Richard Evans Schultes y los secretos del Amazonas (1941-1953)

Richard Evans Schultes y los secretos del Amazonas (1941-1953) PN Chiribiquete / Parques Nacionales Naturales de Colombia

Continúa la serie de Viajes (de) botánicos de Joan Pedrol, que, en esta segunda entrega, nos acerca a la figura de Richard Evans Schultes, uno de los grandes etnobotánicos del siglo XX, de los primeros al interesarse por las plantas y hongos con propiedades psicoactivas. Hoy, podemos reseguir sus exploraciones por el Amazonas y sus descubrimientos gracias al libro escrito desde la admiración por uno de sus discípulos, el también etnobotánico Wade Davis.

El libro del que hoy nos ocupamos es difícil de clasificar. No es únicamente una biografía, tampoco un libro de aventuras, ni siquiera un tratado de geografía, pero hay un poco de todo esto. Está centrado en la figura de R.E. Schultes y sus exploraciones de la cuenca amazónica –Colombia, Brasil y Ecuador– y la cordillera andina, realizadas entre los años 1941 y 1953. También tienen un papel muy destacado los viajes de sus discípulos Tim Plowman y Wade Davis; este último, autor del libro.

 

Plantas y hongos psicoactivos del Amazonas: objeto de estudio

Es curioso la poca atención que han dedicado tradicionalmente los botánicos al estudio de las plantas y hongos con propiedades psicoactivas, salvo cuando han entrado en juego intereses económicos. A pesar de que muchas culturas “primitivas” los han utilizado desde tiempos inmemoriales para transcender –a menudo en ceremonias con rituales de iniciación–, generalmente su uso y memoria o se ha perdido o ha quedado restringido a grupos sociales más o menos marginales o aislados geográficamente. Probablemente el rechazo, cuando no directamente persecución, de la ortodoxia cristiana y de las otras grandes religiones monoteístas, ha tenido mucho que ver. Esta situación, sin embargo, empezó a cambiar hacia finales del siglo XIX, cuando algunos etnógrafos describieron el consumo de estas plantas y hongos en algunas culturas como expresiones espirituales. Y es aquí donde hay que situar a uno de los primeros botánicos que se interesó por estas plantas y su uso, y que llegó a ser un gran experto y divulgador: Richard Evans Schultes. Sus trabajos pioneros sobre el peyote y elteonanácatlse pueden considerar los primeros estudios etnobotánicos "serios" sobre organismos psicoactivos. A la vez, marcó el inicio de toda una serie de acontecimientos que acabarían confluyendo con los anhelos e inquietudes de la generación beat en 50 y los movimientos contraculturales de los 60 y 70.


1 Schultes LostAmazon
R.E. Schultes (a la derecha). Caño Guacayá, Amazonas Río Miritiparaná, Colombia, 1952. / The Lost Amazon, de Wade Davis.

 

Richard Evans Schultes (1915-2001) se considera uno de los grandes etnobotánicos del siglo XX. Ya de pequeño lo había fascinado el libro del explorador y botánico del siglo XIX Richard Spruce sobre el Amazonas, pero fue a Harvard a estudiar medicina, becado por la Iglesia Unitaria de su comunidad, del área metropolitana de Boston. En Harvard, conoció a Oakes Ames (1874-1950), un profesor de etnobotánica muy extravagante, orquideófilo y millonario, de quién llegó a ser el alumno predilecto. Le dirigió un trabajo de pregrado sobre el uso del cactus del peyote entre los kiowas en Oklahoma y, más adelante, la tesis doctoral sobre organismos alucinógenos en México, donde identificó el  teonanácatl de los indígenas como hongos del género Panaeolus.

En  1941, Schultes se encontraba en el Amazonas estudiando el uso del curare por los indígenas, y cuando Estados Unidos entró en guerra se alistó como voluntario. Sin embargo, lo reclutó la Oficina de Plantas Industriales del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) y lo enviaron a Colombia, como explorador botánico, para evaluar las diferentes especies productoras de caucho y las opciones de cultivo industrial. El caucho era necesario para abastecer la industria bélica, que hasta entonces dependía del suministro desde el sudeste asiático, el cual estaba interrumpido. Se quedó en Colombia hasta 1953, aunque viajó de vez en cuando a los Estados Unidos, a Costa Rica o Inglaterra. Cuando cerraron el programa del caucho, lo reclamaron en Harvard.

4 Sigsig Ecuador wikimedia

Schultesiophytum es uno de los géneros de ciclantáceas con los que se hacen los sombreros  "panamá". / Wildredor (Wikimedia Commons).

Durante todo este periodo había conseguido explorar, generalmente solo, unos 80.000 km2 de territorio amazónico donde los únicos cauces de comunicación eran los ríos. Se  desplazaba con su inseparable canoa de aluminio de fabricación artesana, que tan solo pesaba 24 kg. Aprendió dos lenguas amazónicas, inventó el método para prensar y conservar las plantas en alcohol o formaldehído, que todavía se utiliza hoy en día en zonas tropicales, y recolectó unos 24.000 números de plantas; de entre ellas, unas 3.500 productoras de látex, la mayoría del género Hevea. Además, a partir de sus recolecciones, se describieron unas 300 especies nuevas para la ciencia. También pasó hambre, sufrió ataques de malaria y beriberi y experimentó personalmente con todas las plantas alucinógenas de la selva conocidas por los indígenas, buscando siempre quienes todavía conservaran el conocimiento tradicional para preparar las pociones. Parece ser, no obstante, que una de sus grandes frustraciones era que, mientras la mayoría de la gente que las tomaba sufría unas fuertes sensaciones de alteración de las percepciones, él apenas veía cambios de colores.

Timothy Plowman (1944-1989) era el discípulo predilecto de Schultes y también experimentaba con todas las plantas psicoactivas. Los años 1974 y 1975, y bajo la supervisión de Schultes, estudió las fuentes naturales de la coca en los Andes con un proyecto del USDA. Plowman acabaría siendo el gran especialista del género Erythroxylum, en el cual describió cerca de 40 taxones. En el trabajo de campo de estos años, casi siempre lo acompañó WadeDavis (1953- ), que durante la década de los años 70 continuó viajando por los Andes y la costa pacífica, desde el Perú hasta Panamá, con alguna incursión en la cuenca amazónica.

2 schultes maku 1952

Recolectando plantas con colaboradores Maku (1952). / Harvard University Herbaria.

Un libro escrito desde la admiración al maestro

El libro que nos ocupa está estructurado en 14 capítulos, cada uno de los cuales tiene un hilo conductor. Así, entre otros, aparecen el peyote, los hongos alucinógenos de México, la coca y los viajes de Plowman y los de Davis, el curare, el caucho, el pueblo waorani, varias plantas alucinógenas, los viajes de Richard Spruce a finales del siglo XIX o el mismo río Amazonas y un buen puñado de afluentes. Pero en cada uno de los capítulos se mezcla todo: los viajes de Schultes –de los cuales la información proviene en buena parte de las libretas de campo, además de entrevistas personales–, el viaje de Plowman y Davis o algún que otro viaje de Davis, noticias históricas, historias personales, información antropológica sobre los diversos pueblos indígenas, la geografía del territorio y, siempre, información etnobotánica, preferentemente sobre plantas con propiedades psicoactivas.

 Escrito desde la admiración por R.E. Schultes y en memoria de T. Plowman, el libro relata las aventuras de los personajes –cuando no los mismos personajes: aventureros, botánicos, chamanes...–, describe los paisajes y los viajes y explica el contexto histórico, siempre desde un punto de vista de total respeto por los indígenas y por sus conocimientos de las plantas. La cantidad de información que  aparece es inmensa y las descripciones son detalladas, pero en general la lectura es emocionante y fascinante, aunque sea fácil perderse entre los ríos, poblados y culturas amazónicas. Todo el libro rezuma la sensación de que nos transmite las últimas imágenes de un mundo y unas formas de vida que, ya entonces, se extinguían inexorablemente.

3 Aganisia cyanea Orchi
La orquídea azul –Aganisia cyanea– que da nombre a un capítulo del libro. / Orchi (Wikimedia Commons).

Cuando Schultes volvió a Harvard en  1953, primero fue conservador del herbario de orquídeas Oakes Ames, más tarde conservador de Botánica Económica y, desde 1970 a 1985, profesor de Botánica. En su nueva etapa universitaria continuó estudiando y publicando sobre etnobotánica –fue el editor de Economic Botany Journal de 1962 a 1979–, pero sobre todo de plantas alucinógenas. También publicó una decena de libros fundamentales –algunos en colaboración con Albert Hofmann– para la comprensión y divulgación de las plantas psicoactivas. Hacia el final de su vida,  adquirió también un fuerte compromiso en defensa de la selva amazónica y de sus pobladores ancestrales.

 Extremadamente conservador en política, en las elecciones a presidente de los Estados Unidos, en su colegio electoral siempre había un voto para la reina de Inglaterra. En cambio, era un firme defensor de las libertades individuales. Llegó a ser una figura popular por el hecho de que, en los años 70, se prestaba a declarar como testigo experto en los juicios por posesión de marihuana. Mantenía –al menos en los juicios– una peculiar interpretación taxonómica del género Cannabis, y declaraba que no había manera de probar, con las herramientas forenses disponibles y fuera de toda duda razonable, cuál de las tres especies del género que él reconocía era la decomisada. Y como la ley solo penaba la posesión de Cannabis sativa... ¡Las extravagancias del discípulo al final no tenían nada que envidiar a las del maestro!

Al menos tres géneros de plantas, aceptados actualmente, corresponden a epónimos que lo honoran. El año 2015, el cineasta colombiano Ciro Guerra, con un guion basado en parte en una adaptación muy libre de algunos de los capítulos del libro, sobre todo el dedicado a Richard Spruce (1817-1893), dirigió la película El abrazo de la serpiente.

 

REFERENCIAS

Wade Davis (2001). El río. Exploraciones y descubrimientos en la selva amazónica. El Áncora Editores, Bogotá. 639 p. [Traducción de Nicolás Suescún; hay también una edición de la editorial Pre-textos, de 2004]

Wade Davis (1997). One river. Explorations and Discoveries in the Amazon Rain Forest. Touchstone, New York. 537 p.

 

Primera edición del texto por Edith Castells.

 

Joan Pedrol

Botánico. Profesor titular de la Universidad de Lleida

Interesado en sistemática, taxonomía y corología de plantas vasculares, pero también en (re)descubrir los caminos, vivencias y paisajes que amantes de la botánica han pisado antes.