Sylvestris: nuevo modelo de desarrollo forestal sostenible

A veces la sostenibilidad está más cerca de nosotros de lo que creemos. Por eso, nada como observar qué es lo que tenemos a nuestro alrededor para saber cómo podemos aprovecharlo. Eso es lo que hace Sylvestris 1.0, un nuevo modelo de desarrollo rural integral para zonas forestales.

 

 

Las zonas rurales dependen en muchas ocasiones de sus propios recursos naturales. A estos recursos va ligado, de forma directa, un desarrollo más amplio a nivel industrial, económico y de generación de empleo. En muchas ocasiones, estos mismos recursos naturales y su tratamiento por parte del hombre juegan un importante papel en el sentimiento de unidad e identidad de una comunidad o zona geográfica ya que, seguramente, estos mismos recursos que hoy en día suponen una salida económica tradicionalmente han sido tratados o explotados por el hombre en ese mismo lugar. Lo que que cambia, evidentemente, es la forma de hacerlo y las posibilidades que la situación actual puede facilitarnos.

 

El problema ahora, y más en el contexto de crisis económica en la que nos encontramos, es que debemos buscar sistemas que permitan aprovechar estos recursos naturales de una forma eficiente, completa y sostenible, valiéndonos para ello de las nuevas industrias, productos innovadores y demandas del mercado. Para poder realizar esta labor es indispensable crear algún tipo de metodología con la que podamos evaluar de forma fiable recursos disponibles y su capacidad de suministro y explotación, así como las posibilidades de establecer circuitos viables que permitan crear alrededor de ese recurso natural un sistema económico sostenible. Es decir, no sólo se trata de obtener un recurso o materia prima, sino de saber clasificarlo, modificarlo y transformarlo en otros productos secundarios que a su vez puedan comercializarse y que permitan estructurar una cadena económica local estable, ecológica y sostenible a largo plazo.

 

SYLVESTRIS_PINO

 

En el caso de las sociedades rurales ricas en recursos forestales, existe un problema añadido que se amplía a todo el sector forestal, la falta de rentabilidad de la gestión del monte, ya que los ingresos derivados de la explotación forestal están muy limitados por el escaso valor actual de la materia prima. Si a esto unimos un insuficiente desarrollo del mercado forestal, nos encontramos con una serie de zonas con un entorno muy rico en las cuales crear ese ciclo económico que genere empleos y economía estable es muy complicado. El problema no es exclusivamente el poco valor de la materia prima, ya que muchas veces el aprovechamiento de ese recurso natural no es completo. Por ejemplo hay lugares con industria maderera que sólo se dedican a la actividad extractiva de oportunidad, siendo la economía de esa zona dependiente de los compradores de ese determinado producto. Como consecuencia, la repercusión local en renta económica es baja y los puestos de trabajo creados en la zona son pocos. A esto se une también un segundo problema que concierne a la gestión de los montes: la reestructuración de la explotación de montes separa, desde el punto de vista de organización de la Administración, la conservación del medio natural de la política forestal. Así pues, es necesario unir explotación forestal y medio ambiente.

 

La decisión de vincular el sector forestal al desarrollo rural no puede verse más que como un acierto que abre un nuevo campo de posibilidades para un sector tan necesitado de impulso. Las zonas forestales tienen la capacidad de construir su propio futuro, sus recursos son ricos y abarcan distintos campos como el turismo, la madera y la silvicultura, la micología, la ganadería extensiva y la biomasa. Todos éstos son sectores que potencialmente están en alza y que pueden generar empleos, además en todos estos campos interrelacionados entre sí las inversiones necesarias son moderadas y los mercados de los productos obtenidos son estables y crecientes. El principal riesgo es, como decíamos anteriormente, el suministro directo de materias primas. En este sentido, los ayuntamientos y comarcas forestales deben contribuir a aportar seguridad, garantizando facilidades que propicien la implantación de industrias secundarias estables.

 

SYLVESTRIS_BIOMASA

SYLVESTRIS_GANADERIA

SYLVESTRIS_SETAS

 

¿En qué consiste Sylvestris 1.0?

Sylvestris 1.0 es una herramienta que nos indican los pasos a seguir para conseguir el desarrollo de una zona rural con recursos forestales. El modelo, canalizado mediante una aplicación informática, permite operar sobre cada proceso de transformación definido y permite realizar consultas, identificar incompatibilidades ofreciendo la posibilidad de ampliar la línea de inversión en función de las sinergias y compatibilidades entre los distintos procesos de explotación de la zona forestal determinada.

 

En este primera fase del proyecto, la metodología que ha empleado el proyecto Sylvestris 1.0 se ha basado en diagnosticar la situación actual de los recursos naturales, maximizar el valor de los mismos, optimizar la inversión para obtener la máxima rentabilidad en beneficio y diseñar y desarrollar modelos de negocio que atraigan inversores. Respecto a las posibilidades de desarrollo local que permite la puesta en marcha de este tipo de iniciativas, la herramienta pone en valor casos reales que permitan a Ayuntamientos e instituciones crear una imagen real de lo que cada industria podría suponer. Por ejemplo, en una comarca con una producción de 30.000 metros cúbicos de madera se podrían crear más de 400 empleos directos y 65,5 millones de euros tanto con la extracción, como con el tratado, la modificación, la difusión y otras industrias relacionadas.

 

Este análisis observa todo tipo de productos y mercados accesibles a partir de los productos disponibles cuantificados en cantidad y calidad y de la estructura industrial disponible, seleccionando aquellos que tienen mejores expectativas y que pueden producir sinergias con otros productos. Por último, Sylvestris 1.0 incluye un plan de diseño de procesos resaltando los valores más importantes de los mismos, su carácter innovador, los puestos de trabajo que puede crear, la estabilidad y los beneficios que de ellos se pueden obtener, tanto por parte del ayuntamiento como por parte de las industrias que allí decidan implantarse.

 

SYLVESTRIS_1


Sylvestris 1.0, que tiene por subtítulo “Herramienta para maximizar la fijación del valor integrado de los recursos naturales en el territorio del origen”, es un proyecto piloto de la Red Rural Nacional financiado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) y ha sido desarrollado por la Fundación Cesefor en colaboración con Pirinea. El objetivo de este proyecto, que ya se ha implantado con éxito en zonas como las comarcas de Urbión (Soria) y Sobrarbe (Huesca), es llamar la atención de ayuntamientos e instituciones para que favorezcan la implantación de la segunda fase del proyecto, Sylvestris 2.0, lo que supondría implantar parte de esas industrias ya estudiadas.

 

ENLACES:

MAGRAMA- http://www.magrama.gob.es/es/desarrollo-rural/temas/red-rural-nacional/default.aspx

CESEFOR: http://www.cesefor.com/

PIRINEA: http://www.pirinea.es/

SYLVESTRIS: http://www.sylvestris.es/

Revista Espores. La veu del Botànic

Redacción de Espores, la veu del Botànic

Revista de divulgación científica del Jardín Botánico de la Universidad de Valencia

Medios