Matthieu es un violonchelista que se embarca en mil y un proyectos. Si escuchas a Jerez – Texas, a Cello Solo, a Diouke o a NES estás escuchando sus manos acariciar las cuerdas. En el Botánico nos ha deleitado con más de un concierto.

Publicado en Entrevistas