POR UN PAISAJE DE CALIDAD EN LA VALL D'UIXÓ

En las faldas del Parque Natural de la Sierra de Espadán se encuentra esta población castellonense conocida por sus cuevas navegables y pinturas rupestres que ahora emprende un ambicioso Programa Integral de Paisaje para recuperar y unificar su patrimonio natural y cultural.

Desde su apertura al público en la década de 1950, las conocidas Grutas de San José han eclipsado por completo el resto del patrimonio cultural y natural de la Vall d'Uixó, en la comarca de la Plana Baixa. Los más de 200.000 visitantes anuales que recibe este reclamo turístico internacional acostumbran a pasar por alto el gran número de recursos de interés que se ubican a sólo unos metros del inmenso aparcamiento de estas cuevas navegables. Es por ello que, desde hace unos años, el gobierno local trabaja por diversificar su oferta turística, poniendo en valor sus activos patrimoniales y ambientales y haciendo más atractivo un paisaje urbano muy castigado.

 

EL CAMÍ DE L'AIGUA, RECUPEREMOS PAISAJE

Una de estas estrategias de diversificación turística tiene forma de Programa de Paisaje, una de las tres figuras de paisaje previstas en la última ley autonómica de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje que tienen por objetivo garantizar la preservación, mejora o puesta en valor de los paisajes que por su valor natural, cultural o urbano o por su estado de degradación requieren intervenciones específicas integradas.

 

20170510 142641 SHP

 

Éste era sin duda el caso del paisaje relacionado con el aprovechamiento histórico del agua que, desde su origen en las propias Grutas de San José y a través de la conocida como acequia madre o acequia mayor, ha condicionado durante siglos el urbanismo de la ciudad castellonense de uno a otro extremo.

De esta manera surgió el Camí de l'Aigua, como una estrategia integral que pretende poner en valor y recuperar la memoria y la identidad de un conjunto de elementos patrimoniales hidráulicos, además de reforzar y complejizar a través de este eje la Infraestructura Verde local, y, al mismo tiempo, generar espacios públicos y paisajes de calidad, atractivos tanto para los vecinos y vecinas de la Vall como para ese turismo potencial que se quiere captar desde las Grutas hacia el interior del núcleo urbano.

Con esta finalidad, desde la cooperativa el fabricante de espheras se diseñaron un total de 16 actuaciones que abordan el paisaje a lo largo de este eje de una manera integral pero desde cuatro puntos de vista diversos. Por un lado, se encuentran aquellas intervenciones de recuperación y puesta en valor del patrimonio material e inmaterial, por otro las de mejora, consolidación y conexión de la Infraestructura Verde urbana y periurbana, también estarían las de implementación de una infraestructura de movilidad a escala humana y sostenible, y, por último, las referidas a la mejora de la calidad paisajística de los espacios visualmente degradados.

 

espardenyer

Tradición espardenyera en la Vall d'Uixó. El proyecto incluye además una línea de recuperación de la memoria de oficios tradicionales vinculados al agua.  

 

El núcleo central desde el que se plantean estas intervenciones es la Fàbrica de la Llum, una edificación industrial situada a escasos 750 m de las Grutas que acogerá el nuevo Museo Arqueológico Municipal en un proceso participativo bautizado como Museu en Marxa. En su entorno se aglutina un gran conjunto hidráulico patrimonial dominado por los acueductos de Sant Josep y de la Alcudia, con la presencia de dos molinos y un sistema de acequias, canales y abancalamientos que conforman un paisaje muy interesante vinculado con el agua en el que, además, confluyen los cauces de los barrancos de Sant Josep y del Aigualit, con un gran peso en el imaginario paisajístico local.

Es de hecho en este espacio donde se plantean las mayores intervenciones tanto a nivel patrimonial, con la propia rehabilitación de los molinos o la puesta en marcha de la antigua fábrica como museo, como a nivel de Infraestructura Verde, con la recuperación de los espacios abancalados cercanos como huertos comunitarios y la revegetación de los cauces con especies autóctonas de ribera, y también a nivel de imagen urbana, con el tratamiento de las fachadas y traseras de edificios con una gran exposición visual hacia el entorno.

 

41

43


Desde este entorno, el resto de intervenciones tienen una clara vocación de aportar conectividad al eje en un sentido amplio, de manera que a lo largo del mismo se consiga generar un relato continuo relacionado con el agua y articulado a partir de elementos de movilidad blanda, renaturalización del ecosistema urbano o interpretación del patrimonio.


CONECTANDO EN VERDE

Este trazado, además, aspira a trascender la escala local e integrarse dentro de un contexto más amplio de infraestructuras de paisaje a escala territorial relacionadas con el propio Parque Natural de la Sierra de Espadán, cuya delimitación alcanza prácticamente a las Grutas, con el trazado del río Belcaire o con los recorridos senderísticos de la línea XYZ de interpretación de la Guerra Civil.

 

39

 

En el extremo opuesto del ámbito de intervención, el barranco del Randero, un espacio altamente urbanizado y degradado asociado a la Marjal de Nules, jugaría de la misma manera un papel clave para la conectividad entre los ecosistemas de montaña y los litorales.

Como habréis podido comprobar se trata, sin duda, de un ambicioso proyecto de paisaje que sólo será posible con la implicación no sólo del conjunto de la administración local de la Vall d'Uixó durante los próximos años, si no de sus vecinos y vecinas al completo en un proceso tan largo como ilusionante. Y es que se plantea nada menos que el reto de dar la vuelta a décadas de un urbanismo muy poco considerado con su patrimonio y su paisaje, para forjar desde ahí una nueva identidad vallera que se sienta orgullosa de su memoria.

 

valleros valleras 

Santi Hernández

Licenciado en Ciencias Ambientales por la Universidad de Valencia con Máster en Planificación del Territorio.