de un mismo punto. Tradicionalmente se ha usado para fabricar escobas, como planta ornamental, se consumen los cogollos cuando están tiernos y a sus frutos se le atribuyen propiedades astringentes.

 

4

Ejemplar de palmito, Chamaerops humilis LImagen de Carmen López

5

Detalle de palmito, Chamaerops humilis L. Imagen de Carmen López

 

Justo en el Puente de las Artes, el circuito 5K se ve flanqueado por dos ejemplares de Celtis australis L. El almez, de la familia de las ulmáceas, puede llegar a medir 25m de altura. Es originario del sur de Europa, oeste de Asia y norte de África. Su hoja es caduca, la corteza gris claro y su fruto, una vez maduro, es redondo y liso. No es una especie que forme bosquetes y vive preferentemente en zonas con cierta humedad, cerca de la entrada de cuevas.

 

Es muy utilizado como ornamental por su porte y por su sombra en los meses de calor. A nivel cultural, está ligado a cultos dedicados a la diosa madre y suele encontrarse alrededor de santuarios. Por esta razón se asocia a rituales de fecundidad, potencia sexual, ... De su madera se fabrican bastones o báculos y parece ser que el bastón de Moisés era de madera de almez. En algunas zonas como Segorbe, hay mucha tradición en la fabricación de bastones de almez.

 

6

Ejemplar de almez, Celtis australis L. Imagen de Carmen López

detalle-tronco-almez

Detalle de tronco del almez, Celtis australis L.

 

Con carácter mediterráneo

Llegando a la zona de juegos infantiles, el circuito 5K vuelve a verse acompañado por árboles de gran porte. Son carrascas, Quercus ilex. subsp. rotundifolia (Lam.) Schwartz ex T. Morais. Pertenecen a la familia de las fagáceas. Son árboles de hoja perenne, coriáceas, de color verde oscuro por el haz y gris por el envés. El fruto, llamado vulgarmente bellota, es comestible. La carrasca forma parte de la vegetación potencial arbórea en termomediterráneo, al igual que el palmito citado anteriormente. Hoy en día no quedan zonas de bosque bien conservado, ya que los suelos en los que se asentarían están ocupados por cultivo o han sido eliminados por incendios o carboneras, entre otros.

 

7

Ejemplares de carrasca, Quercus ilex. subsp. rotundifolia. Imagen de Carmen López.

8

Detalle de carrasca, Quercus ilex. subsp. rotundifolia. Imagen de Carmen López.

 

Continuando con las especies típicas del mediterráneo, el circuito 5K pasa por delante de varios ejemplares de algarrobos, Ceratonia siliqua L. Es un árbol perennifolio, que puede llegar a medir 15m de altura y cuyas hojas, de color verde oscuro en el haz, son compuestas. Esta especie de la familia de las leguminosas está naturalizada en el mediterráneo y se cultiva por el aprovechamiento de sus frutos, las algarrobas. Legumbres de color marrón muy oscuro que principalmente sirven de alimento para el ganado pero que también se utilizan en alimentación humana (especialmente en épocas de escasez de alimentos).

 

También con los frutos tostados y triturados se fabrica sucedáneo de chocolate. La harina del fruto se usa como espesante (goma de garrofín o E-410) en muchos productos como los flanes, cremas, .... Como curiosidad cabe destacar que la palabra "quilate" usada en orfebrería viene del griego "keration" que significa algarroba. Es debido a que se usaban las semillas de la algarroba para pesar las piedras preciosas.

 

9

Ejemplares de algarrobo, Ceratonia siliqua L. Imagen de Carmen López.

detalle-algarrobo

Detalle de fruto de algarrobo, Ceratonia siliqua L.

 

Y otra especie que está junto al circuito 5K es el enebro de la miera, Juniperus oxycedrus L. subsp oxycedrus, de la familia de las cupresáceas. Esta especie también es originaria del mediterráneo y es propia de bosques perennifolios donde forma parte de carrascales, coscojares y lentiscares. Puede llegar a medir 3m de altura y suele ser de porte arbustivo. Sus hojas, muy estrechas, presentan dos bandas claras paralelas.

 

Los frutos, llamados gálbulos, son redondos y de un color pardo-rojizo cuando maduran. De ellos se extraen aceites esenciales que se suelen utilizar vía tópica para tratar afecciones de la piel. También los frutos se usan para dar sabor a la ginebra en lugares donde el enebro común no está presente, como en Baleares. La madera del enebro es muy apreciada en ebanistería.

 

 10

A la derecha, ejemplar de enebro, Juniperus oxycedrus L. subsp oxycedrus. Imagen de Carmen López.

detalle-oxycedrus

Detalle de hoja y fruto del enebro de miera, Juniperus oxycedrus L. subspp. Imagen de Eduardo Bazo, fuente www.floravascular.com.

 

Y, por último en este tramo del circuito 5K, se puede ver una especie típica de bosque de ribera, un sauce llorón. Su nombre científico es Salix babylonica L. de la familia de las salicáceas. Es originario de China pero se encuentra asilvestrado en la zona del mediterráneo. Es frecuente su cultivo ornamental por el porte lánguido de sus ramas que pueden llegar tocar el suelo. Puede llegar a medir 15m de altura. Es de hoja caduca. Se puede plantar muy cerca del agua y próximo a estanques en ajardinamientos.

 

 11

A la izquierda, ejemplares de sauce llorón, Salix babylonica L. Imagen de Carmen López.

detalle-hoja-sauce 

Detalle de hoja de sauce llorón, Salix babylonica L.

 

Biodiversidad de especies al poder 

Pasado el Puente de San José, comienza el tramo VI del Jardí del Túria que a acabará pasados el Puente de Serranos, el Puente de Madera y el Puente de la Trinidad. En este tramo predominan plantaciones aleatorias de muchas especies arbóreas, que son fruto de campañas ciudadanas del día del árbol.


12 

Inicio del tramo VI - Alineación de plátanos de sombra, Platanus x hispanica Mill. Ex. Münchh. Imagen de Carmen López.

detalle-platanus 

Detalle de hoja, frutos y tronco de plátano de sombra, Platanus x hispanica Mill. Ex. Münchh.

En el transcurso del Circuito 5K y dejando atrás el Puente de San José, comienza una alineación de plátanos de sombra o plátanos de paseo. El Platanus x hispanica Mill. Ex. Münchh., de la familia de las platanáceas, es un híbridos que surge del cruce de dos especies de Platanus, P. orientalis L. (nativo del suroeste de Asia) y P. occidentalis L. (nativo de la zona atlántica de Estados Unidos). Es un gran árbol de hoja caduca y de crecimiento rápido. Su corteza es grisácea y parda, y se desprende a placas que dejan a la vista manchas amarillentas. La hoja es grande y con forma de palma, y su fruto (una infrutescencia) tiene aspecto de bola. Se cultiva mucho en parques y jardines como ornamental. 

 

Una vez cruzado el Puente de Serranos y hasta llegar al Puente de Madera, el circuito discurre entre campos de deporte y zonas de juego infantiles. En esta zona se alinean especies de árboles que dan sombra en los meses calurosos. Uno de ellos es muy común y se utiliza mucho en jardinería pública. Es el cinamomo, la Melia azedarach L. de la familia de las meliáceas. Este árbol es originario de Asia y se encuentra extendido y aclimatado por Europa y América.

 

 

11-2

Final del tramo VI - Ejemplares de cinamomo, Melia azedarach L., y detalle de sus frutos. Imagen de Carmen López.

 

Puede llegar a crecer hasta los 10-12m de altura, es de hoja caduca. Sus hojas compuestas son de color verde oscuro y la floración, que suele ser bastante abundante, llena la copa del árbol de florecitas fragantes de color lila. Su fruto es redondeado de color marrón claro y suelen quedarse en el árbol casi todo el invierno. Este fruto es tóxico y venenoso. A nivel industrial, del fruto se extraen compuestos activos para fabricar insecticidas, la madera es apreciada en ebanistería y con los frutos, una vez secos, se fabrican rosarios.

 

Carmen López Valiente

Doctora en ciencias biológicas por la UV y máster oficial de Nutrición y Salud por la UOC.

Soy profesora de secundaria en el IES EL CLOT de Valencia, runner con mi equipo Redolat Team, forofa de las novelas de Stephen King, del senderismo en familia y nadadora, ¡muy nadadora!