La fruta del mes es...¡el higo!

Es temporada de higos ¿Lo sabías? Dulces y fresquitos son la fruta por excelencia del mes de agosto. Nuestra bloguer BALADRE nos lo cuenta desde su sección habitual donde nos hablará de la diferencia entre brevas e higos, de la biología de la higuera, de las variedades que existen y de alguna que otra receta de lo más sabrosa.

Los higos me recuerdan tanto al verano, y más concretamente, al mes de agosto. De pequeña, en casa de mis abuelos, siempre había y, la verdad es que, no duraban muchos días. ¡Todo un manjar! Era algo normal que, si algún vecino tenía alguna higuera en el campo, repartía a los demás. De hecho, ¿has paseado alguna vez cerca de una higuera? Desprende un olor especial que ¡huele genial! A mucha gente le encanta ese olor, si no te has percatado nunca en el próximo paseo fíjate bien, te lo recomiendo. Este mes te cuento más de esta fruta tan delicada y exquisita, ¡vamos allá!

 

ISS 2170 03634-2

 

Un poco de B, ¡de biología!
En la higuera encontramos las deliciosas brevas y los higos. Este árbol pertenece a la familia de las Moráceas, dicha familia consta de más de 1.500 especies de árboles y arbustos que producen látex. ¿Qué diferencia hay entra breva e higo? Bueno, pues la breva es el primer fruto que anualmente da la higuera, se recoge entre junio y julio, es más grande pero de sabor menos intenso. El higo, en cambio, es el fruto de la segunda cosecha del mismo árbol y aunque es más pequeño es mucho más sabroso, más dulce. ¡A mí me gustan ambos!

 

 hojahiguera

Imagen 11


El nombre científico de la higuera es Ficus carica. Así pues, es fácil reconocer una higuera, son árboles robustos que llegan a alcanzar los 10 metros de altura. Tienen raíces muy potentes y unas flores muy pequeñas que al desarrollarse dan los llamados higos. Las hojas son de color verde claro, con fuertes pelos rígidos en el envés, y son las que desprenden ese olor tan agradable del que hablaba en la introducción. El tronco suele ser grueso y retorcido.

 

Las ramas del árbol no poseen flores, ya que éstas se desarrollan en el interior del fruto y son pequeñísimas. El receptáculo entero de la flor se vuelve carnoso con la madurez, es por ello que, el higo entra dentro de la categoría de falso fruto. En realidad los frutos son las numerosas pepitas que se encuentran dentro del higo. ¿Lo sabías?

 

HIGOS-2


Te lo explico mejor... El higo, contrariamente a lo que se piensa, no es un fruto. Es un receptáculo carnoso denominado sicono, en forma de pera, que sirve de soporte a las flores masculinas y femeninas que originarán pequeños frutos denominados aquenios, que vulgarmente llamamos pepitas. Es por tanto una infrutescencia. La parte carnosa y dulce del higo o sicono corresponde a las flores que después de la fecundación se hinchan y se vuelven carnosas.

 

La higuera tiene un sistema radicular potente. Soporta grandes períodos de sequía, porque se adapta a gran variedad de suelos, aunque es más productiva en aquellos que son profundos y fértiles. Pero no es de extrañar ver crecer higueras en cualquier lado. ¡Yo he visto una creciendo en el tronco de una palmera!

 

Consumo y conservación
Mayoritariamente el higo se utiliza como fruta para consumo en fresco. También está disponible en el mercado desecado, en puré, en conserva, confitados y para una especie de vino.

 

ISS 12692 07333

 

Es bien sabido que los higos son frutas muy frágiles, así que conservarlo en buenas condiciones es un poco difícil. Los higos más maduros no aguantan más de tres días en la nevera. Es por esto que la importancia comercial de los higos secos y en conserva haya aumentado.


En los higos desecados la humedad del fruto se reduce del 80% al 15%. De manera que los componentes nutritivos del higo se concentran. Adoptan una forma aplastada, flexible, de color gris violeta o pardo amarillenta y un poco viscosa. Desecadas se conservan mucho más tiempo.

 

Imagen 05

 

Para la conserva se utilizan higos otoñales de tamaño reducido y muy dulces. Se les añade azúcar y algún licor (ron, coñac o jerez).
Otro uso es como sustituto del café. Esto se hace tostando los higos y moliéndolos.

 

¿Y de dónde procede el higo?
Su historia es muy amplia y variada. Ya en Egipto, concretamente en la pirámide de Gizeh (año 4.000- 5.000 a.C.) se han encontrado dibujos representativos de su recolección. En el libro del Éxodo forman parte de los frutos que los exploradores de Canaán presentaron a Moisés. Siempre fueron un alimento esencial para los griegos: las higueras se consagraban a Dionisios, el dios de la renovación. Como dato curioso, cuando se fundaba una ciudad, se plantaba una higuera entre el ágora y el foro para señalar el lugar donde se reunirían los ancianos. Fue el manjar predilecto de Platón, de hecho se le conoce como la "fruta de los filósofos". Y Galeno recomendaba su consumo a los atletas que participaban en los Juegos olímpicos.


02I43409

 

Parece ser que el origen de la higuera es el Mediterráneo y sus frutos han sido muy apreciados por las diferentes culturas que se han asentado en las orillas de este mar a lo largo de los años. Pero otras fuentes indican que el higo procede de los países del Oriente Próximo, abarcando desde la zona mediterránea hasta el oeste de Asia. Sin embargo antiguas civilizaciones del Mediterráneo oriental usaron el higo mucho antes de que llegara a Europa.

 

Probablemente su cultivo se inició en Arabia meridional desde donde se extendió al resto de países. También se han encontrado higos fósiles en depósitos terciarios y cuaternarios en Francia e Italia. Posiblemente los fenicios fueron quienes difundieron el cultivo de la higuera en Chipre, Sicilia, Malta, Córcega, islas Baleares, península Ibérica, Francia. Los griegos llevaron el fruto a Palestina y Asia Menor.

 

86A8D1A8-BD8E-B6F7-E8421857884759D3 1 2

 

Los principales países productores son: España, Italia, Grecia, Turquía, Israel, Francia, Estados Unidos y Brasil. Dentro del territorio español destaca su cultivo en Huesca (Fraga), Lérida, Ávila y Cáceres (Sierra de Gredos), Murcia y Alicante.

 

La producción mundial de higos está próxima a 1 millón de toneladas y es en los países de la cuenca del Mediterráneo y Oriente Medio, donde se obtiene aproximadamente el 90% de la producción de higos. En cuanto a las importaciones de higos secos, los principales importadores se encuentran en Europa. De los países europeos España es el principal productor y exportador, con alrededor de 60.000 toneladas de higos producidos. Las principales regiones productoras son Baleares, Extremadura y Andalucía.

 

Variedades más conocidas
Primero comentaros que las higueras cultivadas se pueden clasificar en dos tipos en función del tipo de producción: bíferas o higueras breveras, si es que producen brevas e higos, y uníferas o higueras comunes, cuando sólo higos. En España destacamos las variedades Colar, Goiña y Ñora, de entre las breveras, y Blanca temprana, Melares, Blanca de Maella, Napolitana, Verdal, Burjasot, Cuello de Dama y Pellejo de Toro, de entre las higueras comunes. A partir de esta primera clasificación podemos encontrar cientos de variedades en el mercado dependiendo de si necesitan o no ser polinizadas, de la diversidad de formas de sus frutos o también de su gama de colores, entre otras características.

 

Imagen 08

 

Si nos centramos en el tema del color, que es más fácil de visualizar, podemos clasificar a los higos en tres grupos según el color de su piel en estado de maduración: las variedades blancas, de color blanquecino, amarillento o verde; las coloradas, incluyen los frutos de color azulado más o menos claro; y las negras, de color rojo oscuro o negro.

 

Las variedades blancas presentan en su madurez un color blanquecino, amarillento e incluso verde. Los más sabrosos son los de color amarillo dorado o verdoso. Dentro de este grupo está la variedad 'Kadota', que es la más importante procedente de Italia. También conocida con el nombre de 'Dotato', es una variedad de piel amarillo-verdosa y pulpa púrpura. Pueden contener o no semillas en función del tipo de polinización usada. Las variedades sin semillas miden de 3 a 5 centímetros y la longitud de los frutos con semillas es de 5 a 8 centímetros. 

 

 Imagen 09-2

 

Las variedades coloradas se diferencian por sus higos de color pardo azulado más o menos claro mientras que las variedades negras incluyen higos con un color que va desde el rojo oscuro hasta el negro, destacando las negro púrpura por su calidad. A este grupo pertenecerían las variedades 'Brown Turkey', 'Celestial' y 'Sari Lob'. La primera crece principalmente en Israel, Italia y California y está disponible de abril a enero. Los frutos tienen forma de pera, miden de 4 a 6 centímetros y tiene la piel de color rojo oscuro. Es una variedad dulce y con jugo y normalmente se enlatan.

 

Por otro lado tenemos la 'Celestial' o 'Celeste' que procede de México y California y está disponible de noviembre a enero. Cuando el fruto madura la piel se torna púrpura y la carne mantiene un color rosado. Por último está la variedad 'Sari Lob', la principal cultivada en Francia e Israel, aunque también es importante en el Mediterráneo. El fruto es de color púrpura-amarillento y tiende a abrirse cuando madura. El sabor es dulce y con aroma.

 

timthumb


En cuanto a las higueras breveras, las especies más cultivadas en el sureste de España son la Colar y la Goina. La Colar, también denominada por los agricultores Negra y Florancha, es la más estimada por su calidad. Las brevas colares son de mayor tamaño que las otras, de color más negro, de forma más redonda y con facilidad de rayado o agrietamiento de los frutos, característica comercial apreciada por el consumidor dada la vistosidad de la fruta.

 

Las Goinas son de sabor parecido pero de menor tamaño y peso. Además, se caen al madurar por lo que su cultivo actualmente está en declive. Las brevas comercializadas en el mercado español proceden de las cosechas del propio país, de Elche (Alicante), Castellón y Extremadura.

 

Su nutrición y sus beneficios
Dicen que...¡El higo engorda! Y sí, así es. Los higos tienen un alto valor calórico debido a su riqueza en hidratos de carbono (sacarosa, glucosa, fructosa) pero lo compensan con su algo contenido en nutrientes, fibra dietética, potasio, proteínas, minerales (hierro, fósforo, magnesio, cobre y zinc) y vitaminas (riboflavina y vitamina B6), que no es poco. Y una cosa te digo, cien gramos de higos frescos proporcionan unas 65 calorías, aunque el mismo peso en frutos secos proporciona 280 calorías. ¡Ahí lo dejo!

Imagen 10

Propiedades nutritivas:
- Mucha fibra; que mejora el tránsito intestinal. Un par de higos diarios hacen más por mantener la flora intestinal sana que cualquier otro alimento o producto farmacéutico.
- Ácidos orgánicos y minerales como el potasio, el magnesio y el calcio, este último de peor aprovechamiento que el que procede de los lácteos u otros alimentos que son buena fuente de dicho mineral. El potasio es necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal e interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula. El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.
- Provitamina A, de acción antioxidante. Este nutriente se transforma en vitamina A en nuestro organismo conforme éste lo necesita. Dicha vitamina es esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico, además de tener propiedades antioxidantes.

tabla-HIGOS

mcg = microgramos

  

Propiedades para la salud:
Como son tan ricos en hidratos de carbono, que el organismo transforma en glucosa, van genial para quienes necesiten un aporte extra de energía; embarazadas, lactantes, niños en época de crecimiento, adolescentes y para personas con un desgaste físico o intelectual importante.

 

 HIGOS-3

 

La fibra que contiene es beneficiosa para el correcto funcionamiento del tubo gastrointestinal, mientras que los minerales y vitaminas son esenciales para el crecimiento, desarrollo y mantenimiento de una buena salud durante toda la vida. En general, desde hace muchos siglos se conoce por sus propiedades medicinales, así que si te gustan los higos aprovéchate, ya que:

- regula la digestión
- ayuda a disminuir la sensación de agotamiento
- estimula la capacidad de concentración
- mejora el estado de ánimo
- elimina el nerviosismo

 Su uso externo está recomendado para las inflamaciones de la boca, llagas y quemaduras. ¡Un truco! La leche de los higos verdes elimina las verrugas, y el dolor dental desaparece si se aplica la carne prensada del higo sobre la encía.

 

Ahora viene la práctica... ¡Receta con higos!

Chips de higos. Me ha encantado esta receta tan original, se trata de hacer patatas fritas usando higos en lugar de patatas. ¡Más fácil no puede ser!

 

CHIPS

 

Solo necesitas de 4 a 6 higos medianos y un cuchillo para rebanar adecuadamente los higos. Aunque si los congelas un poquito antes de cortarlos te va a ser mucho más fácil hacer lonchas finas.

Pasos a seguir:

1. Precalienta el horno a 180ºC
2. Con un cuchillo corta lo más fino que puedas los higos haciendo pequeñas lonchas.
3. Coloca los higos en una bandeja para horno.
4. Hornea durante 5-10 minutos o hasta que los higos estén secos.
5. Deja que se enfríen en la bandeja y... ¡a disfrutar!

 

¡Inspírate! Ilustraciones botánicas rebonicas...

Algunas artistas exponen sus creaciones en internet, así nosotros las miramos y admiramos. ¡Espero que os gusten! 

ILUSTRACION-1

Imagen: Anna Mason Art  Fuente: annamasonart.com/gallery/fruit

ILUSTRACION-2

Izquierda: Imagen de Sarah Maycock; Derecha: Imagen de Maria Elena Ferrari, mariaelenaferrari.blogspot.com.es

 

Nos vemos en la próxima fruta del mes. ¡Feliz mes de agosto y que comáis muchos higos!

BALADRE Crafting·Creativity

Bloc a càrrec de Silvia Pérez, biòloga i amant de la fotografia i les manualitats.

Direcció del bloc: : baladrecraftingcreativity.wordpress.com