EcoRiba: la importancia de poner en valor el patrimonio natural

EcoRiba: la importancia de poner en valor el patrimonio natural Vista de Riba-roja de Túria desde el Pont Vell / Marcos Morales Peláez

Un murciélago ratonero patudo ha sido localizado en Riba-roja del Túria, una especie en peligro de extinción con el mismo grado de protección que el lince ibérico o el oso pardo. Es uno de los trabajos de EcoRiba, el proyecto de concienciación ambiental que se impulsa desde el consistorio de este municipio valenciano, y que recientemente también ha colaborado en la obra Flora endémica Riba-roja de Túria y ha catalogado cuatro olivos centenarios. Marcos Morales nos pone al día de estas iniciativas que ponen en valor el patrimonio natural en el siguiente artículo de Espores.

Como bien recordarán nuestros lectores, no es la primera vez que en Espores hablamos de EcoRiba, el proyecto de concienciación ambiental del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria. Después de presentar su mítico árbol, El Plátano de Traver, como candidato para ser el representante español en el concurso Árbol Europeo 2018, el proyecto ha continuado trabajando para conocer mejor el patrimonio natural de esta localidad valenciana. En esta ocasión, realizamos un recorrido por sus últimas actuaciones para conocer algo mejor el patrimonio de este municipio de Camp de Túria.

 

Murciélago ratonero patudo: una especie en peligro de extinción

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria, dentro de su proyecto de concienciación ambiental EcoRiba, contrató la empresa Càdec Taller de Gestión Ambiental S.L. para realizar un estudio sobre los diferentes murciélagos que se encuentran en nuestro municipio. El estudio, que todavía se encuentra en marcha, ya ha catalogado más de diez especies de quirópteros en el municipio, entre las cuales podemos encontrar las siguientes:

- Murciélago de herradura mayor (Rhinolophus ferrumequinum)
- Murciélago ratonero ibérico (Myotis escalerai)
- Murciélago de Cabrera (Pipistrellus pygmaeus)
- Murciélago común (Pipistrellus pipistrellus)
- Murciélago de bordes claros (Pipistrellus kuhlii)
- Murciélago montañero (Hypsugo savii)
- Murciélago hortelano mediterráneo (Eptesicus isabellinus)
- Murciélago orejudo austríaco (Plecotus austriacus)
- Murciélago coludo europeo o murciélago rabudo (Tadarida teniotis)

La especie más llamativa, sin embargo, ha sido la Myotis capaccinii, conocido con el nombre común de murciélago ratonero patudo. Esta especie se encuentra catalogada como Especie en Peligro de Extinción en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, y tiene la misma designación en el Catálogo Valenciano de Especies Amenazadas. Este hecho implica que el Myotis capaccinii tiene el mismo grado de protección que especies tan míticas como el lince ibérico (Lynx pardinus), el oso pardo (Ursus arctos) o el gallo hacer cantábrico (Tetrao urogallus cantabricus).

La detección del murciélago ratonero patudo, que se encuentra estrictamente ligado a superficies de agua, dada su dieta de insectos y pescados, ha sido posible gracias a la grabación de su ultrasonido. El espectrograma generado por un Myotis capaccinii presenta un patrón de bandas verticales muy característico que se estrecha cuando se trata de una emisión de caza. Este mamífero volador no se había detectado anteriormente en el municipio de Riba-roja de Túria ni en ningún pueblo cercano, pero ahora se ha podido detectar en zonas cercanas al río dentro del Parque Natural del Túria y en el Valle de Porxinos. El paso siguiente es continuar el estudio para tratar de determinar donde tiene establecida la colonia esta especie cavernícola y catalogar el resto de murciélagos que se encuentran en el municipio.

 Myotis capaccinii

Ejemplar de Myotis capaccinii. / Càdec Ambiental S.L.

 

Flora endémica Riba-roja de Túria: una publicación indispensable

La obra de Aurelio Peña Rivera –Biólogo de VAERSA, Valenciana de Aprovechamiento Energético de Residuos– y Pedro Pablo Ferrer-Gallego –doctor en Ciencias Biológicas del CIEF, Centro para la Investigación y Experimentación Forestal– es un excepcional estudio de la flora de Riba-roja de Túria que cuenta con el apoyo técnico del equipo de EcoRiba, la colaboración del Parque Natural del Túria y la financiación del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria.

Se trata de una fantástica guía, ilustrada con las fotografías de José Quiles Hoyo, que contiene la descripción de 30 especies autóctonas de Riba-roja de Túria. Además, la guía cuenta con mapas de distribución de las diferentes plantas dentro del municipio y usos de las mismas en etnomedicina y gastronomía valenciana. Dentro de estas 30 especies, hay dos que son especialmente relevantes:

A) Anthyllis lagascana, más conocida como albaida rosa. Es una planta arbustiva que crece entre los 30 y los 80 cm de altura. Con hojas opuestas de 3 a 7 folíolos, y flores grandes que se encuentran en grupos de entre 3 y 7 pétalos que varían desde el blanco hasta el rosa, estas plantas de la familia de las leguminosas crecen en pinares, espartales y matorrales (e, incluso, en descampados). Descrita como especie “Protegida. No catalogada”, esta planta ha visto restringido su hábitat por el proceso urbanizador del territorio valenciano.

B) Lupinus mariae-josephae, el altramuz valenciano. Esta magnífica planta ocupa la portada de la guía por su interés botánico. Catalogada como “Vulnerable” por el Gobierno valenciano, los ejemplares de este endemismo valenciano encontrados en Riba-roja de Túria constituyen la población más septentrional conocida. En Riba-roja de Túria se descubrieron en los territorios cercanos a la Cova Colom en el 2016.

 

flora ribaroja
Portada del libro Flora endémica Riba-roja de Túria. / Ajuntament de Riba-roja de Túria. A la derecha, d'Anthyllis lagascana / Gonzalo Mateo (Banc de Dades Biodiversitat de la GV).

 

Cuatro olivos de 350 años

A raíz de la propuesta del equipo técnico de EcoRiba, el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha aprobado, mediante resolución plenaria, la inclusión de cuatro olivos en el Catálogo de Arbolado Monumental Local para ser incluidas posteriormente en el Catálogo de Arbolado Monumental Valenciano.

Los cuatro olivos, ubicadas en el Valle de Porxinos, son propiedad del vecino Ernesto Folgado y cuentan con los siguientes perímetros: 3,90 metros, 4,09 metros, 3,76 metros y 3,77 metros. Es por eso que se estima que la edad de estos olivos podría estar alrededor de los 350 años, puesto que los estudios establecen esta edad a partir de 3,88 metros de perímetro.

La nueva protección con la que cuentan apoya el deseo del proyecto para poner en valor el patrimonio natural local y se une a la catalogación de 16 árboles el pasado noviembres y otros 26 en marzo de 2017, contando con un total de 46 ejemplares protegidos. Las fichas de catalogación han sido realizadas por los miembros del equipo técnico del proyecto EcoRiba y el personal técnico del CIEF, Ricardo Barberà y Raquel Herreros.

olivo

Una de los cuatro olivos centenarias protegidas en Riba-roja de Túria / Marcos Morales Peláez.

Marcos Morales

Graduado en Biología y Máster en História de la Ciencia y Comunicación Científica

Ha trabajado como Técnico de Medio Ambiente en el proyecto EcoRiba del Ajuntament de Riba-roja del Túria y colabora con numerosos medios de comunicación como Samarucdigital o Mètode para contribuir a la divulgación del conocimiento disponible a todos los públicos.

Lo último de Marcos Morales

Más en esta categoría: « INVASORAS DE SEGUNDA