Un botánico al mes: ANTONI AGUILELLA

Antoni Aguilella fue director del Jardín Botánico entre 2002 y 2010, unos años de muchas ilusiones pero también de mucho trabajo. Actualmente combina la docencia con la investigación, y considera enriquecedora su tarea como tutor de aquellos quienes se animan a comenzar la carrera de Botánica, aunque lo tengan difícil. El Botánico, la conservación del patrimonio natural valenciano, las personas que lo han marcado, la divulgación e incluso la música aparecen en esta entrevista.

¿Cómo fueron tus inicios en el Botánico?

No puedo olvidar las imágenes que he conservado desde mi juventud de mis excursiones por la Sierra de la Espadán con su espectacular, de los fondos de barrancos impenetrables, de las rocas cubiertas de helechos y musgos. Esos ambientes eran mi principal diversión, estoy seguro que esto constituyó el sustrato para desarrollar una larga relación con el mundo vegetal.

El primer contacto serio fue en el Colegio Universitario de Castellón en la medida que se nos exigía un herbario dentro de la asignatura de Biología que en aquel momento impartía el profesor José María Mulet. Sin embargo el contacto más intenso y duradero lo tuve en el Departamento de Botánica de la Facultad de Ciencias Biológicas al iniciar las salidas de campo semanales con los profesores José Mansanet y Gonzalo Mateo. Su apasionamiento para conocer plantas, para buscarlas y en definitiva para conocer a fondo el patrimonio vegetal valenciano me atrajeron especialmente.

Un elemento también importante fue en su momento la presentación en Valencia, en 1976, de un libro titulado Naturaleza: ¿uso o abuso? Coordinado por Ramón Folch. Esto me abrió otro gran ventanal en mi perspectiva profesional: el estudio de la vegetación y la conservación de la naturaleza. Ambas indisolubles y leitmotiv de mi vida profesional como botánico.

Aguilella 11 jardibotanic
Con personal del Jardí Botànic de la UV (1986).

 

Después tuve un periodo, como se suele decir de Freelance, viviendo de becas, trabajos de encargo y los primeros contactos con el Jardín Botánico, con el profesor Ignacio Docavo como director, donde establecí el catálogo de las plantas, que en aquel momento habían perdido la mayor parte de las etiquetas, e inicié una colaboración continuada hasta la actualidad. El año 1985, inmediatamente después de leer la Tesis Doctoral, conseguí el primer trabajo estable como profesor ayudante de Botánica en la Facultad de Ciencias Biológicas. La estabilización definitiva se produjo el 1987 cuando ocupé una plaza de profesor titular. Casi simultáneamente inicié el contacto con Manuel Costa con quién colaboré para desarrollar un proyecto de futuro para el Jardín Botánico.

 

¿Por qué escogiste la Botánica? ¿Qué es lo que te atrajo?

El mundo de las plantas es un mundo muy accesible, al alcance de la mano y la base de los ecosistemas al proveer la biomasa y los hábitats para los animales. Cuántas formas de ser interesantes, de ser bellas, de ser provechosas, ¡qué diversidad! Las posibilidades de la vida vegetal son infinitas. ¿Cómo no quedar enamorado de esa riqueza?

Aguilella 10 kew internat diploma
Promoción 2004 International Diploma in Botanic Garden Management. Royal Botanic Gardens Kew.

 

¿En que consiste tu trabajo actualmente?

Una gran parte de mi trabajo actual se centra en la docencia de la Botánica y la Biología de la Conservación. En el aspecto investigador sigo con el estudio de la flora y la vegetación de ribera y durante los últimos años en estudios filogeográficos de especies mediterráneas.

Aguilella 9
Excursión al Cabo de Gata (Almería) con alumnado de Biología de la Conservación (2006).

 

¿Cómo ha cambiado tu trabajo con los años?

Obviamente los cambios han sido muy importantes tanto cualitativa como cuantitativamente. Por un lado la llegada de los ordenadores personales nos facilitó muchos aspectos de nuestro trabajo. La capacidad de construir balsas de datos ha sido un paso importantísimo. Por otro lado la mejora de las infraestructuras en la Universitat de València, tanto en la facultad de Biología como al Jardín Botánico así como los servicios de apoyo a la investigación ha abierto nuevas posibilidades y perspectivas.

 

¿Cómo es la situación laboral ahora?

No se puede negar que el recorte en los fondos de investigación se hace notar profundamente. Hemos pasado de una época con recursos para contratar jóvenes investigadores con cierta perspectiva de futuro a una situación en la cual las posibilidades de promoción es cada vez más reducida. También la enseñanza se ha resentido notablemente, especialmente en los másteres donde solamente con muchas dificultades se dispone de presupuesto para sacar a los alumnos al campo, sin lugar a duda el laboratorio más importante para los alumnos de nuestra especialidad.

 

¿Trabajas solo o en equipo?

Cada tipo de proyecto es único, alguno no se pueden concebir sin un equipo y otros se pueden resolver individualmente. En cualquier caso, el trabajo en equipo suele ser más enriquecedor.

Aguilella 8 jesus
Con Jesús Riera durante una campaña en Chipre.

 

¿Tu trabajo te permite aprender sobre temas no relacionados con la Botánica?

La geografía física es una herramienta fundamental para el trabajo geobotánico que sintetiza numerosas ramas del saber como la climatología, la edafología, la geología, etc. En realidad tienes que ir echando mano de las especialidades más diversas según el reto que te planteas en cada momento. La bioinformática por ejemplo, es una herramienta cada día más necesaria. El trabajar sobre el terreno te permite acceder a las culturas de cada territorio y esto resulta sumamente enriquecedor y atractivo.

 

¿Estás orgulloso de haber participado en algún proyecto en especial?

Naturalmente, han sido muchos y varios, pero del que me encuentro más orgulloso y al cual he dedicado la mayor parte de mi vida ha sido el proyecto del Jardí Botànic de la Universitat de València. Desde el año 1980 hasta el 2010 he dejado la mayor parte de mis energías en el huerto de Tramoieres, desde el papel de simple colaborador, becario, conservador o vicedirector, al de director. Ha sido un proyecto iluminador sembrado de satisfacciones tanto profesionales como personales.

Aguilella 3 tesalonica
Reunión del Consorcio Europeo de Jardines Botánicos en Tesalónica, 2004.

Aguilella 6
Inauguración de la escultura de Andreu Alfaro en el Jardí Botànic UV, con el artista y con el rector de la UV, Francesc Tomás. 

 

¿Has conocido personas interesantes gracias a tu trabajo?

Ha habido personas que me han dejado una huella permanente. Vernon H. Heywood ha sido una de ellas. Una persona de vastos conocimientos y capacidades tanto personales como profesionales con el cual he forjado una amistad sincera y duradera. Siempre me han cautivado los hombres de carácter sencillo y humilde. Aquí incluiría al profesor Peter Raven al cual tuve la oportunidad de conocer personalmente, después de haber sido una de mis principales guías para la docencia.

Aguilella 7b kew
Con Vernon H. Heywood en la Temperate House de Kew Gardens.

 

¿No serás alérgico a alguna planta o al polen, no?

No, afortunadamente. Bien, en realidad tengo algunos conflictos alimentarios con algunas chenopodioides como la acelga y las espinacas hervidas. Debe de haber algo en la pared celular de estas plantas que disgusta a mis papilas gustativas.

 

¿Qué época de la Botánica te hubiera gustado vivir?

Me ha alegrado mucho vivir la época que me ha tocado, pero si pudiera elegir me gustaría ver la Botánica de aquí 100 o 200 años, y ver en que han quedado todas las transformaciones actuales. Me cuesta imaginar el volumen de información que se ha podido acumular y las nuevas herramientas metodológicas para el conocimiento de la vida de las plantas.

Aguilella 9b tunisia
Durante una campaña de recolección al sur de Túnez.

 

¿Cómo valoras desarrollar funciones de guía, al alumnado, desde la vertiente práctica?

La tutorización de estudiantes es una actividad muy interesante que a veces comporta grandes recompensas (y responsabilidades). Observar de cerca el desarrollo intelectual de las personas que se apasionan con el aprendizaje es un privilegio, sobre todo cuando tú intervienes de manera directa. En muchos casos resulta muy satisfactorio reconocerte a ti mismo, aunque solamente sea en minúsculos tics, en el seno de otras personas.

Aguilella 12 alumnes 1993
Visto por el alumnado (1993).

 

¿Sobre tu paso como director del Botánico, de que estás más orgulloso?

La proyección internacional y social local. Durante el periodo de dirección fui presidente de la asociación Ibero-macaronésica de Jardines Botánicos y representante español al Consorcio Europeo de Jardines Botánicos, además de miembro del Steering Committee de Planta Europa. Esto me permitió establecer muchas relaciones internacionales, aprovechando para dar a conocer el Jardín Botánico de la Universitat de València en multitud de reuniones, foros, congresos, etc, especialmente por toda Europa. A nivel social desarrollamos una intensa labor de proyección social bajo el lema de "Ciencia, Cultura y Natura", intentando atraer al Jardín los colectivos más diversos organizando ciclos de conferencias, conciertos, ciclos de excursiones, etc. Fue una época de gran efervescencia para el Botánico, que se potenció también como un centro de referencia para congresos y reuniones.

Aguilella 7 steering
Reunión del Steering Commitee de Planta Europa en Minsk, Bielorrusia.

 

¿Cuál es tu diagnóstico sobre la situación de la Botánica como disciplina?

La Botánica, como todas las disciplinas científicas, se transforma constantemente y se adapta a las nuevas situaciones. Un problema que veo en la comunidad botánica es el envejecimiento de sus miembros y el escaso relevo generacional. No por la carencia de vocaciones sino por las limitaciones en su promoción. La falta de perspectivas profesionales desvía a otros campos toda una serie de personas que podrían desarrollar una carrera brillante en el ámbito botánico.

 

Y la divulgación, ¿qué papel tiene en un espacio como el Jardín Botánico?

Desde mi punto de vista es una de las vertientes más importantes del Botánico. Pero al hablar de divulgación no me refiero exclusivamente a divulgar aspectos puramente científicos o del conocimiento de la disciplina per se, sino al necesario compromiso con la conservación de la naturaleza, dando a conocer la problemática actual que enfrenta la diversidad vegetal tanto a nivel de especies como de ecosistemas.

Aguilella 1
En la Selva de Estubeny guiando una excursión del Botànic.

 

La conservación y estudio del patrimonio natural valenciano también es uno de tus compromisos. ¿Un breve diagnóstico y una máxima a seguir?

En muchos aspectos la situación de los ecosistemas vegetales ha mejorado. La vida rural casi ha desaparecido y así ha aminorado notablemente el impacto sobre la vegetación. Por otro lado la capacidad destructiva en puntos concretos ha cobrado dimensiones catastróficas, y el impacto difuso de la contaminación, cambio climático, etc. se han convertido en problemas de los cuales no somos totalmente conscientes.

El estudio de la naturaleza nos da herramientas y claves pero en mi opinión solamente el cambio de la sociedad a un nivel de concienciación superior y sobre todo de compromiso y responsabilidad puede ser el motor de la conservación. Me da vértigo ver como las actitudes relacionadas con conciencia de corresponsabilidad ecológica se ligan a opciones políticas confrontadas cuando debería de ser realmente un elemento compartido por toda la sociedad. No podemos cerrar los ojos a un problema que nos afecta a todos por igual. Los científicos deben de ser los primeros comprometidos con la tarea de velar por el futuro del Planeta.

 

La música y en concreto el jazz es también una de sus pasiones. ¿Hace buena pareja con la botánica?

No sabría decir si realmente ligan las plantas y el jazz pero sí que es un complemento al quehacer profesional donde se mezclan aspectos lúdicos, intelectuales y humanos. En realidad en mi caso particular, yo soy el único nexo de unión entre las dos actividades. Es lo único que puedo decir.

Revista Espores. La veu del Botànic

Redacción de Espores, la veu del Botànic

Revista de divulgación científica del Jardín Botánico de la Universidad de Valencia