Chanticleer Garden

Chanticleer Garden Chanticleer Garden

Hay muchos jardines públicos que nacen como proyectos personales, y nos cuentan cómo a las personas nos gusta tanto la naturaleza que nos las arreglamos para tener un buen pedazo cerca. Visitamos en Espores un jardín en Filadelfia considerado el más romántico de Estados Unidos.

Lo que fue un refugio para Adolph Rosengarten y su esposa Christine en los años veinte del siglo pasado, se convirtió en 1993 en un jardín abierto al público donde, aparte de empleados eventuales, trabajan todo el año 20 personas, de las cuales 14 son jardineros. Estamos en Chanticleer Garden, muy cerca de Filadelfia y vamos a disfrutar de un fascinante e imaginativo jardín.

 

Un poco de historia

Chanticleer Garden fue creado a principios del siglo XX en un suburbio del condado de Delaware, conocido por la histórica estación de ferrocarril de Pensilvania, Estados Unidos, y a unos treinta minutos de Filadelfia. La casa se completó en 1913 y fue diseñada por el arquitecto Charles L. Borie.

 

Chanticleer Garden Foto 1

 Chanticleer Garden Foto 2

 

Las terrazas, como una extensión de la casa, fueron diseñadas por el arquitecto paisajista Thomas, y lo que en principio fue una casa de verano, se convirtió en residencia permanente de los Rosengarten a partir del año 1924. Además, la casa y los terrenos están incluidos en el listado del National Register of Historic Places desde 1984.

 

Cuando falleció su propietario, en 1990, el jardín comenzó su transformación de la mano de los jardineros que allí trabajaban y que desde ese momento se hicieron cargo de su diseño y mantenimiento.

 

Un jardín botánico distribuido en 15 áreas

Las numerosas especies de plantas que cubren sus casi 20 hectáreas de superficie han convertido a Chanticleer Garden en un jardín botánico, cuyo código de identificación como miembro del "Botanic Gardens Conservation Internacional" (BGCI), así como las siglas de su herbario es 'CHANT.3.


Chanticleer Garden Foto 3

 Chanticleer Garden Foto 4

 

En la actualidad, está en manos de William Thomas, su jefe de jardineros, quien además es también el director ejecutivo de la Fundación Chanticleer. Previamente trabajó durante 26 años en Longwood Gardens, en Filadelfia, Pensilvania, realizando trabajos en el campo de la horticultura, diseño de jardines y enseñanza.

 

Chanticleer Garden Foto 5

Chanticleer Garden Foto 6

Chanticleer Garden Foto 7

 

Esa experiencia se palpa en Chanticleer Garden, un jardín que no quiere perder su condición de jardín en singular, a pesar de que los caminos serpentean y nos conducen a diferentes espacios. Así, 15 áreas con pretensiones muy diversas y plantas se han elegido para dar sentido a todo el conjunto, que está en constante evolución, pero mantiene siempre un hilo conductor. Las zonas son: Orchard, Chanticleer House Garden, Bell's Run Creek, Vegetable Garden, Minder Woods, Bell's Run Woodland, Cut-Flower Garden, Pond Garden, Ruin Garden, Tennis Court Garden, Asian Woods, Gravel Garden, Teacup Garden y Serpentine.

 

Los jardineros protagonistas

Gran parte del éxito de este jardín se le atribuye a la libertad que suele darse a los jardineros para diseñarlo, planificarlo y seleccionar especies. Son los creadores de esos espacios y, como protagonistas, el mérito de ese jardín, considerado el más bello y romántico jardín de Estados Unidos, les pertenece.

 

Chanticleer Garden Foto 8

 Chanticleer Garden Foto 9

 

El jardín es fascinante. Probablemente más de uno reconoceréis alguna de las fotos de los famosos asientos de piedra o los de madera ubicados con muchísimo encanto y acierto en rincones mágicos de Chanticleer Garden. Rincones que hacen posible crear una atmósfera única incluso entre ruinas.

 

Además, algunos de los empleados dan rienda suelta también a sus dotes artísticas y realizan trabajos en madera y otros materiales naturales que aumentan el interés de este jardín.

 

Chanticleer Garden Foto 10

Chanticleer Garden Foto 11

 

Pero quizá lo mejor de todo es que no es un jardín pensado únicamente para disfrutarlo, sino que en él también se dedica un apartado muy importante a la docencia, con cursos y conferencias que acercan al arte de la jardinería utilizando como patrón su propio jardín. Como ellos mismos afirman, Chanticleer Garden es un jardín de placer y aprendizaje, relajante y lleno de ideas para llevar a casa.

 

Está abierto al público, previo pago de una entrada, de miércoles a domingo, desde abril hasta octubre. En su sitio web se pueden encontrar más información.

 

El Blog de la Tabla

María José Holguín, editora y autora del blog.
Desde 2011 comparto contenidos sobre plantas, jardines y vida verde, que combino con fotografía y arte en el jardín. Vivo en Valencia, donde he sido viverista durante 17 años, y estoy licenciada en Publicidad en la Facultad de C. de la Información de la Universidad Complutense de Madrid.

Sitio Web: www.elblogdelatabla.com