Almendras valencianas, ¡en crema!

"Prunus dulcis" "Prunus dulcis"

El campo también es una opción de vida, y de proyectos. Dos jóvenes han recuperado y mantenido tierras familiares de almendros creando frutos de primera calidad, los cuales han convertido en otros productos de alimentación que están teniendo una buena acogida local, pero también en los mercados extranjeros. Y todo a partir de agricultura ecológica.

¿Qué lleva a dos chicos con trabajos estables en ciudades como Valencia y Oviedo, a trasladarse al campo y crear un proyecto totalmente vinculado a la tierra y sus productos? Es verdad que los medios hablan de nuevos movimientos desde las urbes, tan pobladas las últimas décadas, hacia modelos de vida más conectados con la naturaleza, si bien es verdad que siempre tienen que ir acompañados de trabajos que permitan mantenerlos. Acompañadnos a descubrir cómo es posible construirse una nueva forma de ganarse la vida.

 

Y la idea nació de una almendra

Vivir de la tierra, así definen Juanfran y Jose Carlos el impulso que los llevó a dejar sus trabajos e ir a La Marina Alta a comenzar su aventura. Formados en agricultura ecológica y con experiencia puntual en el sector, decidieron sacar provecho de los campos familiares de almendros que tenían, pero añadiendo su toque: técnicas sostenibles, maquinaria tradicional y transformar el producto para conseguir almendras de gran calidad. Además, se les presentaba una oportunidad añadida, recuperar campos en una comarca maltratada, con mucha especulación y un paisaje degradado en cuanto a la agricultura. Ahora sus campos están en pueblos como Teulada, Pedreguer, Xaló, Orba, Ondara, Benidoleig y Murla.


IMG 20151028 WA0015

 

Así la primera parte estaría cumplida, aprovechar campos de almendros para obtener un buen producto con una agricultura mucho más respetuosa con el entorno. Pero cuando hay ganas de hacer cosas siempre sale un siguiente paso, y en este caso fue descubrir que las cremas caseras que hacían a partir de sus almendras tenían buena acogida en mercados locales y pedidos puntuales. Y ahora su listado de productos incluye la crema de almendras natural (que es almendra pura y disuelta en agua da leche de almendra), la crema dulce con azúcar de caña integral ecológico, la que lleva algarroba, otra con cacao, la salada, la repelada y la de turrón.

 

Un producto que puede ganarte no sólo por el paladar, dado que se persigue la excelencia organoléptica, sino también por todo el valor añadido que tiene, como ser totalmente natural, artesanal, con garantía de tratamiento basado en sostenibilidad y beneficio social, y porque además es versátil y se le puede dar infinidad de usos.

 

Continuar emprendiendo

Aunque las ideas no paran en esta empresa, y ahora también trabajan incluso miel, leña de la poda de los almendros y corteza de almendra. Cuesta de imaginar que puedan surgir tantas cosas de unos mismos campos dedicados todos al cultivo del Prunus dulcis. Además, está la distribución de frutas y verduras ecológicas, y la producción y asesoramiento en el uso en el campo de productos biológicos como los biofertilitzantes.

 

 MG 9974

 4f411c7dd400d8cc3ebd00031ff0e07d M

Haz clic en la imagen para saber más sobre la leche de almendras

 

Aun así, están en fase de desarrollo de un proyecto local centrado en los habitantes de La Marina Alta. ¿Por qué vivir rodeados de campos de frutales, casi al alcance de la mano, y después ir a comprar nuestros alimentos frescos al supermercado? Con un sistema organizado, podemos tener producto orgánico y de temporada con un mínimo de transporte, porque lo tenemos prácticamente de vecino. Así, se trata de transformar los campos de monocultivos de cítricos de la comarca, en otras de policultivos de frutales, y que gracias a sinergias con los agricultores locales, los clientes puedan hacer la compra on line de productos orgánicos de gran calidad, a sabiendas además de que se favorece la producción y el consumo de proximidad, tal y cómo está pasando ya en muchos lugares.

 

Todo lo están desarrollando desde Aloha Organics, el nombre que han elegido y que significa bienvenido, y se encuentran en proceso de construcción de su portal www.aholaorganic.org Han empezado por el mercado local, pero el boca a boca ya los ha llevado por casi todo nuestro territorio, y se encuentran en proceso de expansión por Suiza y Alemania.

 

Una vida agrícola

Vivir en el campo no es lo mismo que vivir del campo. Para Juanfran y Jose Carlos vivir en el campo es una opción de vida, dado que parten de la conocida máxima “somos lo que comemos” para ellos lo mejor es comer lo que uno hace. Además, puedes estar en contacto con la naturaleza a diario, una necesidad básica en su caso, aprendiendo continuamente, conectando con los ciclos vitales, y formando parte de un sistema social en el que todos dependen de todos.

.

IMG 20151028 WA0005

 

Y en cuanto a vivir del campo, piensan que hay múltiples opciones de desarrollo de proyectos, pero siempre que hayan ganas e ilusión para hacerlo viable. Recomiendan salir de los programas de cultivo convencionales y del comercio preestablecido, tratando de crear productos propios, originales o innovadores, dado que la agricultura ya tiene muchas parcelas en las que es difícil destacar. Por su parte, también echan de menos apoyo por parte de las administraciones en los proyectos pequeños que luchan por ver la luz.

 

Agricultura vs agricultura ecológica

Este punto lo tienen claro, para Aloha orgánicos el único camino posible hoy en día es el de la sostenibilidad y conseguir que se generen los mínimos residuos. Si nos consideramos a todos parte de un sistema donde todos los elementos tenemos la misma importancia, ¿cómo no tratar de llegar a un bien común que favorezca a todo el mundo? Con todo, dentro de la misma ética, son conscientes de que las opciones pueden variar y están abiertos a las diferentes certificaciones y las múltiples versiones del cultivo orgánico.

 

IMG 20151028 WA0003

 

Y también ven mucho trabajo por hacer en nuestra Comunidad, a pesar de que hay muchos pequeños proyectos que están cambiando la agricultura. Pero todavía hay que ser más responsables a nivel medioambiental, cambiar el modelo extendido años atrás del monocultivo, y crear alternativas válidas para respetar el entorno, que es quien nos tiene que sobrevivir.

 

En definitiva, mirar al futuro y ser conscientes de nuestros actos a nivel agrícola. Ellos también miran a ese futuro y lo que persiguen no es sólo seguir trabajando con campos abandonados para darles una nueva oportunidad, sino hacer de la empresa un modelo de vida, cuidando del medio que les rodea y recuperando paisaje, y también generando alrededor un grupo de personas que puedan trabajar y beneficiarse haciendo un reparto equitativo de los recursos que se obtienen. Y bien es verdad que cuesta mucho trabajo imaginarlos con una forma de trabajar diferente, ¿no?

 

Quién está detrás

Este artículo está escrito gracias a la colaboración y las respuestas de Juanfran y Jose Carlos, los responsables de Aloha Organics. Juanfran es de familia de agricultores y ha estudiado Administración y dirección de empresas. Buscando una vía laboral que le gustara, trabajó en importación y exportación de cítricos en Inglaterra, con frutas de contra temporada en Barcelona, envasado de frutos secos en Pirineos, y venta de suministros agrícolas en Valencia. Se ha formado finalmente en Técnico de Explotaciones Agrícolas.

 

almendros flor

Flor de Prunus dulcis. Fes clic per saber més sobre aquest fruiter

 

Jose Carlos es también de familia de agricultores y ganaderos, pero viviendo de cerca la producción intensiva y el uso de productos tóxicos, cuando decide encarar un nuevo camino cambia la perspectiva y se forma durante 5 años en agricultura ecológica desde diferentes enfoques. Se ha centrado en análisis cualitativo de suelos y desarrollo de productos orgánicos para recuperar fertilidad.

Eva Pastor

Responsable de Cultura y Comunicación del Jardí Botànic UV.
Me gusta la música, los libros, viajar, escribir, la divulgación científica e ir al cine con todas las consecuencias; hacer cola, comer palomitas... Me divierte ordenar con mis hijos la colección de coches de Cars. Nunca he comprendido las reglas del tenis y me da dentera cortar la pizza con tenedor y cuchillo.