MILAGRO EN EL DESIERTO, UN JARDÍN DE FLORES

Ubicado en el efervescente Dubai, el Miracle Garden es ya el mayor jardín del mundo de flores naturales ya que entre sus enrevesados pasillos y laberintos encontramos 45 millones de flores. Un espectáculo visual que, hasta hoy, era inimaginable en medio de un desierto. Por suerte, en Dubai no solo crecen edificios.

Sería una osadía preguntar qué flores hay en el Miracle Garden y cuáles no. En este caso, más que la variedad, que como podéis imaginar, no es precisamente escasa, lo que importa es el número. Imaginad entrar en un espacio de 72.000 metros cuadrados en el que no hay lugar para el vacío, donde el horror vacui se convierta en un tapiz floral. Imaginad los colores, imaginad los aromas, imaginad lo que se puede sentir cuando las flores se abren al cielo... En un lugar como Dubai, ubicado en una de las zonas más áridas del planeta, imaginar un lugar así parecía imposible. Pero desde hace algunas semanas, pasear por semejante paisaje es una realidad. Y todo porque el gobierno del país quiere demostrar que un reverdecimiento de la zona es posible. El proyecto, que comenzó en 2011, parece dar ahora sus frutos.

Miracle-Garden-1_1

MIRACLE_13

MIRACLE_4

Eso sí, tenemos que destacar que esta apertura es algo temporal, este gran proyecto acaba de abrir sus puertas, a modo de exposición, pero a finales del mes de mayo volverá a cerrarse para su puesta a punto definitiva. Además de porque los expertos desaconsejan que esté abierto durante el verano, una época en la que la temperatura media del país es de 40º.

 

 

Un oasis floral en medio del desierto

Las instalaciones de este jardín son asombrosas. En él, los millones de flores parecen estar en sintonía, conforman setos en forma de corazones, estrellas, pirámides e iglús. En total, setenta y dos mil metros cuadrados en el centro recreativo Dubailand, situado en medio del desierto, en la ciudad de Al Ain, una de las zonas donde los nuevos ricos del país están construyendo sus mansiones. Pero no es lo único que se está construyendo, la empresa de los Emiratos Árabes Unidos, encargada de la gestión y el mantenimiento del Miracle Garden, también está plantando árboles en el perímetro para que bloqueen el viento.

 

MIRACLE_6

MIRACLE_7

MIRACLE_8

MIRACLE_10

El equipo de jardineros del Miracle Garden está haciendo un trabajo asombroso para conseguir ser el jardín de flores naturales más grande del mundo. Para ellos se han diseñado sistemas de riego innovadores que permitan aguantar las temperaturas y ofrecer a los visitantes este espectáculo floral único. Al Ain Sub Sistema de Riego Superficial (AASSIS) es el sistema de riego que se ha diseñado para este gran parque y que permite hasta un 80% de ahorro en el agua de riego.

 

Así, la ecología y la sostenibilidad se han convertido en una de sus banderas de identidad, pues dadas las condiciones del terreno donde se ha ubicado, es muy necesario tener todos los aspectos en cuenta. Según los creadores del proyecto, el Miracle Garden tiene como objetivos aumentar el patrimonio cultural y natural de la zona, reconocer y preservar el paisaje de la región a través de soluciones de diseño sostenible, y crear un legado natural no sólo para la generación actual, sino para las futuras. Otro de los aspectos a tener en cuenta ha sido la distribución de espacios. Los Miracle Gardens de Dubai tienen más de 4 kilómetros de senderos y aunque la mayoría de los jardines están expuestos al sol, unas cuantas secciones ofrecen refugio del ardiente calor del desierto.

Si quieres visitar este gran oasis de las flores, puedes hacerlo de octubre a finales de mayo, todos los días de 9 a 21 horas. La entrada cuesta 20 dírhams (aproximadamente, 5 euros) y los niños menores de tres años entran gratis. Y por último una advertencia, no trates de quedarte con un ramo de flores de recuerdo, el reglamento para los visitantes prohíbe explícitamente tocar y cortar las flores.

Revista Espores. La veu del Botànic

Redacción de Espores, la veu del Botànic

Revista de divulgación científica del Jardín Botánico de la Universidad de Valencia

Medios