Suculento jardín (II)

"Haworthia fasciata" "Haworthia fasciata" Imagen de Guía de Jardín

Guía de Jardín nos trae hoy la segunda parte de Suculento jardín y lo hace contándonos técnicas sencillas de reproducción de plantas crasas usando esquejes. Si vives en Valencia es posible que estos consejos te funcionan muy bien. ¿Te animas a cultivar tu jardín de suculentas?

Una de las cualidades que más nos gusta de las suculentas es lo sencillas que son de reproducir mediante esquejes. También es posible hacerlo por semillas, pero la experiencia nos ha enseñado que el método más seguro y rápido es hacerlo a partir de un trozo de la planta, ya sea una hoja, un corte del tallo o separando un brote de la base. Hoy vamos a contaros cómo lo hacemos nosotras y aunque puede haber ligeras diferencias según el clima y la región, estos consejos básicos os pueden servir para multiplicar vuestras plantas.

 

.suculentas

Agaves, aeonium, siemprevivas y otras suculentas en el jardín

 

El momento ideal para reproducir las suculentas depende del clima –nosotras lo hacemos a lo largo de todo el año a excepción del invierno– pero el momento propicio es cuando se acerca el final del periodo de reposo de la planta o durante la temporada de crecimiento, que generalmente es en primavera.

 

Elegir el esqueje: decisiones preliminares

El género y especie de la planta determina el tipo de esqueje que se puede hacer. Como hay muchas variedades de plantas crasas, a continuación os contamos cómo proceder con algunas de las más conocidas:

- La mayoría de sedums, graptopetalum y echeverias se reproducen muy bien por esquejes de hojas.
- Para multiplicar aeoniums, lo mejor es tomar un trozo de tallo o una roseta con algo de base. De sus hojas nunca hemos conseguido una nueva planta.
- Hawortias y sempervivum emiten vástagos que se convierten en nuevas plantas, separándolas de la madre.
- Los agaves varían mucho según la especie. En algunos separaremos los hijuelos que nacen en la base de la planta mientras que en otros las nuevas plantitas aparecen en las varas florales.


hijuelos agave americana
Hijuelos de Agave americana en la vara floral

agave americana
Un hijuelo caído de la planta

 

Cuando no sabemos con exactitud qué tipo de esqueje funcionará mejor para nuestra planta, podemos guiarnos por su morfología y experimentar. En general, las plantas que producen hijuelos se multiplican muy bien separando los nuevos vástagos; las que tienen forma de roseta y hojas carnosas se reproducen bien por esquejes de hojas, y si no se da ninguna de estas dos circunstancias, lo mejor es plantar estacas del tallo de la planta.

 

Esquejes de hoja

Algunas plantas se multiplican con tanta facilidad que se propagan solas cuando una hoja cae sobre el sustrato. Nosotras lo descubrimos por casualidad, cuando observamos que en la maceta de nuestro graptopetalum aparecían nuevas plantitas sin hacer nada. Aprovechamos este descubrimiento y ahora tenemos nuevos ejemplares de graptopetalum por todo el jardín.

 

esqueje graptopetalum

Esqueje de hoja de un Graptopetalum

 

Si quieres probar, para propagar tu planta suculenta usando algunas de las hojas solo tienes que separarlas del tallo con suavidad, tirando de ella hasta desprenderla. La hoja debe separarse limpiamente o no servirá. Si la parte que se une al tallo se rompe, desecha esa hoja y vuelve a intentarlo. Deposita la hoja sobre el sustrato, procurando que la zona en que estaba unida al tallo quede ahora en contacto con la tierra. Ten en cuenta que por ahí saldrán las nuevas raíces.

 

esqueje hoja suculenta

Nuevas raíces y nueva planta en un esqueje de hoja

 

Esquejes de tallo

Para hacer esquejes de tallo tienes que cortar una porción del mismo y plantarlo hundiéndolo unos tres centímetros en la tierra. Puedes enterrar trozos que se hayan roto o desprendido, pero es más conveniente y seguro utilizar tijeras para que el corte sea limpio.

 

senecio esqueje
Pasos para hacer un esqueje de tallo en un Senecio

 

Multiplicación por hijuelos

Los hijuelos o vástagos son nuevas plantitas que brotan en la base o en las ramas de la planta madre y que le permiten reproducirse. Si los hijuelos aparecen en la base se deben separar con algo de raíz y plantarlos enterrando estas raíces. Si son hijuelos aéreos, los cortaremos dejando dos o tres centímetros de tallo que enterraremos en la nueva maceta.


vástagos de aeonium
Hijuelos de Aeonium gomerense

 

Mantenimiento y riego de los esquejes

Una vez plantados los esquejes, los dejaremos en un lugar donde estén protegidos del pleno sol y no los regaremos hasta que tengan raíces. La clave del éxito está en no regar ya que las nuevas plantitas tienen suficientes reservas para sobrevivir hasta enraizar. Les bastará la humedad del aire y el sustrato mojado no haría otra cosa que aumentar las posibilidades de pudrición. Solo en caso de climas secos es conveniente rociar el esqueje con agua pulverizada, pero sin mojar en exceso. Pasarán algunas semanas hasta que se formen nuevas raíces y enseguida comenzarán a crecer.

 

aeonium gomerense
Rosetas de Aeonium

 

Toda esta información proviene de nuestra experiencia personal. Seguramente se pueden utilizar otros métodos y los cuidados serán ligeramente distintos en otro clima o entorno. Estas son las técnicas que a nosotras nos funcionan y, si vives en Valencia o en un lugar de clima mediterráneo, es muy probable que también a ti te sirvan.

Guía de Jardín

Blog personal escrito por Mónica y María, madre e hija, que se centra en la jardinería doméstica con temas que van desde el diseño de nuestro propio jardín hasta las técnicas que empleamos para mantenerlo. También hablamos de plantas, paisajistas y otros jardines, grandes y pequeños, que te pueden servir para inspirarte.

www.guiadejardin.com